Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La importancia de no quedarse atrás

La noticia de que la policía de Dubai patrullará la ciudad desde el aire a partir de 2020 con unas motos voladoras me ha hecho pensar en lo rápido que estamos evolucionando con la tecnología y la importancia de que las personas no se queden atrás. Todos hemos visto alguna película futurista en la que no nos podíamos creer que los coches pudieran volar; tampoco creímos a nuestros abuelos cuando nos decían que nosotros viviríamos eso. Pero, como de costumbre, tenían razón. Lo veremos en dos años. Otro ejemplo serían los smartphones, que han tardado en reemplazar a sus anteriores la mitad de tiempo de lo que tardó en llegar la conexión telefónica antes de la banda ancha. Igual que la tecnología evoluciona, nosotros como sociedad también deberíamos hacerlo para estar preparados, poder aceptarla y no sentirnos abrumados e incluso desplazados.

Gala Moix Espino, Barcelona.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >