Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve entrevistas de “tierra trágame” en la televisión española

La visita de Ana Guerra al plató de 'Amigas y conocidas' es el último momento de tensión vivido en nuestras cadenas. Hay más...

entrevistas television
Ana Guerra ('OT' 2017), Mercedes Milá, Pablo Motos y Mariló Montero –de izquierda a derecha– han protagonizado algunas de las entrevistas más polémicas de la historia de la televisión española. Getty

Es lo bueno del directo. Te sientas en el sofá sin ningún tipo de esperanza para ver una entrevista aparentemente inocente y, de repente, tu televisor arde. Los dos protagonistas se están intercambiado golpes verbales y ¡tú lo estás viendo en tiempo real con los ojos como platos! Luego lo comentarás con regularidad en reuniones familiares y con amigos durante los próximos años. Y, ahora, incluso, lo recrearás gracias a internet.

Estos son nueve episodios de la televisión española con un choque de trenes provocado por egos, tintes machistas, insolencias, amarillismos y más egos.

Pablo Motos y las protagonistas de la serie 'Las chicas del cable'

“¿Vosotras sabéis bailar reguetón?”; "la gente dice que las mujeres no pueden ser amigas"; "ahora mismo las chicas se dividen entre las que saben perrear y las que no saben perrear"; “cuántos pendientes te caben en la oreja”... Con esta batería de preguntas recibía Pablo Motos, en abril de 2017, a Maggie Civantos, Blanca Suárez, Nadia de Santiago y Ana Fernández, protagonistas de la serie Las chicas del cable. No era la primera vez que el conductor de El Hormiguero despertaba suspicacias por su trato a las mujeres (Mónica Carrillo, Alessandra Ambrosio y Elsa Pataky ya habían protagonizado momentos desafortunados), pero sí la que más rechazo causó en los espectadores debido a la acumulación de tópicos con la que el presentador trufó una entrevista en la que apenas se habló de la serie. Las redes sociales censuraron la actitud de Motos y hasta Netflix, la plataforma a la que pertenece la serie, lanzó un mensaje que parecía tener un claro destinatario.

"Ahora mismo las chicas se dividen entre las que saben perrear y las que no saben perrear", dijo Pablo Motos durante su entrevista a las actrices de 'Las chicas del cable'. Con afirmaciones como esta, el presentador provocó el rechazo de los espectadores.

Ana Guerra en 'Amigas y conocidas'

La visita de Ana Guerra al plató de Amigas y conocidas, matinal de TVE conducido por Inés Ballester, ha originado la última polémica televisiva. Ha sido en julio de 2018. La quinta finalista de OT 2017 acudió al espacio para hablar de su nuevo tema Ni la hora y se encontró con una serie de preguntas que poco o nada tenían que ver con su propuesta musical. Ballester y sus colaboradoras prefirieron interesarse por unas fotografías que la cantante había subido recientemente a su cuenta de Instagram y convertir la entrevista en un debate sobre la incompatibilidad del bikini y el feminismo.

"Yo entiendo que hemos entrado en una moda, que hace unos años era impensable y también es verdad que todas las que salís sois muy monas... pero de ahí a decir que eso es una reivindicación feminista, ¿no, verdad?", preguntó Ballester a una Ana Guerra. La cantante respondió con seguridad y sin amilanarse: "Lo hago, primero, porque me flipa la foto y veo que en esa imagen hay arte y el trabajo de una persona. Y, segundo, porque me da la gana, y al final me siento muy cómoda subiendo estas cosas a redes. Estoy cómoda con mi cuerpo y me quiero a mí misma".

La actitud de las contertulias, entre las que se encontraban Sonia Ferrer, Cristina Almeida e Isabel San Sebastián, despertó un fuerte rechazo en la redes sociales, especialmente en Twitter, donde las críticas se concentraron bajo el hashtag #AnaGuerraSíMeRepresenta. Inés Ballester, consciente del revuelo que se había generado pidió disculpas a la cantante.

Inés Ballester y sus colaboradoras únicamente se interesaron por unas fotografías que Ana Guerra había subido a Instagram, convirtiendo así la charla en un debate sobre la incompatibilidad del bikini y el feminismo.
Inés Ballester y sus colaboradoras únicamente se interesaron por unas fotografías que Ana Guerra había subido a Instagram, convirtiendo así la charla en un debate sobre la incompatibilidad del bikini y el feminismo.

Mercedes Milá y Camilo José Cela

Que Camilo José Cela era uno de los escritores más ilustres del panorama internacional es algo que casi todos los españoles tenían claro a principios de los 80. Pero descubrir que su ano era capaz de absorber un litro y medio de agua fue toda una sorpresa. Y no hubo que esperar a que ninguna biografía no autorizada lo desvelase: él mismo se lo contó el 20 de octubre de 1983 a Mercedes Milá en el programa Buenas noches.

“¿Qué cosas han contado de usted que usted no haya hecho?", fue la inocente pregunta de Milá, y lo que vino después, historia del ente público. Tras negar que se hubiese tirado un pedo delante de un mosén por ser “pedorro domiciliario, pero no pedorro transeúnte”, relató ante una estupefacta presentadora su "habilidad de absorción de un litro y medio de agua de un solo golpe por vía anal. Si quieren traigan una palangana y lo demuestro”. Finalmente no hubo palangana en directo, algo que, imaginamos, agradecieron los espectadores para los cuales la imagen mental habrá sido suficiente. Lo que sí hubo fue la especificación por parte del autor de La Colmena de que daba igual que el agua estuviese clorada o no porque “mis papilas del gusto no las tengo en ese conducto sino en otro”.

El nobel Camilo José Cela explicando a Mercedes Milá sus habilidades con una parte de su cuerpo.

Mercedes Milá y Francisco Umbral

Si hubiese existido Twitter en 1993 el hashtag #yohevenidoaquíahablardemilibro no habría tenido rival. Durante el programa Queremos saber, de Mercedes Milá, perejil de todas las salsas televisivas, un airado Francisco Umbral pronunció una de esas frases que junto al “si me queréis irse”, de Lola Flores, o el “quién me ha puesto la pierna encima para que no levante cabeza”, de Jorge Berrocal, forman parte de la memoria colectiva televisiva de la sociedad española. El escritor, que como dejó claro, “había ido a hablar de su libro” (La década roja, un análisis sobre los diez años de socialismo en España), alzó la mano en un momento del debate para dejar claro que no le interesaban en absoluto los temas que se estaban tratando en el programa y que había sido engañado por Milá.

La tensión en el plató se hizo tan evidente que incluso uno de los espectadores se encaró con Umbral (la participación del público era habitual en el formato), mientras el resto de los invitados, el escritor, Emilio Romero y al rector de la Universidad Autónoma de Madrid Cayetano López, se mantenían en un discreto segundo plano.

Pero Umbral no aflojaba: “Yo cuando voy a una televisión es porque me pagan. Yo no vengo a las televisiones gratuitamente como un paria, si vengo es porque se va a hablar de un libro mío”, puntualizó el escritor, que posteriormente pidió disculpas a Milá fuera del plató. Una vez pasado el mal trago lo que ha quedado de aquella trifulca es uno de los grandes momentos televisivos de los noventa, un éxito de ventas para La década roja y una frase que todos hemos utilizado alguna vez.

Francisco Umbral creando un momento ya imborrable de nuestra cultura popular.

Mariló Montero y Anne Igartiburu

A veces, lo que nace como una amable entrevista promocional entre dos profesionales del mismo medio puede acabar convirtiéndose en un duelo a la altura de los de Cersei Lannister y Oleanna Tyrell, de Juego de tronos. La presentadora Anne Igartiburu acudió (en septiembre de 2012) a La mañana de la 1, conducido por Mariló Montero, para presentar su nuevo programa +Gente. Y fue recibida por Montero con los cuchillos en alto. “¿Te da miedo el cambio tras presentar 15 años Corazón y ahora pasar a un magacine, ¿Te ves oxidada?", fue el primer dardo que la anfitriona lanzó a una sorprendida Igartiburu, que sólo acertó a decir: “¿Qué es estar oxidada?”. “Pues si después de estar 15 años con el 'paso a vídeo, paso a vídeo' has perdido fluidez en los directos”, le respondió Montero dejando claro quién era la jefa del plató en aquel momento.

Mariló Montero y Anne Igartiburu: dos compañeras escenificando cuentas pendientes.

Jordi González entrevista a la madre de El Cuco

La mayoría de las polémicas televisivas no dejan a su paso más que una microrrevolución en Twitter y alguna frase para el recuerdo. Pero la causada por la asistencia de la madre de El Cuco, uno de los presuntos implicados en la desaparición de Marta del Castillo, al plató de La noria, acabó significando el fin del programa y poniendo en evidencia el inmenso poder que las redes sociales han otorgado a los espectadores.

La noria, conducido por Jordi González, fue durante un lustro uno de los programas bandera de Tele 5 y dominaba con autoridad las audiencias de las noches sabatinas. Pero todo terminó cuando el 29 de octubre de 2011 Jordi González entrevistó a Rosalía García.

La entrevista, por la que se dijo que se habían pagado 10.000 euros, provocó un enorme rechazo en la audiencia que pidió boicotear a los anunciantes que patrocinaban el programa. El revuelo provocó la espantada de las principales marcas y el programa llegó a ser emitido sin publicidad ya que ningún anunciante quería verse salpicado por la polémica.

La falta de reacción tanto de la cadena como del presentador, que optaron por silenciar el incidente y enrocarse en su posición en lugar de disculparse, acabó precipitando el fin de La noria y sentando un precedente que ha sido recordado por muchos ante los recientes rumores de una posible entrevista en televisión a los miembros de La Manada.

El programa 'La Noria', conducido por Jordi González, entrevistó a la madre de El Cuco, uno de los presuntos implicados en la desaparición de Marta del Castillo. El resultado del encuentro provocó la cancelación del espacio.
El programa 'La Noria', conducido por Jordi González, entrevistó a la madre de El Cuco, uno de los presuntos implicados en la desaparición de Marta del Castillo. El resultado del encuentro provocó la cancelación del espacio.

Mercedes Milá y José Miguel Mulet

Qué sería de las polémicas televisivas sin Mercedes Milá. Durante el programa Chester in love, de Risto Mejide, la comunicadora mantuvo (en marzo de 2017) una agria disputa con el divulgador científico José Miguel Mulet, licenciado en Química y doctor en Bioquímica y Biología Molecular. Mulet trataba de rebatir los contenidos del libro La enzima prodigiosa, de Hiromi Shinya, mientras Milá, una de sus principales seguidoras, los defendía enconadamente. Eso sí, con más pasión que razón, ya que todos esas teorías, desde los riesgos de clorar el agua hasta la inconveniencia de consumir lácteos, eran desmontadas una a una por el científico. El problema vino cuando la pasión por las enzimas milagrosas cegó a Milá y la llevó a ensañarse con el aspecto físico de Mulet. "Lo primero que te digo es que adelgaces, porque estás gordo", le reprendió de manera poco elegante. Un salida que fue condenada en las redes sociales y en los medios. Mulet dio su opinión acerca del lamentable incidente en este tuit: "Seguramente hoy en algún colegio se habrán reído de algún chaval por estar gordo. Luego no vengáis con programas sobre el bullying.

Miradas como cuchillos. En el programa 'Chester in love', Mercedes Milá llamó
Miradas como cuchillos. En el programa 'Chester in love', Mercedes Milá llamó "gordo" al científico José Miguel Mullet en un acalorado debate sobre las enzimas prodigiosas.

Pilar Trenas y Mick Jagger

Era una de las apariciones televisivas más esperadas de aquel 1987. El cantante de los Rolling Stones, una superestrella internacional en plena gira en solitario, iba a ser entrevistado en exclusiva por la reputada periodista Pilar Trenas para su programa Muy personal. Pero la actitud de Jagger convirtió el feliz momento en un mal trago para la periodista. El vídeo del programa deja ver a un Jagger aburrido y displicente que bosteza y muestra un absoluto desinterés por las preguntas que se le realizan. Trenas intenta mantener el tipo, pero no es ajena al desastre, como dejó claro en las declaraciones recogidas en la crónica de Javier Pérez de Albéniz para EL PAÍS: "Jagger es el ser más grosero, maleducado y desagradable al que he tenido ocasión de entrevistar. No tiene la más mínima educación. A sus 44 años mantiene una pose de niño bravucón, incoherente y sin ningún tipo de discurso. Creo que solo vale para subir a un escenario y hacer el mono".

La accidentada entrevista dio origen a una parodia, con Javier Gurruchaga en el papel de Trenas y Paco Calatrava como Jagger. Y no fue el único incidente de la periodista con un invitado díscolo. Cela, otro divo a su manera, la lanzó a una piscina durante una entrevista, aunque esta vez la periodista se lo tomó con sentido del humor.

Están sonriendo, pero aquello fue una de las grandes peleas de la historia de la televisión en España. La actitud de Mick Jagger convirtió la entrevista en un mal trago para la periodista, Pilar Trenas.
Están sonriendo, pero aquello fue una de las grandes peleas de la historia de la televisión en España. La actitud de Mick Jagger convirtió la entrevista en un mal trago para la periodista, Pilar Trenas.

Nuria Roca y las relaciones abiertas

Seguro que cuando la periodista Nuria Roca y su marido Juan del Val aceptaron acudir, en octubre de 2017, como invitados a El Hormiguero no esperaban una repercusión tan desproporcionada de su entrevista.

La pareja, que acudía a presentar la novela Parece mentira, en la que hablaban de sus intimidades como matrimonio, capeo con soltura las preguntas de Pablo Motos sobre convivencia e infidelidad. Hasta que ante una afirmación de Motos “sois una pareja abierta”, ambos contestaron con un “sí” demasiado rotundo que hizo volar la imaginación de los espectadores, que se lanzaron, cómo no, a opinar en las redes sociales.

El impacto de sus declaraciones fue tal que la presentadora contestó a los numerosos ataques recibidos a través de su cuenta de Instagram. “Respeto todas las opiniones y las agradezco siempre que vengan desde la educación y nunca desde la prepotencia de quien no admite una opinión y una manera diferente de entender... jamás se me ocurriría dar por mejor mi pensamiento, mi posición o mi proceder... jamás se me ocurriría adoctrinar... En una sociedad en la que últimamente se ve tanto pensamiento único y tan poca tolerancia a la diversidad, estaría bien que tuviéramos todos un poquito más de respeto, de libertad y que diéramos menos lecciones de moral!”, escribía Roca y sólo hay que leer los comentarios recibidos para darse cuenta del poco caso que le hicieron. Se puede leer pinchando aquí.

El matrimonio formado por Nuria Roca y Juan del Val acudió a 'El Hormiguero' a presentar el libro 'Parece mentira', donde hablan de sus intimidades como pareja. Allí sortearon las preguntas de Motos sobre convivencia e infidelidad. Muchos espectadores utilizaron las redes sociales para criticarles. Y Roca contestó con contundencia.
El matrimonio formado por Nuria Roca y Juan del Val acudió a 'El Hormiguero' a presentar el libro 'Parece mentira', donde hablan de sus intimidades como pareja. Allí sortearon las preguntas de Motos sobre convivencia e infidelidad. Muchos espectadores utilizaron las redes sociales para criticarles. Y Roca contestó con contundencia.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información