Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NO YA LO TIENES COLUMNA i

En YouTube me reflejo

Sin más preámbulos les voy a enumerar, por orden, los ocho vídeos que al abrir la página se me han propuesto y ustedes sacan sus propias conclusiones

Santiago Abascal durante el pleno para la segunda votación de investidura en el Congreso de los Diputados. rn
Santiago Abascal durante el pleno para la segunda votación de investidura en el Congreso de los Diputados.

Me gusta pensar que el puzle de mi personalidad se arma con los vídeos que me sugiere YouTube. Me contaron que la empresa que instala los audímetros en los hogares españoles elegidos para medir las audiencias televisivas, discrimina los datos que recogen los primeros días porque no reflejan la realidad. O sea, a lo mejor el padre se pirra por ver Sálvame Naranja, pero finalmente escoge un documental de La 2 sobre ñus. En mi caso no existe impostura, no selecciono los vídeos para que la plataforma piense que soy un ser de luz; veo lo que me apetece.

Sin más preámbulos les voy a enumerar, por orden, los ocho vídeos que al abrir la página se me han propuesto y ustedes sacan sus propias conclusiones:

En el primer vídeo se ve a un señor partiendo sandías con una katana.

En el segundo se nos promete un zasca de Iván Espinosa de los Monteros a un periodista indepe, y efectivamente se produce, porque ¡atención! el político inesperadamente chapurrea en catalán.

En el tercero, una joven se prueba bikinis y los comenta risueña.

En el cuarto, un muchacho enmascarado reflexiona sobre la necesidad de un "día del orgullo hetero". Concluye que no hace falta pero después de mucho rato dándole vueltas.

En el quinto, Santiago Abascal da una clase de historia en el Congreso con una americana una talla menor.

En el sexto, un muchacho con coleta destapa supuestas denuncias falsas, realizadas por maquiavélicas mujeres con el objetivo de quitarles el dinero a sus maridos. Propone que salgamos corriendo para abrazar al primer hombre hetero que nos encontremos porque según él "está bien jodido".

En el séptimo, varias mascotas creen que sus dueños han desaparecido detrás de una sábana y vaya si lo lamentan.

Y en el octavo, una niña sueca con trenzas, bastante estomagante, habla con vehemencia sobre las desastrosas consecuencias del cambio climático.

Sinceramente, este último es el único que me chirría, igual mi hija ha entrado con mi cuenta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >