Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Siria

Siria se empobrece por una guerra que no es la suya

14 fotos

La subida del precio del pan y otros alimentos básicos hace que la población siria, especialmente los desplazados con exiguos salarios, sufran inseguridad alimentaria. Es el caso de Hamida Al-Hussein, de 70 años

  • Vista aérea del campamento de Karama (Dignidad) para sirios desplazados en la zona de Atma, al norte de la ciudad de Idlib, en la frontera sirio-turca. Es el campo más grande en el noreste de Siria y aquí, miles de personas empobrecidas sufren inviernos extremadamente fríos y húmedos y veranos muy calurosos. Hay 2,8 millones de personas desplazadas por el conflicto en el noroeste de Siria. 1,7 millones de ellas viven en campamentos o asentamientos informales.
    1Vista aérea del campamento de Karama (Dignidad) para sirios desplazados en la zona de Atma, al norte de la ciudad de Idlib, en la frontera sirio-turca. Es el campo más grande en el noreste de Siria y aquí, miles de personas empobrecidas sufren inviernos extremadamente fríos y húmedos y veranos muy calurosos. Hay 2,8 millones de personas desplazadas por el conflicto en el noroeste de Siria. 1,7 millones de ellas viven en campamentos o asentamientos informales.
  • Halima Al-Hussein, de 70 años, vive en una tienda de campaña con su nuera y siete nietos en un campamento a las afueras de Idlib, después de que fueran desplazados de su pueblo, Umm Al-Kanais, al sur de la ciudad, hace tres años, debido a que un bombardeo ruso destruyó su casa en 2019.
    2Halima Al-Hussein, de 70 años, vive en una tienda de campaña con su nuera y siete nietos en un campamento a las afueras de Idlib, después de que fueran desplazados de su pueblo, Umm Al-Kanais, al sur de la ciudad, hace tres años, debido a que un bombardeo ruso destruyó su casa en 2019.
  • “Casi un tercio de los niños sirios padecen desnutrición crónica. El impacto de la guerra en Ucrania en los precios de los alimentos está empeorando aún más la mala situación”, ha denunciado Catherine Russell, directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, en la VI Conferencia de Bruselas sobre Siria.
    3“Casi un tercio de los niños sirios padecen desnutrición crónica. El impacto de la guerra en Ucrania en los precios de los alimentos está empeorando aún más la mala situación”, ha denunciado Catherine Russell, directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, en la VI Conferencia de Bruselas sobre Siria.
  • A pesar de su avanzada edad, Hamida Al-Hussein lucha por asegurar el alimento de sus nietos y trabaja duramente en las tierras agrícolas seis horas al día; cobra un pequeño salario de 15 liras turcas, que equivale a menos de un euro.
    4A pesar de su avanzada edad, Hamida Al-Hussein lucha por asegurar el alimento de sus nietos y trabaja duramente en las tierras agrícolas seis horas al día; cobra un pequeño salario de 15 liras turcas, que equivale a menos de un euro.
  • El noroeste de Siria está experimentando altos niveles de inflación: en enero de este año, el precio de 775 gramos de pan llegó a cinco liras turcas (30 céntimos de euro), y a finales de marzo la cantidad había disminuido a 625 gramos por el mismo precio.
    5El noroeste de Siria está experimentando altos niveles de inflación: en enero de este año, el precio de 775 gramos de pan llegó a cinco liras turcas (30 céntimos de euro), y a finales de marzo la cantidad había disminuido a 625 gramos por el mismo precio.
  • Halima Al-Hussein enciende un fuego para preparar comida. La mayoría de las personas desplazadas en los campamentos recurren al uso de leña para cocinar debido a los altísimos precios del combustible, el gas y la electricidad; el coste de una botella de gas es de unos 12 euros, lo que significa que una mujer tiene que trabajar seis días, 36 horas, para solo comprar una botella de gasolina que apenas le alcanza para diez días.
    6Halima Al-Hussein enciende un fuego para preparar comida. La mayoría de las personas desplazadas en los campamentos recurren al uso de leña para cocinar debido a los altísimos precios del combustible, el gas y la electricidad; el coste de una botella de gas es de unos 12 euros, lo que significa que una mujer tiene que trabajar seis días, 36 horas, para solo comprar una botella de gasolina que apenas le alcanza para diez días.
  • Más de 6,5 millones de niños necesitan asistencia urgente, lo que supone el mayor número de necesitados desde que comenzó el conflicto en este país.
    7Más de 6,5 millones de niños necesitan asistencia urgente, lo que supone el mayor número de necesitados desde que comenzó el conflicto en este país.
  • En el mercado en Idlib, la gente encuentra dificultades para comprar debido al aumento sin precedentes de los precios en Siria, como resultado de la crisis económica que vive el mundo por la guerra rusa en Ucrania. La mitad de la población del noroeste de Siria no podía satisfacer sus necesidades diarias de pan, según OCHA.
