Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Continúa el maltrato animal en fiestas

Un toro embolado escapó en los bous al carrer de Sagunto, en la provincia de Valencia.  Sobrecogedoras las imágenes del toro ardiendo que se arroja desesperado por un puente a un río, donde pasó toda la noche hasta que le recogieron para enviarlo al matadero. Y aún más sobrecogedor es que todavía se den estos abominables festejos en nuestro país, único en Europa en perpetrar estas atrocidades legales. Qué falta de ética, qué falta de empatía, de civismo y de verdadera cultura. Lo peor es que no existe ni ha existido jamás un Gobierno en nuestro país que haya tenido la decencia y la valentía de acabar con esto.

Mª Consuelo Polo Delgado

Pozuelo de Alarcón (Madrid)

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >