Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Los mejores termostatos inteligentes último modelo con los que ahorrar en calefacción

Estos termostatos inteligentes controlan la calefacción desde el móvil y se adaptan a nuestras rutinas. Además, ayudan a rebajar el gasto en la factura del gas o la luz

Probamos y ponemos nota a los mejores termostatos inteligentes domésticos de 2022.
Probamos y ponemos nota a los mejores termostatos inteligentes domésticos de 2022.

El aumento en la factura del gas de las últimas semanas (hasta un 163%, según Facua) preocupa, y mucho, en los hogares. ¿Qué medidas se pueden tomar para mantener la casa caliente en los meses más fríos controlando el gasto económico? Mejorar el aislamiento de puertas y ventanas o revisar periódicamente la caldera pueden ayudar.

Del mismo modo, resulta de utilidad sustituir el dispositivo para controlar la calefacción por un termostato inteligente: estos dispositivos, que funcionan conectados a Internet y al teléfono móvil, tienen en cuenta nuestros hábitos para ayudarnos a hacer un uso más racional de la calefacción, manteniendo en bienestar dentro del hogar pero reduciendo el consumo. La cifra de ahorro, según los distintos fabricantes de este tipo de dispositivos, se sitúa entre el 20 y el 40%.

¿Qué termostato inteligente comprar?

Modelos de termostato programable hay muchos, pero inteligentes no tantos y no se renuevan demasiado. A la hora de hacer la selección hemos considerado diversos factores:

  • Funciones inteligentes: además de programar su uso, se adaptan a nuestros hábitos, envían avisos cuando es necesario tomar alguna medida en el hogar…
  • Compatibilidad: que puedan utilizarse con distintos tipos de caldera o calefacción para que sean útiles para el mayor número de personas posible.
  • Instalación: cualquiera puede hacerlo siguiendo las instrucciones, por lo que no es necesario contar con un técnico especializado.
  • Programación: desde sus aplicaciones e, incluso, desde el propio dispositivo, es posible establecer calendarios de encendido y apagado.
  • Otros: si es posible combinarlos con otros dispositivos inteligentes del hogar, funciones adicionales, etcétera.

En concreto, los cinco modelos que hemos probado son: Meross Smart Wi-Fi Thermostat (con una puntuación media de 7,75), Nest Learning Thermostat (9,25), Netatmo Thermostat (9), Somfy Radio (8,5) y Tado V3+ Black Edition (9,25)

Comparativa sobre los mejores temortatos inteligentes: así los hemos probado

Para realizar las pruebas, hemos instalado los termostatos durante algo más de un mes en distintos hogares; tarea realizada por nosotros mismos, al igual que su configuración. Durante ese tiempo, hemos supervisado su funcionamiento y revisado el historial de uso para poder sacar las conclusiones.

Tras las valoraciones, dos modelos han quedado empatados con la mayor puntuación: Nest Learning Thermostat y Tado V3+ Black Edition. Del primero destaca su amplia capacidad para la programación automática en función de las rutinas. Del segundo, su completa funcionalidad y la posibilidad de utilizarlo junto con complementos como válvulas inteligentes en los radiadores.

Termostato inteligente Tado V3+ Black Edition: nuestra elección y la de mejor relación calidad-precio

Con una instalación sencilla y guiada paso por paso a través de la página web de la propia firma, está disponible en el clásico color blanco y en una edición especial muy elegante en negro; la que hemos probado para esta comparativa. Se controla desde una aplicación instalada en el teléfono móvil que tiene un diseño muy sencillo y un uso intuitivo.

A la hora de activar o desactivar la calefacción no depende solo de los hábitos; permite hacer una planificación por días y horas para establecer las temperaturas que se desee de lunes a viernes o los fines de semana o, incluso, durante los días de forma individual. En la app se incluyen distintas skills o funciones que se pueden ir activando o desactivando según lo deseemos.

Así, posee una llamada Ambiente confortable que analiza la calidad del aire y avisa, por ejemplo, cuando es necesario ventilar y por cuánto tiempo es recomendable tener las ventanas abiertas. El termostato inteligente Tado V3+ Black Edition también emplea la geolocalización para activar o desactivar la calefacción, se adapta al tiempo exterior o detecta las ventanas abiertas.

Como complemento al color negro del dispositivo (aunque no exclusivo de éste), la app también está disponible con un modo oscuro que ahorra batería y hace más agradable comprobar la temperatura en entornos con poca luz.

Cuando se utilizan además cabezales inteligentes para los radiadores, que también hemos tenido la oportunidad de probar, desde la app es posible ver todas las habitaciones, comprobar la temperatura actual, definir la deseada, realizar programaciones… y hacer ajustes individuales o para todas ellas a la vez.

En este sentido, un inciso: si no se instalan válvulas en todos los radiadores, cuando se establezca la temperatura para una habitación concreta también se iniciará el termostato, calentando la casa al completo hasta la temperatura determinada por el cabezal. Para que esto no pase, deberían instalarse en todos los radiadores.

Termostato inteligente Google Nest Learning: la alternativa

Destaca a simple vista por su cuidado diseño, en el que sobresale una gran pantalla que se enciende automáticamente cuando detecta que entras en la habitación para mostrar la temperatura, el tiempo o la hora. Se compone de dos elementos: el termostato en sí, que sustituye al que ya estaba instalado en la pared; y una unidad (Nest Heat Link) que se puede colocar en cualquier lugar de la casa y que es realmente la que une el sistema con el móvil: funciona a través de Wi-Fi y conectada a la corriente eléctrica.

