Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los miedos de Aznar

A Aznar le da más miedo el “comunismo” de Podemos que el fascismo creciente. Tampoco teme a la corrupción de los políticos ni ha hecho ninguna autocrítica de su apoyo a la guerra de Irak. No le pareció incorrecto que su esposa, Ana Botella, cuando era alcaldesa de Madrid, vendiera viviendas sociales del Ayuntamiento; fue una transacción económica discutible en términos democráticos, la venta a un fondo de inversión que luego echó a la gente de escasos recursos a la calle. Tampoco le pareció poco democrático que su hijo fuera el intermediario en esa transacción. Y con este currículo nos habla como si de un estadista preclaro se tratara.

Beatriz Salzberg. Barcelona

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >