Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dónde está y por qué no se ha vuelto a saber nada del sanguinario Joffrey desde que dejó ‘Juego de tronos’

Jack Gleeson abandonó la interpretación en 2014 y desde entonces su vida es un misterio

Una imagen que sorprendera a los seguidores de 'Juego de trionos'. El rostro de la maldad, Joffrey, soriendo sin segundas lecturas. Es Jack Gleeson, el actor que lo interpretó, en el festival Comic-Con, en Dormund (Alemania), en diciembre de 2018. En vídeo, la 'boda púrpura', última escena del rey Joffrey en 'Juego de Tronos'.

Se esfumó. Desapareció abrumado, impotente al ver que la gente no diferenciaba entre ficción y realidad. Los insultos que recibía le resultaron insoportables y decidió salir corriendo sin mirar atrás. Seguramente Joffrey Baratheon, su personaje en Juego de tronos, es el más odiado de la industria del entretenimiento en muchos años. Por su crueldad, por su falta de empatía, por esa mirada manipuladora y cruel. “La verdad es que cuando acepté el papel no me imaginaba que la gente odiaría tanto al personaje", aseguró el actor que lo interpretó, Jack Gleeson (Cork, Irlanda, 1992), durante una conferencia celebrada en la Universidad de Dublín. Superado por aquello, Gleeson se retiró cuando su personaje murió (el envenenamiento más celebrado de la historia) y cambió los focos por una vida anónima. La pregunta es: ¿qué ha hecho Gleeson desde 2014? 

Los asistentes a la FreakCon, de Málaga, que se hicieron una foto con el actor tuvieron que pagar 20 euros, 30 si querías un autógrafo; y los que optaron por el 'pack' completo (foto y firma), 40 euros

El mismo rostro que durante cuatro temporadas encarnó el horror pasó el fin de semana del 9 y 10 de marzo en Málaga, repartiendo abrazos y desviviéndose por aquellos que le rodeaban. "¿Qué tal estás, has conseguido descansar esta noche?", se preocupaba Gleeson/Joffrey por una de las organizadoras de la FreakCon, el Festival Internacional de Manga, Cómic, Series de TV y Videojuegos. Celebrado en Málaga, contó con Gleeson como invitado estelar. "Es bastante humilde. Puso todas las facilidades del mundo y lo único que nos pidió fue que le pusiéramos tres personas de seguridad", asegura a ICON Lucía Herrero, responsable de comunicación de FreakCon. "El año pasado, por ejemplo, trajimos a Kristian Nairn [Hodor en Juego de tronos] y sí que nos pidió que consiguiéramos alguna bebida y algún dulce determinado durante su estancia. Jack, sin embargo, no ha hecho ningún tipo de petición", informa.

No es el primer acontecimiento de este tipo que visita el actor. Ni el único actor que participa en esta clase de eventos. Formar parte de ellos se ha convertido en un fenómeno rentable para muchos actores. Viajan con gastos pagados y el trabajo es sencillo. Tienen el control de la situación: eligen en qué momento aparecer, cómo hacerlo y qué están o no dispuestos a hacer. En la FreakCon, por ejemplo, Gleeson no concedió ninguna entrevista. Lo único que se le exigía es que diera una breve charla. Cobró una cifra que "oscila entre los 15.000 y los 25.000 euros" y se alojó en el Gran Hotel Miramar, único cinco estrellas Gran Lujo de Málaga.

Los asistentes a la FreakCon que se hicieron una foto con el actor tuvieron que pagar 20 euros. Los que prefirieron llevarse a casa un autógrafo de Gleeson lo lograron previo desembolso de 30 euros, y los que optaron por el pack completo (foto y firma) pagaron 40 euros. Llegó a vender 200 tiques, afirman los organizadores, y Gleeson se llevó los beneficios íntegramente. O sea, unos 6.000 euros más. Según datos de otros festivales de este género, un actor de Juego de tronos [cuyos últimos capítulos se emiten a partir del 14 de abril] que siga en activo puede cobrar como mínimo unos 30.000 euros por un fin de semana. Cantidad a la que hay que añadir el porcentaje de las fotos y firmas o una cantidad fija independientemente de lo que firmen o las fotos que se hagan. Gleeson actualmente no está en activo pero, a juzgar por el periplo de convenciones que realiza desde hace años (también estuvo hace poco en una en Dortmund, Alemania), los beneficios que obtiene deben merecerle el esfuerzo.

Gleeson como Joffrey Baratheon, uno de los personajes más odiados de la última década.
Gleeson como Joffrey Baratheon, uno de los personajes más odiados de la última década.

Poco se sabe de la vida privada de Gleeson. Nunca ha hablado de sus relaciones y desde que saltara a la fama en 2011, con 19 años, no se le ha conocido pareja. Como el propio actor explicó en la FreakCon, dar vida a un ser tan despreciable acabó superándole y, debido a la presión (le insultaban a través de las redes sociales y por la calle) que sentía, decidió apartarse de la escena pública. Dejó la actuación a un lado y comenzó a estudiar Filosofía en el Trinity College de Dublín. Carrera que continúa estudiando.

"El estilo de vida que conlleva ser actor de una serie de éxito no es algo que me atraiga", afirmó en una entrevista en el diario The Independent. Casi desde el momento en que la producción de HBO se convirtió en un éxito global, Gleeson tuvo claro que una vez terminara de grabar Juego de tronos dejaría la interpretación. Así lo ha dicho en las pocas entrevistas con él que se han publicado. "Las entrevistas están bien cuando quieres mantenerte en este mundillo porque te dan popularidad. Pero yo no necesito hacer esas cosas. Me resulta incómodo ver mi cara en un autobús o en un cartel enorme. No me gusta ser famoso, prefiero que me conozcan únicamente mis amigos y familiares", declaró el irlandés a Entertainment Weekly.

Sin embargo, esta intolerancia a la popularidad no le ha impedido acudir a convenciones internacionales del cómic, como la Comi-Con de Londres, Ecuador, Alemania, Málaga... "Jack Gleeson estuvo interactuando, fue cercano y amable, y en ningún momento se mantuvo al margen", asegura a ICON el periodista Jon Sedano, que tuvo la oportunidad de comprobarlo de primera mano en la cita malagueña. Durante su participación, el actor respondió las dudas que le planteaban los fans. "¿Vas a volver actuar?", fue una de las preguntas más repetidas. Gleeson reveló que en estos momentos se dedica a la actuación a pequeña escala. Hace un par de años montó con unos amigos una compañía de teatro con marionetas en su Irlanda natal. También aprovechó para reconocer que, a pesar de que durante años ha renegado de la interpretación profesional, no le importaría volver a encarnar algún personaje siempre y cuando sea para un proyecto teatral. "Durante el coloquio afirmó que no se plantea trabajar ni en cine ni en televisión", confirma Lucía Herrero.

Foto publicada en Instagram por dos chicas que coincidieron con Jack Gleeson en el trayecto en avión (en turista) Málaga-Dublín.
Foto publicada en Instagram por dos chicas que coincidieron con Jack Gleeson en el trayecto en avión (en turista) Málaga-Dublín. Foto: Instagram

"Ha sido muy divertida la charla con Jack Gleeson en FreakCon y me ha chocado la mano", resumía (y presumía) Crespi, usuario de Twitter, a través de la red social. Otros fans aún fueron más afortunados y compartieron tres horas de vuelo con el intérprete. Sabrina, que viajaba de Málaga a Dublín en la misma fila de avión (y en clase turista) que Gleeson, cuenta a ICON que ella y su amiga fueron las únicas que le reconocieron. "Posó de buena gana con nosotras. Fue muy agradable", recuerda la joven. "Muy agradecido", contestó sonriente Gleeson cuando esta seguidora le dijo que era un gran actor.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información