Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orlando Bloom habla de cómo su anterior divorcio ha condicionado su relación con Katy Perry

"He estado casado y me divorcié, no quiero que vuelva a ocurrir", manifiesta el actor que detalla cómo él y la cantante trabajan para establecer bases sólidas antes de su matrimonio

Orlando Bloom pareja
Orlando Bloom y Katy Perry en un estreno en Los Ángeles el pasado miércoles. GtresOnline

Orlando Bloom es un triunfador atípico, que cree que su vida se ha reseteado de alguna manera a partir de los 40 y que ahora va a empezar algo mejor para él porque se ha preparado para que ocurra. En esta línea de comportamiento, decidió dar clases de interpretación cuando ya era un actor de éxito que tenía una legión de admiradores tras su participación en la saga de El señor de los anillos y en Piratas del Caribe. A él no le importó que se diera por bueno que sabía actuar, simplemente sintió, como afirmó en una entrevista para ICON el pasado mes de julio, "que necesitaba preparación y disciplina" y que tres años de escuela le ayudarían.

Ahora mantiene la misma actitud de cara a su compromiso con la famosa cantante Katy Perry y acaba de manifestarse sobre su próxima boda con la misma rotundidad con la que afrontó un cambio en su carrera interpretativa: "He estado casado y me divorcié", afirmó en referencia a su matrimonio de tres años con la modelo Miranda Kerr, "no quiero que vuelva a ocurrir". Así lo manifestó el pasado domingo en una entrevista en televisión con Willie Geist en la que habló de su relación con Perry y de su futuro juntos. Comenzaron su relación en 2016 y se comprometieron el día de San Valentín de este año, y por sus palabras parece que el actor está decidido a pasar el resto de su vida con la cantante.

"Es importante para mí que caminemos en la misma dirección", afirmó Bloom. "Ella es extraordinaria y me impresiona y además me alienta". El intérprete también dio algunos motivos por los que organizó todo un elaborado plan (helicóptero incluido) para pedir matrimonio a su actual prometida. "A ella le gustan los grandes momentos, aún estoy tratando de que también adore los pequeños. Lo bueno de lo que estamos haciendo es que estamos aprendiendo juntos a apreciarlos. Creo que ambos somos plenamente conscientes de que es una montaña que tenemos que escalar y que en términos de una relación esa montaña nunca se detendrá. A mí me encanta evolucionar y, afortunadamente, ella también lo hace".

Dos carreras de éxito como las suyas les obliga a estar separados largos períodos de tiempo pero según el actor la distancia incluso ha conseguido fortalecer su relación. "Se tiene que hacer el trabajo de base juntos, crear el sentimiento de confianza y seguridad que permita que pasemos tiempo separados, que hagamos todo lo que necesitemos hacer y que, aún así, nos sintamos atados a esa persona. Es necesario para emprender un viaje juntos", explicó el actor. 

Un proceso que la pareja ha ido cociendo a fuego lento y con el que también está de acuerdo su futura esposa: "Creo que estamos haciéndolo bien. Trabajando duro para sentar una base sólida y bonita antes de dar el siguiente paso, porque ambos hemos estado casados antes y no es lo mismo ahora que cuando tomas decisiones con 30 años", dijo Katy Perry que se divorció del actor Russel Brand tras solo 14 meses de matrimonio.

Orlando Bloom va dando pasos seguros en su carrera y en su vida personal. Acaba de estrenar la serie Carnival Row y según manifestó en ICON confía en que si tiene éxito le permita hacer otras cosas que le apetecen mucho y en las que ha estado trabajando discretamente. Mientras llega su boda con Katy Perry, él es consciente de que es una persona diferente de aquella a la que arrolló la fama: "Ahora tengo un hijo de ocho años y tener esa responsabilidad altera tu visión de toda tu trayectoria, también de la creativa". 

Él, que a cuando andaba por la veintena se vio superado por la fama, está convencido de que tiene que protegerle de ella: "Mi hijo tiene a Miranda Kerr como madre, a Evan Spiegel [fundador de Snapchat] como padrastro, me tiene a mí y a mi pareja, Katy Perry... Creo que es una cuestión de amor. Me concentro en enseñarle a montar en bici, intento mantenerlo todo analógico y offline", le dijo a la revista. Y reconoció que cuando se es famoso hay que hablar con el entorno más cercano de cómo gestionarlo: "Tiene que haber comunicación, porque si no, no va a funcionar. Eso es importante para mí, para mi pareja, para todo el mundo en mi vida privada. Me comunico constantemente con mi hijo para no desconectarme de cuál es su experiencia de la vida. Constantemente le pregunto cosas cuando le llevo y le recojo del colegio. Es todo comunicación. Si evitas los temas de conversación difíciles, volverán para morderte".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >