Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nacho Palau sobre su separación de Miguel Bosé: “Lucho por nuestros cuatro hijos”

El escultor, pareja del cantante durante 26 años, mantiene un contencioso para que los niños que tuvieron sigan relacionándose como hermanos con los mismos derechos

miguel bose
Miguel Bosé y dos de sus hijos, Diego y Tadeo, en Hollywood, el pasado sábado. WireImage

Miguel Bosé rompió hace una semana el blindaje con el que protege su intimidad. Se saltó todas sus normas y acudió al estreno de la película Godzilla: rey de los monstruos en Los Ángeles acompañado de sus hijos, Tadeo y Diego. Por vez primera, Bosé posaba acompañado de los niños en una puesta en escena muy estudiada. Los tres llevaban el mismo atuendo, un traje de chaqueta con falda larga negra y gafas del mismo color. Pero por si los medios de comunicación no se hacían suficiente eco de esta escena, el cantante difundió la fotografía tomada en el Teatro Chino de Hollywood en sus redes sociales. Nacho Palau, quien ha sido pareja de Bosé durante 26 años, vio las fotos desde Chelva, un pueblo de unos mil habitantes en el interior de Valencia, en el que se refugia con sus hijos Ivo y Telmo en casa de su madre, una vez que la familia que crearon se desquebrajó. “No me ha gustado nada”, explica Palau a este periódico en conversación telefónica, “me da mucha pena ver así a los enanos, ver así a los tres, pero Miguel está acostumbrado, los niños no”. Es la primera vez que rompe su silencio.

Quien fuera la pareja oculta de Miguel Bosé durante tanto tiempo se muestra nervioso, preocupado por no salirse del guion que él mismo se ha autoimpuesto. “Tengo que ser prudente. No quiero hacer daño a nadie ni pretendo montar ningún circo con este tema tan serio porque no lo he hecho en mi vida. Solo quiero reivindicar mi situación que, cuando llega a un punto, ya todo te da igual”. Ese punto tiene que ver principalmente con la separación de cuatro niños, Diego, Tadeo, Ivo y Telmo, que se han criado juntos, como hermanos, durante casi ocho años y desde junio de 2018 no se han visto nunca en persona, aunque la expareja llegó a un acuerdo para que mantengan conversaciones telemáticas.

Ver esta publicación en Instagram

Aquí frente a la pizarra y hojarascas con dos chicos guapísimos. #MB 📷 @jessicache

Una publicación compartida de Miguel Bosé Oficial (@miguelbose) el

Fue el pasado noviembre cuando salió a la luz la batalla legal que el escultor mantiene con el cantante y hasta ahora ninguno de los dos había hecho declaraciones. Bosé, eso sí, se prodiga más en las redes sociales en las que habla de su carrera musical pero sobre todo de política y de su cuestionada salud. Palau, por el contrario, no se deja ver y no hay una sola imagen de los niños que él cría. Su particular batalla quiere que se ciña a los tribunales. “Me encantaría explicarme, pero no puedo. He estado con una persona pública, es una situación muy desigual. Solo me preocupa el sufrimiento de los niños”.

Su situación es la misma que las de otras muchas parejas que se separan: “Tienes que llegar a acuerdos a los que no llegas nunca”, dice Nacho Palau. Por eso, su abogado José Gabriel Ortolá, especializado en derecho de familia, presentó en octubre en un juzgado de Pozuelo (Madrid) una demanda contra Miguel Bosé, en la que reclama al cantante poder seguir compartiendo los cuidados y la educación de los cuatro niños, como hacían hasta su separación.

Tras romper su relación, Miguel Bosé se marchó a México con dos de ellos y Palau se quedó con otros dos. Palau considera que los niños, aunque no son hermanos de sangre, sí se han criado como tal y por eso ha presentado ante los tribunales una “doble acción de filiación”. Lo que se pretende es reclamar la filiación de Diego y Tadeo –hijos biológicos de Bosé– como hijos también de Palau, y que Ivo y Telmo –los biológicos de Palau– lo sean legalmente también de Bosé. Los niños nacieron en Estados Unidos mediante vientres de alquiler. Entonces la ley, según explica Palau, no permitía inscribir a los niños a nombre de los dos. "La maternidad subrogada no es legal en España”, y aclara que sí se pudo reconocer la filiación declarada en Estados Unidos, lo que armó cierto revuelo. Y en ese momento tampoco podía hacerse la adopción mutua, un hecho que sí es factible en la actualidad si los implicados se inscriben como pareja de hecho.

Para Nacho Palau es todo más sencillo: "Esto ha sido una familia con la diferencia de que genéticamente dos de los hijos son míos y dos de Miguel, pero los niños se han criado desde el primer momento en esa familia como hermanos".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Daniel Perandrés & Nacho Palau (@perandresypalau) el

El cantante anunció en 2011 a través de las redes sociales que había sido padre de Diego y Tadeo. Dos años después contó que criaba dos niños más —Ivo y Telmo—. Bosé siempre se refirió a todos ellos como sus hijos. Llegó a publicar una fotografía con los cuatro niños tras un intento de chantaje. En esta situación puede parecer menos clara la filiación de Diego y Tadeo respecto a Nacho Palau porque él no existía como padre públicamente, pero sí era así para los amigos, la familia y su entorno social .

"Si esta doble filiación se reconoce, los niños pasarán formalmente a ser hermanos legales, ya que aunque no lo son, han vivido como tales desde que nacieron hasta hace un año", indica Palau. La demanda se basa en una figura legal conocida como “posesión de estado”, y la sentencia que salga de ella podría crear jurisprudencia y ser importante de cara a los nuevos modelos de familia que son ya una realidad. La consecuencia final de este proceso sería la misma que cuando una pareja se separa y se deben tomar medidas respecto a los hijos. Un juez deberá decidir la guarda y custodia de los niños, la contribución para los alimentos y el régimen de visitas.

Palau confirma que hasta el momento no ha existido ningún tipo de “pensión alimenticia. Busco ayuda para que los niños se vean y poder decidir por mis hijos. No quiero decir con esto que ninguno de los dos sea mejor padre, solo me quejo de las circunstancias. Yo adoro a mis cuatro hijos y estoy deseando abrazar a los otros dos, a los que ahora no veo. Ivo y Telmo echan de menos a Miguel y a sus hermanos, y yo supongo que pasará lo mismo respecto a mí con Tadeo y Diego”

Nacho Palau es consciente de que como consecuencia de esta batalla legal podría darse el caso de uno de los dos pudiera quedarse con la guarda y custodia de los cuatro niños. "Conozco ese riesgo, pero lucho para que los niños crezcan como hermanos ya que han vivido como tales desde su nacimiento. Es importante que sean hermanos iguales con plenos derechos legales", afirma el escultor.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Miguel Bosé Oficial (@miguelbose) el

El círculo más próximo a Palau asegura que este siente mucha tristeza porque considera que Bosé se ha despreocupado de Ivo y Telmo, que viven en Chelva con su padre biológico, donde trabaja como un modesto escultor y pintor. Palau se resiste a contestar sobre sus circunstancias personales pero termina por reconocer que su situación económica es delicada. “Me he quedado con una mano delante y otra detrás, seguramente por confiado, porque nunca he sido interesado en mi relación”.

Por la información que recibe de su letrado, Nacho Palau sabe que está muy próxima la vista para establecer las medidas cautelares, que tienen que ver con el régimen de visitas de todo el grupo familiar en períodos de vacaciones y la contribución al mantenimiento de Ivo y Telmo. Pero el procedimiento principal, el de la doble filiación tardará más tiempo. No está ni siquiera señalado, por lo que es probable que pueda tardar hasta un año. En paralelo, y como un procedimiento aparte, se dirime “el reconocimiento y la determinación” de los derechos que le correspondan a Palau a causa de su contratación en “sociedades participadas y administradas” por Miguel Bosé, como se dijo en el primer comunicado que emitió el despacho de abogados que le representa. Sobre ese tema, Nacho Palau no quiere hacer ninguna declaración, “solo quiero que mis cuatro hijos sean iguales a efectos legales”.

Este periódico ha intentado ponerse en contacto con Miguel Bosé para conocer su versión de los hechos y el cantante ha declinado pronunciarse.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >