Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ostomizados: vivir con una bolsa pegada a la tripa

Ostomizados: vivir con una bolsa pegada a la tripa

6 fotos

Unas 70.000 personas en España viven gracias a una abertura artificial en el abdomen conectada a una bolsa que les permite eliminar los desechos biológicos. Es su salvamento, pero también un estigma. Reclaman mayor visibilización para evitar los prejuicios

  • Natividad Leal Zaragoza, de 53 años, es ultramaratonista y está ostomizada desde hace cinco años a causa de un tumor abdominal. “Podemos seguir haciendo lo mismo que hacíamos antes”, afirma. Entrena todos los días y los fines de semana corre distancias largas. "Para normalizar la vida con un estoma [abertura en el abdomen] hay que contarlo como algo natural: que los excrementos vayan a una bolsa no es ninguna guarrería ni marranada".
    1Natividad Leal Zaragoza, de 53 años, es ultramaratonista y está ostomizada desde hace cinco años a causa de un tumor abdominal. “Podemos seguir haciendo lo mismo que hacíamos antes”, afirma. Entrena todos los días y los fines de semana corre distancias largas. "Para normalizar la vida con un estoma [abertura en el abdomen] hay que contarlo como algo natural: que los excrementos vayan a una bolsa no es ninguna guarrería ni marranada".
  • En el patio de su casa en Vallecas (Madrid), Antonio Gallego, de 40 años, cuenta que su vida era "un infierno" antes de que le hicieran una ostomía a raíz de un cáncer de colon. No salía de su casa y el dolor era insoportable. "Era la bolsa o la muerte", recuerda. Gallego, que es técnico de Parques y Jardines en el Ayuntamiento de Madrid, hace ahora una vida "en un 97%" como la de cualquier otra persona.
    2En el patio de su casa en Vallecas (Madrid), Antonio Gallego, de 40 años, cuenta que su vida era "un infierno" antes de que le hicieran una ostomía a raíz de un cáncer de colon. No salía de su casa y el dolor era insoportable. "Era la bolsa o la muerte", recuerda. Gallego, que es técnico de Parques y Jardines en el Ayuntamiento de Madrid, hace ahora una vida "en un 97%" como la de cualquier otra persona.
  • Alicia Martínez, de 37 años, lleva ocho años con una bolsa pegada a la tripa por causa de una endometriosis que le diagnosticaron de pequeña. Desde el principio lo asumió "perfectamente", aunque con reparo: "Yo por aquel entonces no tenía pareja. Conocer a una persona, contarle que tienes una bolsa, empezar a mantener relaciones sexuales... Cuanto más normalidad le des tu más más normal lo va a ver la gente".
    3Alicia Martínez, de 37 años, lleva ocho años con una bolsa pegada a la tripa por causa de una endometriosis que le diagnosticaron de pequeña. Desde el principio lo asumió "perfectamente", aunque con reparo: "Yo por aquel entonces no tenía pareja. Conocer a una persona, contarle que tienes una bolsa, empezar a mantener relaciones sexuales... Cuanto más normalidad le des tu más más normal lo va a ver la gente".
  • Después de que le hicieran una ostomía hace dos años y medio, David Muñoz, de 33 años, creó el grupo privado de Facebook “Ostomizados España”, un espacio de desahogo que reúne más de 1.400 miembros. Muñoz, que en la fotografía viste una camiseta con el lema “Fuck Crohn” contra la enfermedad que sufre, lamenta la falta de visibilización: "Si digo que llevo una bolsa, la gente me mira como 'qué me estás contando'. Es desconocimiento. A mí me pasó los mismo".
    4Después de que le hicieran una ostomía hace dos años y medio, David Muñoz, de 33 años, creó el grupo privado de Facebook “Ostomizados España”, un espacio de desahogo que reúne más de 1.400 miembros. Muñoz, que en la fotografía viste una camiseta con el lema “Fuck Crohn” contra la enfermedad que sufre, lamenta la falta de visibilización: "Si digo que llevo una bolsa, la gente me mira como 'qué me estás contando'. Es desconocimiento. A mí me pasó los mismo".
  • En la fotografía, Yolanda Martínez Citores, de 51 años, sostiene una de las ecografías de su segundo embarazo. Cinco años después de ser ostomizada, ella y su marido, que ya tenían una hija, decidieron volver a ser padres. Les dijeron que estaban locos, pero siguieron adelante y tuvieron a su segundo hijo sin complicaciones. Martínez Citores, que es enfermera, tiene un blog donde recibe muchas consultas de mujeres ostomizadas que quieren ser madres.
    5En la fotografía, Yolanda Martínez Citores, de 51 años, sostiene una de las ecografías de su segundo embarazo. Cinco años después de ser ostomizada, ella y su marido, que ya tenían una hija, decidieron volver a ser padres. Les dijeron que estaban locos, pero siguieron adelante y tuvieron a su segundo hijo sin complicaciones. Martínez Citores, que es enfermera, tiene un blog donde recibe muchas consultas de mujeres ostomizadas que quieren ser madres.
  • Alicia Martínez, ostomizada desde hace ocho años, sostiene en la imagen una de las bolsas que conecta a su abdomen para eliminar desechos biológicos. Estos dispositivos varían según el estoma (abertura en el abdomen) de cada paciente y son inodoros.
    6Alicia Martínez, ostomizada desde hace ocho años, sostiene en la imagen una de las bolsas que conecta a su abdomen para eliminar desechos biológicos. Estos dispositivos varían según el estoma (abertura en el abdomen) de cada paciente y son inodoros.