Ajedrez

La joya del cura Saavedra

Una partida jugada en Londres en 1875 inspiró al religioso para un descubrimiento de belleza sublime

Blancas: Rb6; peón en c6.

Negras: Ra1, Td5.

La clave del final artístico más famoso de la historia del ajedrez fue descubierta por un cura pasionista español nacido en una familia de la alta burguesía. Fernando de Saavedra (Sevilla, 1849; Dublín 1922). Su vocación religiosa brotó a los diez años al escuchar a unos misioneros. Eso le llevó a Dublín, y fue en la capital irlandesa donde fue enganchado por la pasión del ajedrez, aunque más orientada a resolver problemas que a jugar partidas. Pronto se mudó de ciudad, a la escocesa de Glasgow, y también durante un periodo breve a Australia, pero no de pasión. Llegó a ser vicepresidente del Glasgow Chess Club, donde en 1895 dejó estupefactos a tres compañeros al mostrarles una bellísima victoria de las blancas en una posición que se había publicado como empate en un periódico local.

La historia es aún más enrevesada porque proviene de una partida disputada en Londres en 1875, como se cuenta con todo detalle en este vídeo. El final de Saavedra reconfirma la enorme belleza que se puede crear en un tablero de ajedrez con muy pocas piezas.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50