El rey emérito figura como tercer beneficiario de la fundación que pagó sus vuelos privados

Álvaro de Orleans, primo lejano, y uno de sus hijos son el primer y segundo propietarios

Álvaro de Orleans y Borbon.
Álvaro de Orleans y Borbon.RODRIGO CARRIZO COUTO /

Álvaro de Orleans-Borbón, propietario de la fundación que pagó vuelos privados del rey emérito, nombró a Juan Carlos I como tercer beneficiario de los fondos que administra en el supuesto de que fallezcan él o uno de sus hijos, primer y segundo beneficiario respectivamente, según el reglamento de la misma al que ha tenido acceso EL PAÍS. La fundación Zagatka se creó en Liechtenstein el 1 de octubre de 2003 y abrió una cuenta en el banco suizo Credit Suisse en la que se abonaron decenas de vuelos privados durante 11 años.

El reglamento de la fundación determina que el primer beneficiario de la misma es Álvaro de Orleans-Borbón “irrevocablemente designado”. Uno de sus cuatro hijos figura en calidad de segundo beneficiario “con efectos después de la muerte del primer beneficiario”. Y en tercer lugar, se designa a Juan Carlos I. “En caso de que el segundo beneficiario muera antes del primer beneficiario o en caso de la muerte simultánea del primer y segundo beneficiario la fortuna de la fundación será atribuida al tercer beneficiario. Se designa en calidad de tercer beneficiario a Juan Carlos de Borbón y Borbón”, señala el documento cuya veracidad ha sido corroborada a este diario por los abogados de Orleans.

Los estatutos de Zagatka explican, a continuación, la elección del rey emérito como tercer beneficiario de la fortuna que administra en la actualidad esta fundación, según su propietario y primer beneficiario, alrededor de 10 millones. “La presente atribución se hace en razón de sus sentimientos de admiración y de reconocimiento por haber abierto a España el camino de la libertad y por haber, gracias a su constancia y a su habilidad, y también su humanidad, restablecido las libertades públicas en un régimen parlamentario, llevado España a la democratización”, señala el acta fundacional.

La fundación Zagatka destaca que el referido reglamento es “irrevocable” después de la muerte del primer beneficiario, es decir de Álvaro de Orleans, de 73 años, salvo en el caso del segundo y el tercer beneficiario que si podrán modificar las cláusulas actuales, y establece que los pagos de los fondos que administra se harán después de la deducción de gastos e impuestos.

El documento está firmado por el abogado Dante Canonica y Guido Meier, que figuran como consejeros de la fundación. El reglamento de la fundación está fechado el 8 de mayo de 2006 y anula el anterior de fecha 1 de octubre de 2003.

Philippe Cottier, abogado de Orleans, afirma que su cliente creó la fundación para cumplir la tradición de su padre y abuelo de ayudar a las monarquías europeas.

Lo más visto en...

Top 50