Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peter Phillips, el primer nieto de Isabel II que se divorcia

Tras las rupturas matrimoniales de sus hijos Carlos, Ana y Andrés, ahora la soberana ve romperse los 12 años de matrimonio del banquero con la canadiense Autumn Kelly

Peter Phillips y Autumn Kelly, el pasado junio en Ascot.
Peter Phillips y Autumn Kelly, el pasado junio en Ascot. CORDON PRESS

Después de tener que vivir las separaciones de sus tres hijos mayores, ahora Isabel II empieza a ver repetirse ese patrón en sus nietos. Peter Phillips, de 42 años, el mayor de los ocho nietos de la soberana y quien fue el primero de ellos en contraer matrimonio, se divorcia tras casi 12 años de matrimonio.

La prensa británica se hace eco este martes de la separación de Peter Phillips y quien ha sido su esposa y madre de sus dos hijas, la canadiense Autumn Kelly. Los medios afirman que Peter está devastado porque ha sido su todavía esposa quien ha decidido dar un paso adelante en la ruptura y él no lo ha visto venir. Los Windsor temen otra división en el seno de la familia real si Kelly decidiera marcharse a Canadá, como ya han hecho Enrique de Inglaterra y Meghan Markle.

La decisión fue tomada a finales del año pasado después de meses de conversaciones, y fue entonces cuando informaron a la reina, según ha explicado un portavoz de la pareja este miércoles. El mismo ha asegurado que la separación es lógicamente triste pero amistosa, y "lo mejor que se puede hacer para sus dos hijas y para mantener su amistad". Compartirán la custodia de las dos niñas, han asegurado. Su prioridad será "la crianza y el bienestar" de las pequeñas, para quienes Phillips y Kelly han pedido "privacidad y respeto" para que puedan adaptarse a los cambios. El portavoz no ha aclarado cómo ni dónde vivirá la expareja a partir de ahora. 

La boda de Phillips y Kelly, celebrada en mayo de 2008, supuso la apertura de un nuevo y festivo capítulo para la familia real británica tras años sombríos, y a ella le sucederían las de su hermana y primos. Anunciada en julio de 2007, tuvo lugar 10 meses después en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, a las afueras de Londres, y se convirtió en la primera boda real que se vendió como exclusiva para una revista, en este caso Hello!, la versión británica de ¡Hola! 

Peter Phillips y Autumn Kelly, el 17 de mayo de 2008 en su boda.
Peter Phillips y Autumn Kelly, el 17 de mayo de 2008 en su boda. REUTERS

Peter Phillips es el nieto mayor de Isabel II y también el primogénito de los dos hijos que tuvo la princesa Ana con el capitán Mark Phillips. Tanto él como su hermana, Zara Phillips, llevan una vida relativamente normal, no tienen títulos reales ni son tratados de altezas reales y no participan de actividades de palacio, más allá de aparecer en el balcón de Buckingham para saludar durante los festejos del Trooping the Colour —el cumpleaños de la reina, celebrado en junio—, acudir en alguna ocasión a la misa de Navidad de Sandringham o dejarse ver acompañando a la soberana en las carreras de caballos de Ascot. Cuando nació, en 1979, Phillips era el 5º en la línea de sucesión al trono británico. Ahora ocupa el 15º puesto.

Phillips se licenció en Ciencias del Deporte en la Universidad de Exeter (Inglaterra) y durante un tiempo trabajó en el equipo Williams de Fórmula 1. Fue durante el Gran Premio de Canadá de 2003 cuando conoció a Kelly, criada en Montreal, licenciada en Arte y que trabajaba como consultora. Católica de crianza, antes de casarse la joven tuvo que convertirse al anglicanismo para que Phillips no perdiera sus derechos sucesorios. Tras vivir un tiempo en Hong Kong, la pareja volvió a Londres; allí, el nieto de la reina trabaja en el Real Banco de Escocia. Tienen dos hijas: Savannah, la primera bisnieta de la monarca, que cumplió nueve años en diciembre; e Isla, que en marzo hará ocho, y que tienen doble nacionalidad.

El nombre del nieto mayor de Isabel II salió a la luz hace unas semanas, a finales de enero, cuando se supo que había protagonizado un anuncio de leche en China. Al fin y al cabo, ni Peter ni Zara tienen compromisos con la Corona ni subvenciones de la misma, pero sí empleos propios, lo que permite que participen en actividades como estas. Aún así, la cuestión levantó polvareda en el Reino Unido.

De los cuatro hijos de Isabel II, los tres mayores —Carlos, Ana y Andrés— se separaron a mediados de los noventa. De los ocho nietos de la soberana (dos de cada uno de sus hijos), cinco están casados y una está a punto de hacerlo. Peter y su hermana Zara fueron los primeros, en 2008 y 2011, respectivamente. Después llegaron los hijos de Carlos de Inglaterra y la fallecida Diana de Gales, Guillermo en abril de 2011 y Enrique en mayo de 2018. La última en casarse fue, en octubre de 2018, Eugenia de York, la segunda hija de Andrés de York y Sarah Ferguson. Su hermana mayor, la princesa Beatriz, contraerá matrimonio el 29 de mayo en la capilla de San Jaime con Edoardo Mapelli Mozzi y después se celebrará una recepción en el palacio de Buckingham.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >