Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Janet Jackson alerta a la policía por el trato de su exmarido a la hija de ambos

Denunció un comportamiento violento del qatarí Wissam Al Mana pero los agentes tras comprobar el estado de la pequeña no tomaron medidas

La policía fue llamada para que acudiera a un hotel de California a última hora del sábado para realizar un control de asistencia social sobre la hija de Janet Jackson, de un año. Una preocupada Jackson telefoneó a la policía en el condado de Malibú y expresó su preocupación por su bebé, Eissa, que estaba bajo el cuidado de su exmarido, Wissam Al Mana, en el Hotel Nobu, según  informó Entertainment Tonight.

La niñera de la pareja, que también estaba en el hotel, informó a la cantante que Al Mana se había estado portando agresivamente y dijo que temía por la seguridad de la niña.

En una declaración a ET, el hermano de Jackson, Randy Jackson, dijo que la niñera incluso "se encerró en un baño para poder contactar a Janet".

Durante el control de bienestar, la policía concluyó que la niña no estaba en peligro y luego salió del hotel.  Jackson, de 52 años, se separó de su esposo multimillonario en abril de 2017, meses después de dar a luz a su primer hijo a la edad de 50 años.

La hermana de la estrella del pop del fallecido ícono Michael Jackson se comprometió con el empresario qatarí Al Mana en 2012.  Eissa nació el 3 de enero de 2017.

"Lamentablemente, Janet y Wissam han decidido que no estaban funcionando como pareja y han decidido tomar por caminos separados", dijo un amigo de la pareja.

Cuando la pareja se casó, se especuló que el cantante se había convertido al Islam, alimentamdo esta teoría en el hecho de que comenzó a llevar un pañuelo en la cabeza.

La pareja pleotea por un acuerdo de divorcio que está resultando complejo y costoso ya que se estima que Al Mana, de 43 años, tiene una fortuna de alrededor de 1,07 billones, al menos cuatro veces el patrimonio neto de Jackson.

Al Mana, nació en Qatar pero se crió en el oeste de Londres aunque se trasladó a Washington para cursar sus estudios universitarios. Al Mana volvió después a la capital británica para hacer un máster en Económicas y dirigir la empresa de su padre, que comparte con sus dos hermanos. Está al frente de un imperio que controla las tiendas de Zara, Mango o Harvey Nichols en Oriente Medio, y marcas como Hermès o Alexander McQueen. Un conglomerado que le ha generado una fortuna estimada en 1.200 millones. Conoció a Janet Jackson en la inauguración de un hotel en Dubái en 2010 y se casaron dos años después.