Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Móviles en el teatro

Es indignante ir al teatro y no poder meterte en la obra del todo porque constantemente hay alarmas o teléfonos sonando a media función. Es penoso que haya personas que no puedan tener ni dos horas de desconexión con la realidad exterior. Pero es triste, sobre todo triste, que haya gente que falte el respeto y rompa la magia de un oficio tan bonito como es el de actor. Porque si vais al teatro, id de verdad y aprovechad la oportunidad de desaparecer por unos instantes.

Laia González Solà

Barcelona

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >