Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La moda de los SUV

Hace 12 años, en 2005, me compré mi primer coche. No lo compré de gasoil porque el combustible fuese más barato, sino por una sencilla ecuación: si gasta menos combustible, contaminará menos. Puse mi granito de arena contra la alteración climática, en forma de calentamiento global, que estamos sufriendo.

Ahora resulta que, con la moda SUV (“todoterrenos familiares para aprendices de Indiana Jones”), vamos para atrás como los cangrejos. Van a provocar un aumento del consumo y la polución, lo que agravará el problema del calentamiento global. ¿Hay alguien entre los responsables, consumidores, fabricantes, políticos... que piense hacer algo al respecto? Porque el peligro es real y espeluznante.— Domingo Baiao Vázquez. Sevilla.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.