Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Shin chan, el niño japonés famoso por enseñar el culo cumple 15 años en la tele

Hablamos con Yūji Mutō, el director de la mítica serie de dibujos animados que comenzó siendo un manga

Un crio de cinco años se baja los pantalones y grita: “Culito, culito” sin ningún tipo de pudor. Luego se sube a un pupitre y enseña la chorra a sus compañeros de clase mientras hace su particular “baile de la trompa”. Este niño llamado Shin chan (también conocido como Shinnosuke) pasa los días de su eterna infancia en la ciudad nipona de Kasukabe liándosela a su familia –muy al estilo Bart Simpson en Springfield–, acompañado por sus amiguitos de parvulario –mucho más reservados que él– y su fiel perro Nevado.

El descarado personaje que, a veces, cual Mortadelo, se disfraza con la ropa interior de su madre, fue creado en 1990 por Yoshito Usui, primero, como protagonista de un manga (cómic japonés) para dar el salto a la tele dos años después, convirtiéndose en una de las ficciones más populares en Japón. Su creador moriría en 2009 con sólo 51 años, tras caer por un profundo barranco mientras practicaba senderismo, una de las aficiones también en la ficción de la familia Nohara.

En el 15 aniversario de su estreno a nivel nacional en Antena 3 –que sigue emitiéndola a través de Neox–, hablamos con su director y productor desde 2004, Yūji Mutō, de paso por Madrid en la feria Heroes Manga. A sus 56 años, este japonés de risa contagiosa, demuestra sentir la misma pasión por su trabajo que el primer día, al aparecer en la entrevista con la cara tapada por el casco azul del personaje favorito de Shin chan, Ultrahéroe.

Shin chan, el niño japonés famoso por enseñar el culo cumple 15 años en la tele

Shin chan forma parte de la vida cotidiana de los japoneses desde hace ya más de 25 años. Los Simpson se mantiene en la misma buena forma desde prácticamente el mismo tiempo. ¿Qué cambiarías de Los Simpson si pudieras rehacer la serie a un estilo menos occidental?

Los Simpson me parece una serie de lo más divertida, no sólo te lo digo como profesional de la animación, también como fan. Si estuviera en mi mano, fomentaría más la figura de la familia, más cotidiana y representativa de la realidad. Y también detalles como que se pudiera enseñar alegremente el culo (risas).

¿Si te ofrecieran llevar a Shin chan a Springfield o a Bart a la ciudad de Kasukabe, te apuntarías al crossover?

Sería divertidísimo y muy interesante. Para mí sería un placer poder mezclar dos series que son potentísimas en sí mismas. Pero si pudiera trabajar con Los Simpson sería desde ese respeto, porque yo mismo respeto mucho al personaje que creó Yoshito Usui, y por eso dirijo esta serie. Pero sí, un crossover con Los Simpson sería la bomba.

De hecho, encontramos muchos paralelismos con Los Simpson…

Que hay paralelismos entre Shin chan y Los Simpson es algo innegable. Si nos sentáramos a crear el crossover nos sentiríamos reflejados pues pasan las mismas cosas en ambas series. Pero si te digo la verdad fue con mi película Shin chan: 3 minutos para salvar el mundo (2005) cuando me sentí más preocupado pues se estrenó en Japón al mismo tiempo que Los increíbles (2004). Ambas historias se parecían demasiado, ya que los Nohara también se convierten en una familia de superhéroes. Luego pensé que realmente no era un problema, cada película supo encontrar su propia autenticidad.

¿Cómo se ha mostrado a la mujer en tu serie, ha evolucionado el papel de Misae, la madre de Shin chan?

La posición de la mujer no ha cambiado en el tiempo que lleva la serie emitiéndose. La forma de mostrar a la mujer en la serie, al menos en Japón, es la de una mujer decidida y asertiva, que se enfada y que lo muestra de una manera muy clara. No queremos mostrar a una mujer que se conforma.

Me recuerda a Marge Simpson y Hiroshi, con sus cervezas, al calzonazos de Homer. ¿Crees que los hombres son tan estúpidos?

No creo que los hombres sean calzonazos ni tontos. Lo que ocurre es que los hombres de estas series no pueden soportar tanto tiempo un enfado así que creo que es un tema más de resignación (risas).

¿Hay algo que no hayas podido tocar en la serie, te has impuesto algún tipo de autocensura alguna vez?

Shin chan intenta evitar meterse en profundidad en algunos temas. Nuestra serie es puro entretenimiento. En otros géneros, como, por ejemplo, el terror, se puede justificar que se esté pegando a alguien, porque es necesario para la historia. Pero Shin chan fue creada por un señor que ya no está y yo sigo respetando su legado.

Hablando de pegar, no sé qué pensarán las nuevas generaciones del maltrato que sufre Shin chan…

Cuando los padres de Shin chan le pegan no es maltrato, si no una muestra de amor. Es la obligación de los padres, enseñar a sus hijos. Su madre no le pega porque ella esté de mal humor o porque no pueda comprarse algo. Siempre es con la intención educativa de que ha hecho algo mal. Hiroshi nunca levanta la mano a su mujer.

En Indonesia Shin chan se censuró porque la consideran una serie pornográfica.

No puedo hablar de cómo funciona cada país porque habrá países que toleren algunos gags y otros, no. Lo único a lo que aspiro es a que la gente la pueda disfrutar tal y como es. Sí me parece extraño que no se pueda emitir en todos los lados, porque todos los niños son y actúan como Shin chan. Pero Shin chan no es pornografía. Si lo hiciera un adulto tal vez podría calificarse así.

La ciudad de Kasukabe decidió otorgar a Shin chan el certificado de residencia, es decir, que el chaval se puede considerar un ciudadano más de la ciudad. Si existiera de verdad y te lo encontraras, ¿qué le dirías?

Le diría: “Déjame tocarte el culo, porque tienes un culo bien chulo” (risas).

Shin chan cumple 15 años en España, ¿cómo crees que será el personaje dentro de otros 10 años?

No sé si seguiré dirigiendo la serie, tendría 66 años, aunque espero estar. Pero seguro que sigue igual. Por mucho que cambie el mundo Shin chan no va a cambiar.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.