Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La insólita (y atormentada) vida de Mini Yo

Verne Troyer, famoso por su papel en la saga 'Austin Powers', lucha contra los problemas que le provoca su adicción al alcohol

Verne Troyer (centro) junto a jugadores de póker profesionales, en un acto en Los Ángeles para recaudar fondos en la lucha contra el Lupus en 2016.
Verne Troyer (centro) junto a jugadores de póker profesionales, en un acto en Los Ángeles para recaudar fondos en la lucha contra el Lupus en 2016.

Un matrimonio fallido, una sex tape, realities, cintas de serie B, fama de malhumorado... El actor estadounidense Verne Troyer, nacido hace 49 años en Sturgis (Michigan), ha llevado una vida de auténtica estrella del cine desde que se hizo popular como Mini Yo, el diminuto clon del Doctor Maligno en Austin Powers, la espía que me achuchó (1999). Ese estilo de vida, sin embargo, le ha pasado factura. El pasado 2 de abril fue ingresado por una intoxicación etílica. Una semana después continúa internado.

Troyer en su última aparición pública el 21 de marzo en Londres. ampliar foto
Troyer en su última aparición pública el 21 de marzo en Londres.

Su problema con la bebida no es nuevo. Troyer fue internado en 2002, en pleno apogeo de su fama, por el mismo motivo y hace un año entró voluntariamente en un centro de desintoxicación. El tratamiento, sin embargo, no surtió efecto y recaía a principios de este mes. Un amigo del actor llamó a los servicios de emergencia en torno a las siete y media de la tarde del 2 de abril para alertar de que el intérprete se encontraba "trastornado, borracho y con pensamientos suicidas". Una vez en el centro sanitario, el periodo de observación de 72 horas se ha transformado en una semana. Su vida no corre peligro, como su entorno indicaba en una publicación en su cuenta de Instagram a las pocas horas del suceso, pero necesita reposo.

Esa imagen del Troyer aficionado a la bebida, que en ocasiones han denunciado sus parejas, malhumorado y dictatorial poco tiene que ver con la que muestra en los vídeos de su canal de Youtube, donde acumula más de 600.000 suscriptores y algunos de sus clips, en especial los de cocina, cuentan con más de tres millones de visionados. En ellos elabora sus platos y postres favoritos, graba sus salidas con sus sobrinos y sus amigos, recorre su amplia casa y enseña sus colecciones de souvenirs de viajes y objetos deportivos, además de sus nuevas adquisiciones, como un coche infantil de Tesla.

Su vida no es convencional. Nació en el seno de una familia amish, que se desengañó de ese estilo de vida arcaico cuando Troyer era niño. Estuvo a punto de morir y como no tenían coche para ir al hospital, solo un carro tirado por caballos, su padre tuvo que pedírselo a su tío. Sus primeros pasos en el cine fueron como doble de acción, pero rápidamente se hizo un hueco en Hollywood gracias al tirón de Austin Powers. Su condición física, resultado de una acondroplasia, y su carisma le han permitido interpretar a decenas de secundarios en el cine y la televisión. Troyer ha participado en Sabrina la bruja adolescente, en Austin Powers, en Miembro de Oro (2002), la continuación, The Love Guru (2008) o Harry Potter y la piedra filosofal (2001), donde encarna al duende Griphook, para el que prestó su cuerpo pero no su voz.

También protagonizó una cinta de terror de bajo presupuesto titulada Gnome Alone, en la que daba vida a un surrealista duende asesino. No siempre había papeles adaptados a sus características y Troyer empezó a participar en cintas y realities de escasa calidad. Pasó por el Gran Hermano británico, por el concurso Celebrity Juice y por Celebrity Swap Wife, un espacio en el que famosos de segunda fila como Sisqó, Coolio o las hijas de Sarah Palin intercambiaban sus cónyuges durante unos días. Él participó con su pareja de entonces, la actriz Brittney Powell. "Soy rara y a él le gusta, así que me vale", contaba Powell en el programa. Pese al éxito, Troyer ha vivido atormentado por su condición, de acuerdo con sus amantes. 

Hoy vuelve a estar soltero, pero cuenta con un currículo sentimental bastante movido. Conoció a su primera esposa, la modelo de Playboy Genevieve Gallen, durante una fiesta de Nochevieja en la mansión de Hugh Hefner en 2002. Dos años más tarde se casaron. El matrimonio duró poco alegando los grandes gastos que Gallen le acarreaba. Ella lo acusaba de agarrado. No sería la última vez que una mujer criticaba su gestión del dinero.  En septiembre de 2008, el actor volvió a las páginas de la prensa sensacionalista por la filtración de una cinta pornográfica casera con la actriz Ranae Shrider, su novia de entonces. Un año después Shrider acusaba al actor de ser tacaño y controlador, obsesionado con el sexo y con todo lo que se publica sobre él, en el periódico sensacionalista The Mirror. "Me ordenaba como si fuera una esclava", contaba en la entrevista. En respuesta, él la demandó por 20 millones en concepto de "terrorismo emocional y agresiones". 

Una década después del conflicto con Shrider, el actor sigue luchando contra su adicción a la bebida. Pese al apoyo de su familia no consigue superarla. Quizá este último episodio, del que parece que se recupera, aunque su entorno no ofrece nuevas noticias, sea el que le haga salir del agujero y pueda contar su triunfo en su canal de YouTube. Una nueva etapa en la singular vida de Verne Troyer.