Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escalofriante vídeo con el que Dani Rovira denuncia su atropello en bicicleta

El actor relata dos años después en Instagram que fue atropellado junto a sus compañeros de ruta mientras participaban en un reto solidario que se grabó como parte de un documental

Dani Rovira, en el estreno de 'Mi amor perdido'. En el vídeo, el atropello al actor.

El actor Dani Rovira, de 38 años, y sus compañeros de ruta ciclista pueden afirmar que la suerte estaba de su parte cuando inexplicablemente, según cuentan, fueron arrollados por un vehículo mientras pedaleaban por una carretera francesa en un reto solidario que se estaba grabando como parte de un documental para visibilizar la enfermedad del síndrome de Rett. Este martes, el intérprete de Ocho apellidos vascos y Superlópez, subió el impactante vídeo a su cuenta de Instagram, y viendo las imágenes resulta increíble que él y sus acompañantes, el entrenador Martín Giacchetta, el bombero Germán Torres y Francisco Santiago, padre de una niña con síndrome de Rett, resultaran ilesos después del aparatoso accidente que podría haber acabado con sus vidas. 

Rovira y los otros tres ciclistas realizaban una ruta de 11 etapas para cubrir la distancia entre Barcelona y Roma donde se encontrarían con el papa Francisco. Un reto que estaba siendo grabado como parte del documental Todos los caminos y con el que se quiere dar visibilidad al síndrome de Rett, una enfermedad congénita que afecta a un niño de cada 10.000 y que provoca a partir del segundo año de vida perdidas progresivas de las capacidades que convierten a quienes la sufren en dependientes para siempre. Las imágenes del accidente aparecen en el documental estrenado en noviembre en el Festival de Cine Europeo de Sevilla y que se puede ver en salas desde el día 11 de este mes.

En las imágenes que ahora ha publicado el actor malagueño en su cuenta de Instagram se puede ver cómo mientras pedalean por una carretera tranquila y están abordando una curva que aparentemente no parece muy pronunciada, un vehículo aparece por detrás y se los lleva por delante, pasando las bicicletas y sus conductores por encima del vehículo. Las imágenes son impactantes.

El vídeo está acompañado de unas palabras del propio Dani Rovira: "Estamos aquí porque aún no nos tocaba irnos. Respetémonos en la carretera". El actor también ha realizado algunas declaraciones al respecto en diferentes entrevistas: "Sabemos cómo sucedió porque se grabó. Estuve todo ese día en shock, no sentí miedo, eso me llegó al día siguiente cuando tuve que volver a montar en bicicleta". 

El documental Todos los caminos, durante cuyo rodaje ocurrió el accidente, está inspirado en la lucha de Francisco Santiago, el padre de una niña llamada Martina que está afectada por el síndrome de Rett. Los beneficios recaudados por esta película, que muestra la vertiente solidaria del actor malagueño, que colabora con otras causas como la defensa de los animales, se donará al hospital San Juan de Dios de Barcelona. La productora comunicó que el proyecto "nació de una primera llamada de Paco (el padre de Martina) y de una pequeña locura, que arrancó en un 'Oye nos vamos a Roma a dar un poquito de visibilidad y recaudar algunos fondos'. Rovira ha explicado que al final el proyecto cobró envergadura y se fue uniendo gente, y "se ha convertido en una de las aventuras más bonitas" que ha "tenido nunca".

El actor ha publicado hoy un storie en su propia cuenta de Instagram en el que ha facilitado algunos detalles más sobre el atropello que sufrió junto a sus compañeros de ruta. En el vídeo emitido en directo Rovira se encuentra practicando running, y con voz jadeante explica que los sucesos ocurrieron hace dos años mientras grababan Todos los caminos y que por suerte y por lo que se puede ver por el deporte que está practicando en ese mismo momento no les pasó nada grave a ninguno de ellos y sus piernas están en plena forma. "Aquí ando, tirando de piernas, a tope de power por Madrid Río", dice Rovira. Además, pide "respeto máximo para los ciclistas". "Nos jugamos la vida. La gente que conducimos llevamos un pedazo de carro de acero y con cualquier despiste nos podemos llevar a alguien por delante. Nosotros tuvimos mucha suerte pero hay un montón de familias truncadas por un despiste. Y a los que vais en bici, muchísimo cuidado también, respetad las señales, no os volváis locos que así perdemos el respeto de los conductores. Venga, Todos los caminos, estoy de puta madre".

La intención del vídeo, denunciar el aumento de los atropellos de ciclistas en nuestro país, se ha visto empañada por el momento elegido por el actor para hacerlo, justo coincidiendo con el estreno del documental que grababa cuando ocurrieron los hechos. A algunas personas no les ha gustado que su difusión, dos años después del accidente, se haya convertido en una forma de promoción del documental, aunque este tenga como fin obtener fondos para una buena causa y visibilizar una enfermedad poco conocida. 

La representante de Dani Rovira, que además es abogada, ha explicado a este periódico que en su momento se realizó una reclamación a la aseguradora francesa del vehículo que provocó el atropello de los cuatro ciclistas, y que esta abonó todos los gastos y reclamaciones por los daños causados en las bicicletas. "Por suerte ninguno sufrió heridas de gravedad y después del susto del primer momento", que la representante ha explicado se ve perfectamente en el documental, "el grupo decidió continuar con el reto". Tiempo después uno de los accidentados, Martín Giacchetta, ha tenido una lesión que no especifican pero todos atribuyen al accidente, aunque según la fuente consultada no se puede atribuir con pruebas al mismo porque en el momento no vieron la necesidad de acudir a un hospital acuciados por las etapas que debían cubrir para llegar a tiempo a Roma, donde les esperaba una audiencia con el papa Francisco.

"Todo es real", afirma la representante del actor que aclara que si no se ha hecho público antes era porque formaba parte de un documental que se iba a estrenar y que eso lleva un proceso y sigue unos canales determinados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >