Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meghan Markle, feminista y bautizada

La prometida del principe Enrique de Inglaterra ha hecho un alegato por las mujeres en Birmingham a la vez que medios británicos anuncian que se bautizó el pasado martes

El príncipe Enrique de Inglaterra y su prometida, la actriz estadounidense Meghan Markle saludan durante su visita a Birmingham, Reino Unido.
El príncipe Enrique de Inglaterra y su prometida, la actriz estadounidense Meghan Markle saludan durante su visita a Birmingham, Reino Unido. EFE

Enrique de Inglaterra y Meghan Markle han decidido celebrar el Día Internacional de la Mujer desde Birmingham, donde tenía lugar un acto de la Royal Foundation dedicado a fomentar la presencia de mujeres en carreras y profesiones de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM en sus siglas en inglés). “Las mujeres no necesitan encontrar su voz, ya tienen voz. Ellas necesitan sentirse empoderadas para usarla y la gente necesita ser alentada para escucharla”, dijo Meghan Markle, que conoció a un grupo de chicas, estudiantes de secundaria a las que se les explicó el proyecto Stemettes, que busca aumentar el número de mujeres en las áreas anteriormente descritas.

Markle no solo se define como “feminista” -dio un discurso muy emotivo sobre el tema en Naciones Unidas- sino que también describe a su prometido como militante en la causa de las mujeres, un área en la que a Markle le apetece trabajar.

Antes de llegar a Millennium Point, espacio donde se celebraba el evento, la pareja, que llegó por la mañana a la urbe, quiso saludar a los vecinos de la localidad. Durante su recorrido, una niña de diez años le ha dicho a Enrique de Inglaterra que su sueño era ser actriz como Meghan. El príncipe ha pedido a la niña que se saltase el cordón de seguridad –y el protocolo real- y la ha llevado a saludar a su prometida que le ha dado un abrazo.

Un discreto bautizo

Por otro lado, Markle fue bautizada el pasado martes por la máxima autoridad religiosa de la Iglesia de Inglaterra, según el Daily Mail. Aunque desde el Palacio de Kensington ni confirmaron ni desmintieron la noticia, la publicación británica dice que el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, ofició la ceremonia en la Capilla Real de Londres en presencia del príncipe Carlos, su futuro suegro y heredero al trono de Isabel II.

Markle, de 36 años, estudió en una escuela católica aunque su padre es episcopaliano (rama estadounidense del anglicanismo) y su madre de otra confesión protestante. La prometida de Enrique de Inglaterra eligió ser bautizada y confirmada por la Iglesia anglicana por respeto a Isabel II, que es la gobernadora suprema de esta confesión, como lo son todos los monarcas ingleses desde que Enrique VII decidió romper con el Vaticano. La ceremonia se realizó con agua del río Jordán, donde fue bautizado Jesús, concretamente de la fuente privada de la familia real, según el Daily Mail.