Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nina regresa a la Academia de OT que la convirtió en una estrella mediática

La que fuera directora del 'talent show' asumirá ahora el papel de jurado en la undécima edición que comienza este domingo

Nina OT
La cantante y actriz Nina, en Madrid, en 2017.

Fue azafata en Un, dos tres…responda otra vez, representó a España en Eurovisión y ha hecho del teatro musical su verdadera profesión, pero lo que realmente ha servido de escaparate para Anna María Agustí, conocida por el público como Nina, ha sido sin duda Operación Triunfo. Fue directora de la famosa Academia en sus tres primeras ediciones y también se hizo cargo de la octava que se emitió en Telecinco, cuya baja audiencia precipitó su final. El regreso del talent show a la pantalla y a TVE en 2017 no contó con el retorno de la actriz y cantante catalana a la Academia. Ahora, con la undécima edición que comienza el próximo domingo en la cadena pública, Nina regresa a la televisión y al programa que la convirtió en estrella, aunque esta vez lo hará ejerciendo el papel de jurado.

Operación Triunfo es lo más potente que me ha ocurrido a nivel humano y profesional”, ha reconocido en multitud de ocasiones. Su rizada melena negra y su potente voz han hecho de ella su seña de identidad y su entusiasta manera de empujar a los chicos a descubrir su talento la convirtió en una pieza clave del éxito del formato televisivo que es OT. Un éxito que, como a los concursantes de la primera edición, a Nina también le llegó de golpe y conllevó que durante los primeros años no pudiera salir a la calle a caminar sin que le pararan cada dos pasos para pedirle una foto. Pero esa popularidad se esfumó al mismo tiempo que ella desapareció de la pequeña pantalla.

Nina se centró entonces en una carrera artística que no siempre brilló como le hubiera gustado. “Mi carrera musical se truncó. Me hubiese gustado que hubiese sido más normalizada, con discos y conciertos. Es una espina clavada”, reconoció hace unos años en una entrevista en Diario de Mallorca. Terminada su etapa de directora de la famosa Academia, probó suerte efímera en la política —llegó a ser tercera en las listas de CiU para las elecciones municipales de 2003 de Lloret de Mar, pero no salió elegida—; celebró sus 20 y 30 años de trayectoria con discos homenaje y grandes conciertos junto a otros profesionales de la música; consiguió hacerse un pequeño hueco en la televisión catalana con programas y concursos musicales y protagonizando series; abrió su pequeña academia de formación musical y escribió varios libros docentes. Sin embargo, su verdadero refugio lo encontró en el teatro musical.

OT 2020 ampliar foto
Nina, en el centro de la imagen, en el musical 'Mamma Mia!', en Madrid, en 2017.

Su apuesta por este género hizo a Nina reencontrarse con su verdadera profesión: la música y la actuación. “Es lo que más me gusta en esta vida”, ha reconocido. Durante siete años consecutivos (2004-2010 y después en 2017), se metió en el papel de la famosa Donna en el musical Mamma Mía! que, a día de hoy, sigue considerando como uno de sus mayores retos profesionales. También participó en Cabaret o Casi normales (2018) y ahora focalizará su ímpetu y energía inagotable en el mismo talent show que la catapultó a la fama hace ya 19 años.

Sin borrar la eterna sonrisa de su rostro y con las mismas ganas e ilusión de entonces, Nina considera un regalo volver a sentirse parte de lo que significó una de las experiencias más humana y profesional en su vida, a juzgar por sus mensajes en las redes sociales. “Feliz, muy feliz de estar de nuevo con este gran equipo”, escribió en diciembre en Twitter en respuesta al mensaje de bienvenida que le dejó su amiga y compañera Noemí Galera, que repite por tercer año consecutivo como directora de la Academia. En el plató, y acompañada por la cantante Natalia Jiménez, el director de Cadena 100 Javier Llano y el músico y productor Portu, Nina tendrá que valorar la actuación de cada concursante.

El trabajo y la constancia siempre han sido sus máximas y según comentó en la presentación de la nueva edición, en sus juicios va a ser fiel a sus principios. “Voy a intentar darles herramientas para que corrijan los posibles errores y los superen semana a semana. Debo hablar de la parte más técnica. Yo no puedo decirle a un concursante: “Me has gustado o no me has gustado; eso lo ha de decir el público”, admitió la catalana. El domingo lo veremos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >