Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Turismo sexual en Cuba: entre ‘jineteras’ y ‘pingueros’
10 fotos

Turismo sexual en Cuba: entre ‘jineteras’ y ‘pingueros’

Los extranjeros son los principales clientes de las personas que se prostituyen. Una sórdida oportunidad para los jóvenes cubanos que sueñan con otro futuro

  • La prostitución en Cuba está ilegalizada, pero aun así nunca ha dejado de practicarse y los turistas son los principales clientes. En la imagen, la exprostituta Arlen retoca su maquillaje. A sus cincuenta y tantos años sigue en el negocio del sexo pero ya no como antes, ahora dirige una humilde casa de huéspedes al sur de la Habana Vieja.
    1La prostitución en Cuba está ilegalizada, pero aun así nunca ha dejado de practicarse y los turistas son los principales clientes. En la imagen, la exprostituta Arlen retoca su maquillaje. A sus cincuenta y tantos años sigue en el negocio del sexo pero ya no como antes, ahora dirige una humilde casa de huéspedes al sur de la Habana Vieja.
  • Arlen se toma un descanso en uno de los bares estatales en Habana Vieja. Son lugares donde no abundan los visitantes pero que ofrecen los precios más asequibles de la ciudad.
    2Arlen se toma un descanso en uno de los bares estatales en Habana Vieja. Son lugares donde no abundan los visitantes pero que ofrecen los precios más asequibles de la ciudad.
  • En la plaza de la Revolución hay una constante entrada y salida de trabajadoras sexuales que van tras los turistas que pasean en los clásicos coches americanos de alquiler. El año pasado se presentó un proyecto de ley para penalizar a los clientes que contraten servicio sexuales como medida para frenar la prostitución en Cuba.
    3En la plaza de la Revolución hay una constante entrada y salida de trabajadoras sexuales que van tras los turistas que pasean en los clásicos coches americanos de alquiler. El año pasado se presentó un proyecto de ley para penalizar a los clientes que contraten servicio sexuales como medida para frenar la prostitución en Cuba.
  • En las principales avenidas, las mujeres jóvenes perfilan la silueta de la calle. Entre los años 1996 y 2002 el gobierno cubano lanzó la operación Lacra, una serie de actuaciones policiales con el fin de poner freno a una ya profusa prostitución que empañaba la imagen de La Habana.
    4En las principales avenidas, las mujeres jóvenes perfilan la silueta de la calle. Entre los años 1996 y 2002 el gobierno cubano lanzó la operación Lacra, una serie de actuaciones policiales con el fin de poner freno a una ya profusa prostitución que empañaba la imagen de La Habana.
  • Jóvenes cubanas en uno de los bares de moda de la Habana. Un lugar con precios prohibitivos para la mayoría de la población pero muy frecuentados por extranjeros.
    5Jóvenes cubanas en uno de los bares de moda de la Habana. Un lugar con precios prohibitivos para la mayoría de la población pero muy frecuentados por extranjeros.
  • Una trabajadora sexual donde la calle 26 confluye con la 23. Zona de paso para los turistas que se acercan en taxi al malecón. Desde el cierre masivo de burdeles, se hizo más frecuente el uso de intermediarios como trabajadores de hotel o de discotecas, taxistas o guías turísticos que se ganaban una comisión.
    6Una trabajadora sexual donde la calle 26 confluye con la 23. Zona de paso para los turistas que se acercan en taxi al malecón. Desde el cierre masivo de burdeles, se hizo más frecuente el uso de intermediarios como trabajadores de hotel o de discotecas, taxistas o guías turísticos que se ganaban una comisión.
  • Las habitaciones que alquilan para vivir y trabajar apenas cuentan con una cama y una silla que hace de armario ropero. El baño y la cocina son compartidos y continuamente son vigiladas por sus caseros para evitar que entren hombres a escondidas para evitar pagarles su comisión.
    7Las habitaciones que alquilan para vivir y trabajar apenas cuentan con una cama y una silla que hace de armario ropero. El baño y la cocina son compartidos y continuamente son vigiladas por sus caseros para evitar que entren hombres a escondidas para evitar pagarles su comisión.
  • Dos mujeres enfrente del Hotel Inglaterra. No es difícil encontrar jóvenes buscando turistas en el entorno de los hoteles, restaurantes o zonas de ocio donde van los extranjeros.
    8Dos mujeres enfrente del Hotel Inglaterra. No es difícil encontrar jóvenes buscando turistas en el entorno de los hoteles, restaurantes o zonas de ocio donde van los extranjeros.
  • Una mujer se asoma en su habitación alquilada en Centro Habana. Cuando lleva clientes su casero le cobra una parte de la ganancia.
    9Una mujer se asoma en su habitación alquilada en Centro Habana. Cuando lleva clientes su casero le cobra una parte de la ganancia.
  • Yanet se prostituye desde los 13 años. Quiere estudiar medicina y se le antoja un nivel de vida que sabe que nunca conseguirá en la isla. “Todas queremos lo mismo, y no es un mito: Que algún turista nos lleve con él o conseguir el dinero suficiente para exiliarnos”.
    10Yanet se prostituye desde los 13 años. Quiere estudiar medicina y se le antoja un nivel de vida que sabe que nunca conseguirá en la isla. “Todas queremos lo mismo, y no es un mito: Que algún turista nos lleve con él o conseguir el dinero suficiente para exiliarnos”.