AJEDREZ

El peón reluce, pero no es oro

Ejemplo magnífico de las apariencias que engañan: la armonía vale más que la eventual coronación

 

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50