Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Estanterías de Ikea de distinto tamaño y para todas las estancias, por menos de 60 euros

Soluciones para el salón, la zona de estudio, el baño o la despensa con las que optimizar el espacio y la capacidad de almacenaje en casa

Ikea cuanta en su catálogo con estanterías y librerías muy versátiles. IKEA.
Ikea cuanta en su catálogo con estanterías y librerías muy versátiles. IKEA.

Hay productos que se convierten en señas de identidad de una marca y en el caso de Ikea ese artículo es la estantería Billy. Diseñada en 1979 por Gilles Lundgren, es una librería que ha vendido millones de unidades en todo el mundo y, según cálculos de la compañía sueca, hay una Billy por cada 100 personas en el planeta.

Hoy en día en su catálogo se puede encontrar, junto al sistema Billy, muchas otras estanterías funcionales, bonitas y económicas con las que decorar la casa y ampliar el espacio de almacenaje. En EL PAÍS Escaparate nos hemos fijado un presupuesto de 60 euros y hemos seleccionado once propuestas que se pueden adquirir online y que son perfectas para el baño, la cocina, el salón, el dormitorio o el trastero.

SALÓN O DORMITORIO

Estantería vertical u horizontal, KALLAX

Esta opción ofrece una gran versatilidad porque se puede colocar en varias posiciones para adaptarse a distintas estancias. Dispone de huecos cuadrados que se pueden dejar abiertos o cerrados con cajas a la medida. Sus dimensiones son 77 x 147 x 39 centímetros y cada balda soporta un peso de 13 kilos. Además de en blanco, también se puede adquirir en un tono roble, gris o marrón/negro.

Estantería en gris oscuro, LERBERG

Una modelo moderno y sencillo, con mucho espacio para almacenar objetos o libros de distintos tamaños. Está fabricada en acero y lleva un revestimiento de poliéster en polvo, por lo que se puede limpiar con un paño húmedo. Mide 60 x 148 centímetros y es un producto que registra valoraciones muy positivas por parte de los usuarios de la plataforma.

Estantería en negro, OBEGRÄNSAD

Con un diseño bajo de líneas depuradas y estética minimalista, esta estantería es perfecta para dar un aire diferente a cualquier habitación. Está pensada para colocar el tocadiscos o unos altavoces, pero también se adapta a libros, archivadores o cajas de distinto tamaño. Sus medidas son 65 x 81 x 35 centímetros.

ZONA DE ESTUDIO o TRABAJO

Librería en blanco, BILLY

Un clásico de la marca sueca que sigue arrasando en ventas temporada tras temporada gracias a su capacidad para adaptarse a todo tipo de estilos decorativos. Las baldas son regulables y ofrecen gran capacidad de almacenaje. Este modelo en concreto, en color blanco, tiene unas dimensiones de 80 x 28 x 202 centímetros.

Combinación de librería y patas, EKET

Blanco y negro son los dos colores en los que se comercializa este modelo de estantería, de diseño cuadrado, y con cuatro huecos de almacenaje. Se puede combinar con otros productos de la serie EKET y es una solución pequeña y discreta que se adapta a cualquier rincón.

Estantería de metal, BAGGEBO

Esta estantería de metal, en color blanco, tiene una dimensiones de 60 x 25 x 116 centímetros y es una apuesta muy económica que ofrece un sin fin de posibilidades. Se trata de un diseño sencillo, que alternar la malla y el metal, para conseguir una conjunto armónico y moderno. Se adapta a otros artículos de almacenaje de la serie BAGGEBO.

BAÑO

Estantería esquina para baño de bambú, RÅGRUND

Una propuesta perfecta para aprovechar al máximo el espacio del aseo o el baño, en color madera, y con tres baldas. Está fabricada en bambú, un material muy resistente, y es ideal para aportar un toque cálido a cualquier estancia.

Estantería para baño en dos colores, VESKEN

Quienes necesiten un espacio extra de almacenaje en baños pequeños pueden recurrir a estas baldas que se comercializan en dos colores: blanco o negro. Han sido fabricadas en plástico de polipropileno y se puede limpiar con un paño húmedo. Cuentan con capacidad suficiente para guardar y tener a mano los productos de aseo y para montarlas basta con ensamblar las distintas partes.

DESPENSA o TRASTERO

Estantería modular de madera, HEJNE

De líneas sencillas y en un tono de madera sin tratar, esta estantería es adecuada para habitaciones como el trastero, la despensa o el garaje en las que se almacenan enseres que no se utilizan a diario. Son unas estanterías resistentes, de madera maciza, que miden 78 x 50 x 171 centímetros.

Estantes de metal, OMAR

Con estas dos secciones de estantes (que miden 60 x 25 x 77 centímetros) se puede conseguir mucho espacio de almacenaje en la cocina o la despensa. Es muy fácil de montar y las bandas son regulables para adaptarse a las necesidades de cada momento. Cada balda soporta 15 kilos de peso y también se puede utilizar en baños y otras zonas húmedas dentro de casa.

Estantería para interior o exterior, HYLLIS

Una propuesta muy económica, de metal, que soporta la humedad o las inclemencias climatológicas en exteriores. En ella se pueden poner desde tiestos de plantas en el balcón hasta cajas con ropa, herramientas o apuntes en habitaciones interiores. Se puede adquirir en dos tamaños e incluye unos tacos para evitar que el suelo se raye.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 22 de enero de 2023.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.




Sobre la firma

María Sánchez Sánchez

Redactora en Escaparate, donde se sirve de su experiencia en el periodismo digital para recomendar productos y servicios que pueden encontrarse en internet. Ha trabajado en medios como la Cadena SER y otras secciones de EL PAÍS como Verne o BuenaVida, además de colaborar con S Moda. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS