Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

22 escándalos sexuales bajo las alfombras de palacio

De Cleopatra a Alberto de Mónaco: desatados episodios pasionales de las familias reales que pasaron del mero rumor a los libros de historia

  •  El protagonista.  Eduardo VIII (1894 – 1972) fue rey del Reino Unido y los dominios de la Mancomunidad Británica, y emperador de la India. Pero su reinado duró un año escaso, por culpa de su amor loco por la 'socialité' Wallis Simpson (1896 – 1986).     Los hechos.   De joven, Eduardo tuvo un sinfín de romances. Por nombrar solo dos: Freda Dudley Ward o Lady Furness. La mayoría se las presentaba Wallis Simpson, una estadounidense dos veces divorciada. Según rumores palaciegos, Eduardo enloqueció por Wallis tras una noche de pasión. Poco después de subir al trono, Eduardo provocó una crisis constitucional al pedirle matrimonio a Walis. Como era imposible casarse con ella siendo rey, Eduardo abdicó, conformándose con el título de duque de Windsor. Se casaron en 1937 y estuvieron juntos hasta la muerte de él, en 1972.   En la imagen, Wallis Simpson y Eduardo VIII en Nassau, Bahamas, en 1942.
    1Eduardo VIII renuncia a su reino por una plebeya El protagonista. Eduardo VIII (1894 – 1972) fue rey del Reino Unido y los dominios de la Mancomunidad Británica, y emperador de la India. Pero su reinado duró un año escaso, por culpa de su amor loco por la 'socialité' Wallis Simpson (1896 – 1986).

    Los hechos. De joven, Eduardo tuvo un sinfín de romances. Por nombrar solo dos: Freda Dudley Ward o Lady Furness. La mayoría se las presentaba Wallis Simpson, una estadounidense dos veces divorciada. Según rumores palaciegos, Eduardo enloqueció por Wallis tras una noche de pasión. Poco después de subir al trono, Eduardo provocó una crisis constitucional al pedirle matrimonio a Walis. Como era imposible casarse con ella siendo rey, Eduardo abdicó, conformándose con el título de duque de Windsor. Se casaron en 1937 y estuvieron juntos hasta la muerte de él, en 1972.

    En la imagen, Wallis Simpson y Eduardo VIII en Nassau, Bahamas, en 1942.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Paulina Bonaparte (1780 – 1825) fue la hermana favorita de Napoleón I. Se hizo célebre por una vida sexual muy activa. Consciente de las habladurías sobre ella, su hermano la obligó a casarse con el general Leclerc (1772 – 1802).     Los hechos.   Desde que fue una adolescente, Paulina empezó a tener relaciones sexuales voluntarias con hombres más mayores que ella. Su casamiento obligado con Leclerc no hizo más que aumentar su rebeldía. Tuvo varios amantes, organizaba orgías y provocaba las iras de palacio al exhibirse desnuda por los pasillos. Su promiscuidad desembocó en varias enfermedades venéreas y un cáncer de útero que le llevó a la muerte con 44 años.   En la imagen, cuadro de Robert Lefèvre de Paulina Bonaparte. Se encuentra en el museo de Versalles.
    2La desinhibida hermana favorita de Napoleón  Los protagonistas. Paulina Bonaparte (1780 – 1825) fue la hermana favorita de Napoleón I. Se hizo célebre por una vida sexual muy activa. Consciente de las habladurías sobre ella, su hermano la obligó a casarse con el general Leclerc (1772 – 1802).

    Los hechos. Desde que fue una adolescente, Paulina empezó a tener relaciones sexuales voluntarias con hombres más mayores que ella. Su casamiento obligado con Leclerc no hizo más que aumentar su rebeldía. Tuvo varios amantes, organizaba orgías y provocaba las iras de palacio al exhibirse desnuda por los pasillos. Su promiscuidad desembocó en varias enfermedades venéreas y un cáncer de útero que le llevó a la muerte con 44 años.

    En la imagen, cuadro de Robert Lefèvre de Paulina Bonaparte. Se encuentra en el museo de Versalles.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Bernardo de Lippe-Biesterfeld (1911 – 2004) se convirtió en príncipe consorte de los Países Bajos al casarse con la reina Juliana I (1909 – 2004). Fueron unos monarcas queridos por el pueblo, pese a que su reinado estuvo plagado de escándalos políticos, financieros y sexuales.     Los hechos.   Aunque aparentemente la pareja iba bien, siempre hubo rumores de que el príncipe mantenía constantes relaciones extramatrimoniales. Bernardo confesó finalmente que había tenido una amante británica en los años 40. Otro escándalo estalló en 2010, cuando se publicó 'Juliana. Una princesa en un mundo de hombres', escrito por la socióloga e investigadora Jolande Withuis después de seis años de trabajo. Ahí se revela que el consorte presuntamente tenía dos hijas ilegítimas, que abusó de una joven de 16 años en palacio y que abandonaba constantemente a su mujer para reunirse con amantes. Todo, según los testimonios recogidos por Withuis.   En la imagen, la reina Juliana I y su marido Bernardo de Lippe-Biesterfeld en 1936.
    3El príncipe Bernardo, su amante y sus hijas ilegítimas  Los protagonistas. Bernardo de Lippe-Biesterfeld (1911 – 2004) se convirtió en príncipe consorte de los Países Bajos al casarse con la reina Juliana I (1909 – 2004). Fueron unos monarcas queridos por el pueblo, pese a que su reinado estuvo plagado de escándalos políticos, financieros y sexuales.

    Los hechos. Aunque aparentemente la pareja iba bien, siempre hubo rumores de que el príncipe mantenía constantes relaciones extramatrimoniales. Bernardo confesó finalmente que había tenido una amante británica en los años 40. Otro escándalo estalló en 2010, cuando se publicó 'Juliana. Una princesa en un mundo de hombres', escrito por la socióloga e investigadora Jolande Withuis después de seis años de trabajo. Ahí se revela que el consorte presuntamente tenía dos hijas ilegítimas, que abusó de una joven de 16 años en palacio y que abandonaba constantemente a su mujer para reunirse con amantes. Todo, según los testimonios recogidos por Withuis.

    En la imagen, la reina Juliana I y su marido Bernardo de Lippe-Biesterfeld en 1936.
    Getty
  •   La protagonista.   A la quinta y última monarca de la dinastía Tudor, Isabel I (1533 – 1603), le llamaban “la virgen”, pues decidió quedarse soltera para labrarse una santa reputación.     Los hechos.   Ante su autoimpuesta soltería, fueron muchas las voces que especularon sobre la orientación sexual de Isabel I. Sin embargo, “la reina virgen” no era ni lesbiana… ni virgen. Entre sus amantes, los prefería plebeyos. Cabe destacar al apuesto Tomas Seymour, a quien decapitó por conspirar para casarse con ella; Robert Dudley, durante mucho tiempo el favorito pese a estar casado; o el pirata Walter Raleigh, a quien acabó desterrando. Pero el gran amor de Isabel fue Robert Devereux, conde de Essex, a quien también decapitó por conspiración. Su historia se llevó al cine en 'La vida privada de Elizabeth y Essex', protagonizada por Bette Davis y Errol Flynn.   En la imagen, cuadro de George Gowee de la reina Isabel I de Inglaterra (1588).
    4Isabel I de Inglaterra: decapitadora de amantes  La protagonista. A la quinta y última monarca de la dinastía Tudor, Isabel I (1533 – 1603), le llamaban “la virgen”, pues decidió quedarse soltera para labrarse una santa reputación.

    Los hechos. Ante su autoimpuesta soltería, fueron muchas las voces que especularon sobre la orientación sexual de Isabel I. Sin embargo, “la reina virgen” no era ni lesbiana… ni virgen. Entre sus amantes, los prefería plebeyos. Cabe destacar al apuesto Tomas Seymour, a quien decapitó por conspirar para casarse con ella; Robert Dudley, durante mucho tiempo el favorito pese a estar casado; o el pirata Walter Raleigh, a quien acabó desterrando. Pero el gran amor de Isabel fue Robert Devereux, conde de Essex, a quien también decapitó por conspiración. Su historia se llevó al cine en 'La vida privada de Elizabeth y Essex', protagonizada por Bette Davis y Errol Flynn.

    En la imagen, cuadro de George Gowee de la reina Isabel I de Inglaterra (1588).
    Getty
  •   Los protagonistas.   Sexto rey de los belgas, Alberto II de Bélgica (1924) se casó en 1959 con la princesa Paola Ruffo di Calabria (1937). Tuvieron tres hijos, el mayor de los cuales y heredero legítimo del trono fue Felipe de Sajonia (1960).     Los hechos.   Alberto II y Paola pasaron décadas engañándose con descaro, sin que ello afectara a la agenda real. Paola protagonizó un notable escándalo cuando fue fotografiada en una playa de Cerdeña con el conde Albert Adrient de Munt. Por su parte, Alberto se divertía con la modelo Memphies o con la actriz Elizabeth Dolac. Pero su romance más sonado fue el que mantuvo con la baronesa Sybille de Selys Longchamps, que admitió públicamente en 1999. Tras abdicar y perder la inmunidad, Alberto fue llevado a juicio por el reconocimiento de la supuesta hija ilegítima que tuvo con la baronesa. El juez desestimó la demanda, pero los medios siguen hablando de ella, Delphine Boël, como "la hija ilegítima" de Alberto. Por su parte, Paola y Alberto siguen en 2018 juntos.   En la imagen, Alberto de Bélgica y Paola, después de ser coronados reyes de Bélgica.
    5Las infidelidades del rey Alberto y la reina Paola  Los protagonistas. Sexto rey de los belgas, Alberto II de Bélgica (1924) se casó en 1959 con la princesa Paola Ruffo di Calabria (1937). Tuvieron tres hijos, el mayor de los cuales y heredero legítimo del trono fue Felipe de Sajonia (1960).

    Los hechos. Alberto II y Paola pasaron décadas engañándose con descaro, sin que ello afectara a la agenda real. Paola protagonizó un notable escándalo cuando fue fotografiada en una playa de Cerdeña con el conde Albert Adrient de Munt. Por su parte, Alberto se divertía con la modelo Memphies o con la actriz Elizabeth Dolac. Pero su romance más sonado fue el que mantuvo con la baronesa Sybille de Selys Longchamps, que admitió públicamente en 1999. Tras abdicar y perder la inmunidad, Alberto fue llevado a juicio por el reconocimiento de la supuesta hija ilegítima que tuvo con la baronesa. El juez desestimó la demanda, pero los medios siguen hablando de ella, Delphine Boël, como "la hija ilegítima" de Alberto. Por su parte, Paola y Alberto siguen en 2018 juntos.

    En la imagen, Alberto de Bélgica y Paola, después de ser coronados reyes de Bélgica.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Hijo del emperador Francisco José I e Isabel de Baviera 'Sissí', y único heredero del Imperio Austrohúngaro, Rodolfo de Habsburgo (1858 – 1889) se casó a regañadientes con la princesa Estefanía de Bélgica (1858 – 1945), debido a presiones familiares.    Los hechos.   Desde muy joven, y frente al temperamento prusiano de su padre, Rodolfo fue muy mujeriego. Y como su matrimonio con Estefanía era una farsa, no vio razón para no continuar teniendo amantes y visitando burdeles. Hasta que en 1888 conoció a la baronesa María Vetsera, una aristócrata adolescente (17 años) que le robó el corazón. Por ella pidió la anulación del matrimonio y renegó del trono que le correspondía. Tras una fuerte discusión con el emperador, tanto él como su amante fueron encontrados muertos en circunstancias aún no aclaradas.   En la imagen, fotografía del archiduque Rodolfo de Habsburgo, de la colección 'The Granger Collection' de Nueva York.
    6Rodolfo de Habsburgo: un mujeriego que se enamoró, renunció a todo y acabó muriendo junto a su amada  Los protagonistas. Hijo del emperador Francisco José I e Isabel de Baviera 'Sissí', y único heredero del Imperio Austrohúngaro, Rodolfo de Habsburgo (1858 – 1889) se casó a regañadientes con la princesa Estefanía de Bélgica (1858 – 1945), debido a presiones familiares.

    Los hechos. Desde muy joven, y frente al temperamento prusiano de su padre, Rodolfo fue muy mujeriego. Y como su matrimonio con Estefanía era una farsa, no vio razón para no continuar teniendo amantes y visitando burdeles. Hasta que en 1888 conoció a la baronesa María Vetsera, una aristócrata adolescente (17 años) que le robó el corazón. Por ella pidió la anulación del matrimonio y renegó del trono que le correspondía. Tras una fuerte discusión con el emperador, tanto él como su amante fueron encontrados muertos en circunstancias aún no aclaradas.

    En la imagen, fotografía del archiduque Rodolfo de Habsburgo, de la colección 'The Granger Collection' de Nueva York.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Isabel II de España (1830-1904) fue reina de España gracias a la derogación de la Ley Sálica que impedía gobernar a mujeres. Y Francisco de Asís de Borbón, duque de Cádiz (1822–1902), también conocido como 'Doña Paquita' o 'Paco Natillas', era el primo carnal de Isabel. Ambos fueron obligados a casarse cuando apenas eran unos adolescentes.     Los hechos.   A los 14 años, Isabel II fue violada por su preceptor, Salustiano de Olózaga, episodio que muchos consideran una explicación a su desorganizada vida sexual. El matrimonio de Isabel con su primo Francisco de Asís nunca cuajó, entre otras cosas porque él era homosexual. Se cuenta que cuando Isabel se enteró de quién iba a ser su esposo gritó: "¡No! ¡Con Paquita no!". La reina era asidua a montar fiestas intempestivas con amantes como el cantante José Mirall, el general O’Donell o el marqués de Bedma. Fruto de estas relaciones nacieron doce hijos de los que sobrevivieron solo cinco. Se sospecha que ninguno era hijo de Francisco de Asís.   En la imagen, fotografía de Isabel II, de la colección 'The Granger Collection' de Nueva York.
    7La vida disoluta de Isabel II de España  Los protagonistas. Isabel II de España (1830-1904) fue reina de España gracias a la derogación de la Ley Sálica que impedía gobernar a mujeres. Y Francisco de Asís de Borbón, duque de Cádiz (1822–1902), también conocido como 'Doña Paquita' o 'Paco Natillas', era el primo carnal de Isabel. Ambos fueron obligados a casarse cuando apenas eran unos adolescentes.

    Los hechos. A los 14 años, Isabel II fue violada por su preceptor, Salustiano de Olózaga, episodio que muchos consideran una explicación a su desorganizada vida sexual. El matrimonio de Isabel con su primo Francisco de Asís nunca cuajó, entre otras cosas porque él era homosexual. Se cuenta que cuando Isabel se enteró de quién iba a ser su esposo gritó: "¡No! ¡Con Paquita no!". La reina era asidua a montar fiestas intempestivas con amantes como el cantante José Mirall, el general O’Donell o el marqués de Bedma. Fruto de estas relaciones nacieron doce hijos de los que sobrevivieron solo cinco. Se sospecha que ninguno era hijo de Francisco de Asís.

    En la imagen, fotografía de Isabel II, de la colección 'The Granger Collection' de Nueva York.
    Cordon
  •   El protagonista.  Alberto de Mónaco (1958), hijo de Rainero III y de Grace Kelly. Aunque ahora es soberano de Mónaco, cuando se produjeron los hechos aquí narrados Alberto II tan solo era el príncipe heredero.     Los hechos.   Dado que durante el siglo XX Alberto no tuvo parejas conocidas y era aficionado a las compañías gays y de 'drag queens', se desencadenaron muchos rumores sobre su posible homosexualidad. El príncipe salió al paso de ellos dejándose ver con modelos con Brooke Shields, Claudia Schiffer (en la foto) o Tasha de Vasconcelos. Pero lo que confirmó del todo su heterosexualidad fueron un par de escándalos de los que nacieron otros tantos hijos ilegítimos: uno en 1992 con una azafata togolesa, y otro en 2003 con una chica estadounidense. Él los ha reconocido. Finalmente, en 2011 se casó con la nadadora sudafricana Charlene Wittstock, con quien ha tenido mellizos. Hoy los rumores sobre la homosexualidad de Alberto casi han cesado.   En la imagen, Alberto de Mónaco y la modelo Claudia Schiffer en París en 1996, Francia.
    8Los hijos ilegítimos de Alberto de Mónaco  El protagonista. Alberto de Mónaco (1958), hijo de Rainero III y de Grace Kelly. Aunque ahora es soberano de Mónaco, cuando se produjeron los hechos aquí narrados Alberto II tan solo era el príncipe heredero.

    Los hechos. Dado que durante el siglo XX Alberto no tuvo parejas conocidas y era aficionado a las compañías gays y de 'drag queens', se desencadenaron muchos rumores sobre su posible homosexualidad. El príncipe salió al paso de ellos dejándose ver con modelos con Brooke Shields, Claudia Schiffer (en la foto) o Tasha de Vasconcelos. Pero lo que confirmó del todo su heterosexualidad fueron un par de escándalos de los que nacieron otros tantos hijos ilegítimos: uno en 1992 con una azafata togolesa, y otro en 2003 con una chica estadounidense. Él los ha reconocido. Finalmente, en 2011 se casó con la nadadora sudafricana Charlene Wittstock, con quien ha tenido mellizos. Hoy los rumores sobre la homosexualidad de Alberto casi han cesado.

    En la imagen, Alberto de Mónaco y la modelo Claudia Schiffer en París en 1996, Francia.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Cleopatra VII Filópator (69-30 a. C.) fue la última reina del Antiguo Egipto. Cuando murió su padre, Ptolomeo XII, le dejó el trono a ella y a Ptolomeo XIII (51 – 47 a.C.); aunque eran hermanos y tenían dieciocho años ella y doce él, tuvieron que casarse por imperativo testamentario. Años después, la cosa se repetiría con su otro hermano, Ptolomeo XIV (59 – 44 a.C.). Según los historiadores, Cleopatra era una mujer bella, seductora, culta e inteligente.     Los hechos.   Muchos historiadores destacan la inteligencia y cultura de Cleopatra, que sabía hablar nueve idiomas... y también que tenía un gran apetito sexual que no disimulaba. Se dice que fue la primera mujer en organizar orgías e incluso se habla de ella como la que inventó el vibrador: un rollo de papiro que contenía en su interior abejas vivas y revoloteando para producir la vibración. Cleopatra fue amante de Julio César, con quien tuvo un hijo, y de Marco Antonio, con quien engendró gemelos. Y siempre vivió una sexualidad libre.   En la imagen, óleo de Cleopatra VII de la colección 'The Granger Collection'.
    9Cleopatra, dominó Egipto y vivió una sexualidad libre  Los protagonistas. Cleopatra VII Filópator (69-30 a. C.) fue la última reina del Antiguo Egipto. Cuando murió su padre, Ptolomeo XII, le dejó el trono a ella y a Ptolomeo XIII (51 – 47 a.C.); aunque eran hermanos y tenían dieciocho años ella y doce él, tuvieron que casarse por imperativo testamentario. Años después, la cosa se repetiría con su otro hermano, Ptolomeo XIV (59 – 44 a.C.). Según los historiadores, Cleopatra era una mujer bella, seductora, culta e inteligente.

    Los hechos. Muchos historiadores destacan la inteligencia y cultura de Cleopatra, que sabía hablar nueve idiomas... y también que tenía un gran apetito sexual que no disimulaba. Se dice que fue la primera mujer en organizar orgías e incluso se habla de ella como la que inventó el vibrador: un rollo de papiro que contenía en su interior abejas vivas y revoloteando para producir la vibración. Cleopatra fue amante de Julio César, con quien tuvo un hijo, y de Marco Antonio, con quien engendró gemelos. Y siempre vivió una sexualidad libre.

    En la imagen, óleo de Cleopatra VII de la colección 'The Granger Collection'.
    Cordon
  •   Los protagonistas.   Nacido en 1948, Carlos Windsor era el príncipe de Gales y Diana (1961-1997) una joven de la casa de Spencer que soñaba con ser bailarina y acabó ejerciendo de princesa. Se casaron en 1981 y, gracias a su carisma y a su labor humanitaria, Diana se ganó un lugar en la cultura popular y el apodo de “princesa del pueblo”.     Los hechos.   Según los historiadores, Carlos siempre estuvo enamorado de Camila Parker, y se casó con Diana por presiones paternas. Sin embargo, el matrimonio no empezó a dar signos de decadencia hasta finales de los ochenta, y la separación no se hizo oficial hasta 1992. Por esas fechas, Diana le confesó a su profesor de locución que el príncipe no la besaba bien, que hacían el amor con escasa frecuencia y que Carlos se pasaba el día con Camila, a la que ya reconocía como su amante. En 1996, los príncipes se divorciaron y un año después Diana murió en un misterioso accidente. Después de que Isabel II diera el visto bueno, Camila y Carlos se casaron en 2005.   En la imagen, la princesa Diana y el príncipe Carlos bailan al principio de su matrimonio.
    10El triángulo Diana-Carlos-Camila  Los protagonistas. Nacido en 1948, Carlos Windsor era el príncipe de Gales y Diana (1961-1997) una joven de la casa de Spencer que soñaba con ser bailarina y acabó ejerciendo de princesa. Se casaron en 1981 y, gracias a su carisma y a su labor humanitaria, Diana se ganó un lugar en la cultura popular y el apodo de “princesa del pueblo”.

    Los hechos. Según los historiadores, Carlos siempre estuvo enamorado de Camila Parker, y se casó con Diana por presiones paternas. Sin embargo, el matrimonio no empezó a dar signos de decadencia hasta finales de los ochenta, y la separación no se hizo oficial hasta 1992. Por esas fechas, Diana le confesó a su profesor de locución que el príncipe no la besaba bien, que hacían el amor con escasa frecuencia y que Carlos se pasaba el día con Camila, a la que ya reconocía como su amante. En 1996, los príncipes se divorciaron y un año después Diana murió en un misterioso accidente. Después de que Isabel II diera el visto bueno, Camila y Carlos se casaron en 2005.

    En la imagen, la princesa Diana y el príncipe Carlos bailan al principio de su matrimonio.
    Getty
  •   Los protagonistas.   También llamado “el Grande”, “el Hermoso” o “el Rey Planeta”, Felipe IV de Francia (1268 – 1314) tuvo una única hija, Isabel, y tres hijos, Luis, Felipe y Carlos. Ellos se casaron con tres jóvenes por motivos reales: Margarita de Borgoña, Blanca de Borgoña y Juana de Borgoña.     Los hechos.   Todo empezó en 1313, cuando Isabel regaló a sus cuñadas unos monederos que luego vio en manos de unos caballeros normandos, dando por hecho que había algo entre ellos y ellas. Felipe IV mandó vigilar a sus nueras y constató que habían perpetrado adulterio en la parisina torre de Nesle con los citados normandos. Estos, acusados de un crimen de lesa majestad, fueron castrados, ahorcados y descuartizados. Y tras ser juzgadas, a Margarita y a Blanca se les afeitó la cabeza y se las encerró para siempre. Juana, sin embargo, fue absuelta a instancias de su marido. Poco después, Margarita apareció estrangulada en su celda. Se dice que por orden de su marido despechado.   En la imagen, litografía del estrangulamiento a Margarita de Borgoña.
    11Las adúlteras de la torre de Nesle  Los protagonistas. También llamado “el Grande”, “el Hermoso” o “el Rey Planeta”, Felipe IV de Francia (1268 – 1314) tuvo una única hija, Isabel, y tres hijos, Luis, Felipe y Carlos. Ellos se casaron con tres jóvenes por motivos reales: Margarita de Borgoña, Blanca de Borgoña y Juana de Borgoña.

    Los hechos. Todo empezó en 1313, cuando Isabel regaló a sus cuñadas unos monederos que luego vio en manos de unos caballeros normandos, dando por hecho que había algo entre ellos y ellas. Felipe IV mandó vigilar a sus nueras y constató que habían perpetrado adulterio en la parisina torre de Nesle con los citados normandos. Estos, acusados de un crimen de lesa majestad, fueron castrados, ahorcados y descuartizados. Y tras ser juzgadas, a Margarita y a Blanca se les afeitó la cabeza y se las encerró para siempre. Juana, sin embargo, fue absuelta a instancias de su marido. Poco después, Margarita apareció estrangulada en su celda. Se dice que por orden de su marido despechado.

    En la imagen, litografía del estrangulamiento a Margarita de Borgoña.
    Cordon
  •   Los protagonistas.   Catalina la Grande (1729 – 1796), emperatriz de Rusia durante 34 años, cogió la antorcha de Pedro el Grande y alargó la edad dorada del Imperio ruso. Para hacerlo, tuvo que aliarse con parte de la aristocracia de su país y arrinconar a su marido, el apocado zar Pedro III de Rusia (1672 – 1725).     Los hechos.   El matrimonio de Catalina y Pedro nunca se llegó a consumar debido a la impotencia del zar. Fue cuando la emperatriz se rodeó de una caterva de indiscretos amantes. Se dice que Catalina tuvo unos 80 amantes, alguno de los cuales pasó largas temporadas en palacio. Mientras tanto, su marido, el zar, consciente de su debilidad, consentía esta situación.   En la imagen, retrato de Catalina la Grande de A.P. Atripov.
    12Los indiscretos amantes de Catalina la Grande  Los protagonistas. Catalina la Grande (1729 – 1796), emperatriz de Rusia durante 34 años, cogió la antorcha de Pedro el Grande y alargó la edad dorada del Imperio ruso. Para hacerlo, tuvo que aliarse con parte de la aristocracia de su país y arrinconar a su marido, el apocado zar Pedro III de Rusia (1672 – 1725).

    Los hechos. El matrimonio de Catalina y Pedro nunca se llegó a consumar debido a la impotencia del zar. Fue cuando la emperatriz se rodeó de una caterva de indiscretos amantes. Se dice que Catalina tuvo unos 80 amantes, alguno de los cuales pasó largas temporadas en palacio. Mientras tanto, su marido, el zar, consciente de su debilidad, consentía esta situación.

