Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mar Menor

Fue allá por los años cincuenta del siglo pasado. Yo tendría entonces 13 o 14 años y lo recuerdo, sobre todo en estos días, con gran tristeza. Siempre que la economía lo permitía, en aquellos años tan duros, pasábamos el mes de agosto en Cartagena, nuestra tierra, en casa de mis abuelos. Un día determinado contratábamos un camión toda la familia, padres, hermanos, tíos, primos, y nos íbamos de excursión, felices y exultantes, con los filetes empanados, la tortilla y el botijo al mar Menor, aquel maravilloso paraíso natural que aún no había sido invadido por la agricultura y el urbanismo salvajes. Estos son los recuerdos de un cartagenero nostálgico.

Juan Soler-Espiauba Conesa

Torrecaballeros (Segovia)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >