Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Afganos en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul.
Afganos en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul.

El aeropuerto de Kabul, la última muralla antes de salir del país

8 fotos

Miles de personas se agolpan a las afueras del aeródromo para tratar de tomar uno de los vuelos que les permitan dejar atrás Afganistán

  • Una multitud se agolpa en los muros del aeropuerto de Kabul para ser evacuada. El Ejército afgano colocó alambre de espino. Entre el paso que sirve de embudo y la multitud.
    1Una multitud se agolpa en los muros del aeropuerto de Kabul para ser evacuada. El Ejército afgano colocó alambre de espino. Entre el paso que sirve de embudo y la multitud.
  • Ni siquiera es fácil llegar al atasco que conduce a la entrada. Los talibanes no solo controlan las vías de acceso al aeródromo, sino que patrullan las calles, hay controles aleatorios.
    2Ni siquiera es fácil llegar al atasco que conduce a la entrada. Los talibanes no solo controlan las vías de acceso al aeródromo, sino que patrullan las calles, hay controles aleatorios.
  • Hay quien va con un visado en regla. Otros llevan un diploma de haber trabajado durante un tiempo en una empresa extranjera. Otros muestran un correo electrónico en el que se dice, simplemente, que la petición para poder salir se está tramitando desde cualquier Gobierno extranjero.
    3Hay quien va con un visado en regla. Otros llevan un diploma de haber trabajado durante un tiempo en una empresa extranjera. Otros muestran un correo electrónico en el que se dice, simplemente, que la petición para poder salir se está tramitando desde cualquier Gobierno extranjero.
  • Entre los colaboradores que quieren ser evacuados hay personal de todo tipo conductores, secretarias, traductores, personal local, gente que trabajaba en proyectos europeos de desarrollo de la agricultura, de promoción de la mujer, de higiene y sanidad...
    4Entre los colaboradores que quieren ser evacuados hay personal de todo tipo conductores, secretarias, traductores, personal local, gente que trabajaba en proyectos europeos de desarrollo de la agricultura, de promoción de la mujer, de higiene y sanidad...
  • No hay listas, ni ningún medio de control numérico, ni nadie que organice nada.
    5No hay listas, ni ningún medio de control numérico, ni nadie que organice nada.
  • Cada día acuden ahí miles de personas para tratar de acceder al recinto desde el que podrán tomar un avión. El calor es atosigante. No hay sombra. Ni agua, ni comida.
    6Cada día acuden ahí miles de personas para tratar de acceder al recinto desde el que podrán tomar un avión. El calor es atosigante. No hay sombra. Ni agua, ni comida.
  • Solo existe la suerte de llegar en un momento en el que se produzca una brecha y avanzar.
    7Solo existe la suerte de llegar en un momento en el que se produzca una brecha y avanzar.
  • Por la noche la marea de personas que afluye remite algo. Pero no del todo. Un afgano con visado estadounidense aseguraba el jueves que llevaba tres días llegando a las cuatro de la mañana y que siempre había personas ya esperando para pasar.
    8Por la noche la marea de personas que afluye remite algo. Pero no del todo. Un afgano con visado estadounidense aseguraba el jueves que llevaba tres días llegando a las cuatro de la mañana y que siempre había personas ya esperando para pasar.