Es uno de los modelos más inteligentes que hemos probado. Y es que, durante la primera semana de uso, va aprendiendo de tus horarios y la temperatura que te gusta tener en cada momento para, a partir de ahí, crear una programación de manera automática y ajustarse sin que tengas que tocar nada.

Del mismo modo, el termostato inteligente Google Nest Learning Thermostat memoriza cuánto tarda en calentarse y enfriarse la casa y tiene en cuenta las condiciones meteorológicas del exterior para, por ejemplo, encender la calefacción con el tiempo necesario antes de que llegues a casa para que la encuentres exactamente como te gusta. Por otro lado, detecta cuándo sales de casa para establecer un modo eco, volviendo a la programación original a tu vuelta.

Por último, muestra el progreso del gasto energético a través de la app, recogiendo cuánto se ha gastado cada día, qué ha provocado cambios en el consumo y aplicar modificaciones en las temperaturas y rutinas teniéndolo en cuenta.

Termostato inteligente Netatmo

Compatible con instalaciones de gas, combustible, madera y bombas de calor, establece un programa de uso en función de los hábitos del usuario, seleccionando en qué momento es mejor empezar a calentar la casa para que alcance la temperatura deseada en un momento concreto: al levantarse o llegar a casa de trabajar, por ejemplo.

Para ello, el termostato inteligente Netatmo tiene en cuenta los hábitos y la temperatura exterior. Resulta especialmente interesante la herramienta Balance de Ahorro de Energía, que envía un informe mes a mes en el que se indica el tiempo que ha estado funcionando la caldera, por qué se aumentó o bajó el consumo, la energía que se ha ahorrado…

Además, es compatible con HomeKit de Apple, de tal manera que los usuarios que tengan en casa un smartphone, tableta o, incluso, el altavoz inteligente de la firma, pueden pedirle a Siri que establezca la temperatura a través de la voz. Eso, y conectar el termostato con otros dispositivos inteligentes para establecer rutinas: “Saliendo de casa”, por ejemplo, podría apagar las luces, la calefacción y encender una cámara de videovigilancia cuando llega el momento de irse a trabajar.

Lo hemos probado junto con las válvulas inteligentes de la firma para radiadores, que contemplan dos modos de funcionamiento: el Modo Eco, el más tradicional, en el que es el termostato el que manda sobre la calefacción; y otro modo más inteligente de funcionamiento, Modo Confort, en el que las válvulas sí pueden activar la caldera por sí mismas para calentar una habitación a una temperatura concreta.

Pero este modo tiene una limitación. Y es que para que funcione hay que instalar válvulas en los radiadores de toda la casa; así nos lo confirmó el servicio técnico, con una respuesta rapidísima y muy detallada.

Somfy termostato inteligente conectado Radio para Smart Home

Con un diseño muy minimalista en el que no hay pantalla (pero sí un panel táctil y distintos grados de temperatura que se iluminan al tocarlo), ofrece cuatro modos de uso diferentes, cada uno de ellos con sus ajustes personalizados: el nocturno, con posibilidad de establecer el horario; otro para las horas que se está en casa; uno indicado para cuando se está fuera; y un último basado en la geolocalización, de tal manera que regula la temperatura en función de lo cerca que estemos del hogar.

El termostato inteligente Somfy incluye dos sensores: uno de temperatura y otro de humedad. Así, combina ambos factores para regular el uso de la calefacción y ajustarse a las rutinas diarias. Se conecta directamente a la caldera con una instalación algo más elaborada que en los modelos de la competencia y, a diferencia de muchos de ellos, permite ver en tiempo real una estimación del consumo desde la aplicación móvil. En base a estos datos, también proporciona consejos personalizados para reducir el gasto.

Termostato inteligente Meross Smart Wi-Fi MTS200

Su instalación es algo diferente que otros modelos porque, en lugar de ser plano, en su parte trasera tiene una cajetilla que hay que introducir en la pared (y lo primero es asegurarse de que cabe). La app Meross guía de forma muy detallada en la instalación, en la que se emplean unos 15 minutos. También es compatible con la app Apple Home y asistentes de voz.

A diferencia de otros modelos, el termostato inteligente Meross Smart con conexión wifi incorpora un sensor de temperatura dual: el incorporado dentro del dispositivo mide la temperatura del aire, y uno externo adicional puede regular otra habitación a la vez.

La app admite seis ajustes de periodo a la vez, pero también facilita la programación en función de las rutinas; muestra cómo evoluciona la temperatura del hogar en una gráfica semanal que recoge las 24 horas del día. Entre sus funciones se encuentra, además, la detección de ventanas abiertas: cuando se abre una ventana, la calefacción se apaga automáticamente durante 30 minutos.

Lo hemos probado junto con una válvula inteligente para radiadores Smart Thermostat Valve Starter Kit (MTS100H). Con una instalación muy sencilla, ofrece las mismas funciones que el termostato, permitiendo regular otra habitación diferente, apagar la calefacción si se abre una ventana en ella…

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 1 de diciembre de 2022.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS