La perla de las Antillas

El dominicano Ramón Mateo saca el máximo jugo, y con enorme belleza, a un ataque directo al rey

Triunfar en el ajedrez deportivo es, sobre todo, la suma de gran talento, mucho trabajo y algo de suerte. Pero esa receta puede quedar incompleta si no se añade una tenacidad férrea. Por ejemplo, la de Ramón Mateo (San Juan de la Maguana, 1958), el primer gran maestro dominicano, desde 2008. Ese logro del título más alto en ajedrez coronó una trayectoria cuesta arriba desde su infancia, porque el ajedrez en República Dominicana era casi privativo de las élites y de algunos círculos de jóvenes políticos de izquierdas que Ramón frecuentaba a los 13 años en la capital, Santo Domingo, adonde se trasladó su familia.

Y así empezó una carrera que le convirtió en hexacampeón nacional e incluye más de 150 torneos internacionales y seis Olimpiadas de ajedrez, con un parón de diez años, motivado por la necesidad de ganar dinero fuera del ajedrez, antes de que llegase el esplendor del citado título. Hoy, a los 62 años, Mateo es muy activo como promotor, gestor y difusor. Entre sus partidas más brillantes, la de este vídeo -frente a otra excelsa figura del ajedrez latino, el argentino Óscar Panno, en el torneo de Puerto Rico 1987- merece sin duda alguna ser inmortal.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS