Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MILEY CYRUS

¿Por qué juzgamos a Miley Cyrus y no a Liam Hemsworth por rehacer su vida?

El actor ha sido fotografiado paseando y besándose con la actriz de 'Dinastía', Madison Brown. Al contrario que su ex mujer, ni ha tenido que dar explicaciones ni nadie se las ha pedido

Liam Hemsworth
Esta imagen de Liam Hemsworth y Miley Cyrus en la pasada Gala Met, una de sus últimas apariciones juntos, ilustra a la perfección la percepción que tiene el gran público de su ruptura: él, la víctima; ella, el verdugo.

Hay muchas formas de superar una ruptura. Miley Cyrus (Tennessee, 26 años) y Liam Hemsworth (Melbourne, 29 años) parecen encomendarse al clásico refrán: "un clavo saca a otro clavo". Desde que la pareja anunció su divorcio el pasado verano ha protagonizado una de las separaciones más convulsas y jugosas de Hollywood. Rumores, reproches y noviazgos fugaces. Cómo lo han percibido sus seguidores parece demostrar que en la era del Me Too, esa idea de que un hombre tenga novia nueva es un héroe moderno mientras que una mujer simboliza la personificación del mal, sigue vigente.

Cyrus ha sido relacionada con la influencer Kaitlynn Carter –podríamos considerar la foto de ambas de vacaciones en Italia, publicada en el Instagram de la bloguera, el germen de este circo mediático– y después, con el cantante estadounidense Cody Simpson, con quien también ha compartido momentos tiernos en redes sociales para desconcierto de muchos. "¿Quién deja a Liam Hemsworth por este?", ha sido una pregunta muy repetida entre la comitiva de Twitter, a veces con insultos hacia la cantante. "Qué horrible ha de ser para Liam Hemsworth estar deprimido tras saber que ella le puso los cuernos con una mujer y ahora estar viendo esto a dos meses de su divorcio", especulaba otra usuaria que, homofobia al margen, resume muy bien el papel que han tomado para el gran público. Él, la víctima. Ella, el verdugo.

¿Se trata de una cuestión de popularidad o de género? Cyrus parece tenerlo claro. Ante la persecución (y quema) mediática, la estrella del pop se ha visto obligada a emitir un comunicado. "Es muy raro que a los hombres se les haga sentir como fulanas por sus nuevas conquistas. Ellos pasan de una chica joven y preciosa a otra sin ningún tipo de consecuencias. De hecho, cuando esto ocurre nos referimos a ellos como cracks, rompecorazones, machotes, etc. Mientras que a las mujeres se nos califica de frescas o fulanas. Solo estoy tratando de sobrevivir en un mundo de hombres", explicaba en un extenso hilo de Twitter, en donde exigía más respeto. "No pienso recluirme y tener citas en casa porque no es divertido y porque me siento extremadamente incómoda, me pone en una posición vulnerable", zanjaba la estrella del pop, aplacando las críticas con un ocurrente hashtag: #hotgildfall (#otoñodelatíabuena).

Ver esta publicación en Instagram

Do you ship them as a couple #liamhemsworth #maddisonbrown

Una publicación compartida de @ absorfood el

Liam Hemsworth le podría dar hoy la razón. El actor australiano, tras unos meses alejado de las cámaras, ha sido fotografiado paseando y besándose por las calles de Nueva York con la actriz Maddison Brown. "¡Adiós, Miley! Pillaron a Liam con una misteriosa rubia", "Liam Hemsworth olvida la pesadilla que vivió con Miley Cyrus en brazos de una bella rubia", "Hemsworth le da una nueva oportunidad al amor", son algunos de los titulares que acompañan a la noticia. Ni rastro de los reproches que recibió su exmujer sobre su facilidad para rehacer su vida tras una década de relación. Solo aplausos, vítores y emojis de corazón.

También resulta curioso el papel que desarrolla Brown en esta historia. Por un lado, la despampanante rubia que ha cazado al galán de Hollywood. Por otro, la dulce mujer que le ha hecho volver a creer en el amor. De ella se dice que es una actriz australiana de 22 años, conocida por interpretar a Kirby Anders en la nueva adaptación de Dinastía, y que podría haber cumplido (a medias) su sueño: nada más y nada menos que acostarse con uno de los hermanos Hemsworth.

Resulta que, en medio del interés mediático que acaba de desatar, se han empezado a hacer virales unas declaraciones de Brown en el programa de radio Zach Sang Song. En la entrevista, el presentador les propone, tanto a ella como a su compañera de reparto, la actriz Liz Gillis, jugar a Fuck, Marry, Kill. Un entretenimiento muy popular en Internet en el que se dan tres personajes y el jugador debe que elegir a quién matar, con quién se casa y con cuál se acuesta. "Me acostaría con los hermanos Hemsworth, pero con los dos al mismo tiempo, con ambos a la vez. No podría casarme con ellos, soy demasiado insegura", declaraba, a pesar del cariz serio que han tomado sus declaraciones, entre risas. Quizá ella también acabe suscribiendo las palabras de Cyrus: "Solo estoy tratando de sobrevivir en un mundo de hombres".

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información