Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘El día de la marmota’

Ingenuo de mí, me ilusioné, como supongo que muchos catalanes, con el discurso integrador del president del Parlament de Cataluña el día de su toma de posesión. Habló de recoser la sociedad catalana y buscar el entendimiento y diálogo en la Cámara. Pues bien, visto lo visto hasta ahora y el discurso lanzado desde Bruselas por Carles Puigdemont, aquello fue un espejismo. Estamos como en la famosa película El Día de la Marmota. Supongo que el independentismo se debe dar cuenta del daño que le está haciendo a la sociedad catalana con su empecinamiento en ir por unos derroteros que, probablemente, más de la mitad de la población catalana no comparte. Pero como tienen mayoría en el Parlament, siguen adelante.— Rafael Campos Luanco.Sant Joan Despí (Barcelona).

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.