    8En el mercado en Idlib, la gente encuentra dificultades para comprar debido al aumento sin precedentes de los precios en Siria, como resultado de la crisis económica que vive el mundo por la guerra rusa en Ucrania. La mitad de la población del noroeste de Siria no podía satisfacer sus necesidades diarias de pan, según OCHA.
  • El colapso de la economía ha dejado a millones de sirios vulnerables luchando por sobrevivir en el país devastado por la guerra, donde casi el 90% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Tanto es así que siete de cada 10 personas necesitan asistencia cada mes en el noroeste de Siria, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).
    9El colapso de la economía ha dejado a millones de sirios vulnerables luchando por sobrevivir en el país devastado por la guerra, donde casi el 90% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Tanto es así que siete de cada 10 personas necesitan asistencia cada mes en el noroeste de Siria, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).
  • Antes de la guerra en Ucrania, la mitad de la población del noroeste de Siria no podía satisfacer sus necesidades diarias de pan. “Los conflictos, los choques climáticos y el coronavirus, junto con el aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y el combustible, están causando que más personas no sepan de dónde vendrá su próxima comida”, advierte OCHA.
    10Antes de la guerra en Ucrania, la mitad de la población del noroeste de Siria no podía satisfacer sus necesidades diarias de pan. “Los conflictos, los choques climáticos y el coronavirus, junto con el aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y el combustible, están causando que más personas no sepan de dónde vendrá su próxima comida”, advierte OCHA.
  • OCHA alerta del rápido aumento del número de trabajadores pobres, que se han duplicado en el último año, con un salario diario de entre 20 y 30 liras turcas (1,25 y 1,90 euros). Debido a las pocas opciones, muchas personas recurren a mecanismos como “tomar dinero prestado, vender sus cosas o elegir alimentos más baratos, todo lo cual aumenta las necesidades de protección de la familia”, advierten desde este organismo.
    11OCHA alerta del rápido aumento del número de trabajadores pobres, que se han duplicado en el último año, con un salario diario de entre 20 y 30 liras turcas (1,25 y 1,90 euros). Debido a las pocas opciones, muchas personas recurren a mecanismos como “tomar dinero prestado, vender sus cosas o elegir alimentos más baratos, todo lo cual aumenta las necesidades de protección de la familia”, advierten desde este organismo.
  • Solo Unicef necesita 312 millones de dólares (295 millones de euros) para responder a esta emergencia y otros 20 millones de dólares (18 millones de euros) adicionales “con urgencia” solo para continuar su trabajo en el noroeste del país. “Hasta la fecha, hemos recibido menos de la mitad de lo que requerimos para responder a las necesidades de los niños sirios”, lamentan en un comunicado.
    12Solo Unicef necesita 312 millones de dólares (295 millones de euros) para responder a esta emergencia y otros 20 millones de dólares (18 millones de euros) adicionales “con urgencia” solo para continuar su trabajo en el noroeste del país. “Hasta la fecha, hemos recibido menos de la mitad de lo que requerimos para responder a las necesidades de los niños sirios”, lamentan en un comunicado.
  • Según datos de Unicef, entre febrero y marzo de 2022, la cesta de alimentos se encareció casi un 24%. Ahora, la guerra rusa contra Ucrania ha hecho que la inflación aumente aún más.
    13Según datos de Unicef, entre febrero y marzo de 2022, la cesta de alimentos se encareció casi un 24%. Ahora, la guerra rusa contra Ucrania ha hecho que la inflación aumente aún más.
  • Un campamento a las afueras de la ciudad de Idlib, donde Halima Al-Hussein vive con sus nietos. El desplazamiento es otro impulsor de las necesidades humanitarias. Según OCHA, cuanto más tiempo haya estado desplazada una familia, más probable es que se erosione su resiliencia ante las crisis económicas. El 80 % de las familias desplazadas en Idlib y el norte de Alepo, respectivamente, han estado desplazadas durante al menos tres años.
    14Un campamento a las afueras de la ciudad de Idlib, donde Halima Al-Hussein vive con sus nietos. El desplazamiento es otro impulsor de las necesidades humanitarias. Según OCHA, cuanto más tiempo haya estado desplazada una familia, más probable es que se erosione su resiliencia ante las crisis económicas. El 80 % de las familias desplazadas en Idlib y el norte de Alepo, respectivamente, han estado desplazadas durante al menos tres años.