    En la imagen, retrato de Catalina la Grande de A.P. Atripov.
    Cordon
  •   Los protagonistas.   Nacida en 1959 en el seno de la aristocracia británica, Sarah Ferguson empezó a salir con el príncipe Andrés (1960), duque de York, en 1986 gracias a la intercesión de la princesa Diana. Ese mismo año se casaron y acabaron teniendo dos hijas, Beatriz (1988) y Eugenia (1990).     Los hechos.   Los duques de York fueron felices hasta 1992. Ese año, empezaron a tener problemas, hasta el punto de que Andrés se pasaba el día de viaje, mientras Sarah salía de fiesta, sobre todo con el millonario tejano Steve Wyatt. Pero en 1992, el 'Daily Mirror' publicó unas fotos de Sarah tumbada en 'topless' mientras un amigo, el financiero John Bryan, le hacía arrumacos. Sus hijas también aparecían en algunas fotos. Desde ese momento, la relación de los duques fue cuesta abajo, hasta que en 1996 se divorciaron.   En la imagen, el duque de York y Sarah Ferguson en el club de golf británico Wentworth.
    13Los duques de York y las fotos indiscretas  Los protagonistas. Nacida en 1959 en el seno de la aristocracia británica, Sarah Ferguson empezó a salir con el príncipe Andrés (1960), duque de York, en 1986 gracias a la intercesión de la princesa Diana. Ese mismo año se casaron y acabaron teniendo dos hijas, Beatriz (1988) y Eugenia (1990).

    Los hechos. Los duques de York fueron felices hasta 1992. Ese año, empezaron a tener problemas, hasta el punto de que Andrés se pasaba el día de viaje, mientras Sarah salía de fiesta, sobre todo con el millonario tejano Steve Wyatt. Pero en 1992, el 'Daily Mirror' publicó unas fotos de Sarah tumbada en 'topless' mientras un amigo, el financiero John Bryan, le hacía arrumacos. Sus hijas también aparecían en algunas fotos. Desde ese momento, la relación de los duques fue cuesta abajo, hasta que en 1996 se divorciaron.

    En la imagen, el duque de York y Sarah Ferguson en el club de golf británico Wentworth.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Tras casarse con el futuro Luis XVI (1754 – 1793), María Antonieta de Austria (1755 – 1793) se convirtió en reina consorte de Francia y Navarra, en lo que supuso un intento por reconciliar a sus respectivos países, que arrastraban una histórica enemistad.     Los hechos.   Cuando se casaron, Luis tenía 15 años y María Antonieta 14. Según las memorias de Madame Campan, amante y amiga de la consorte, el matrimonio tardó siete años en consumarse debido a una malformación en los genitales del rey. Mientras, María Antonieta se rodeó de una camarilla de jóvenes de ambos sexos, con los que organizaba fiestas donde se hacía el amor y se servían bebidas en unas tazas con la forma de los pechos de la monarca. Estas frivolidades le dieron a María Antonieta una pésima fama entre los súbditos.   En la imagen, retrato de María Antonieta de Elisabeth Vigee Le Brun.
    14La bisexualidad de María Antonieta  Los protagonistas. Tras casarse con el futuro Luis XVI (1754 – 1793), María Antonieta de Austria (1755 – 1793) se convirtió en reina consorte de Francia y Navarra, en lo que supuso un intento por reconciliar a sus respectivos países, que arrastraban una histórica enemistad.

    Los hechos. Cuando se casaron, Luis tenía 15 años y María Antonieta 14. Según las memorias de Madame Campan, amante y amiga de la consorte, el matrimonio tardó siete años en consumarse debido a una malformación en los genitales del rey. Mientras, María Antonieta se rodeó de una camarilla de jóvenes de ambos sexos, con los que organizaba fiestas donde se hacía el amor y se servían bebidas en unas tazas con la forma de los pechos de la monarca. Estas frivolidades le dieron a María Antonieta una pésima fama entre los súbditos.

    En la imagen, retrato de María Antonieta de Elisabeth Vigee Le Brun.
    Getty
  •  El protagonista.   Pese a que en Suecia el poder del rey es puramente simbólico, Carlos XVI Gustavo de Suecia (1946) desempeñó un papel intachable desde que fue coronado en 1973. Tres años después se casó con la alemana sin sangre azul Silvia Renate Sommerlath (1943), con quien tuvo tres hijos.     Los hechos.   En el año 2010, el libro 'Carlos Gustavo: monarca a su pesar', escrito por tres prestigiosos periodistas suecos, destapó la doble vida del rey, que durante décadas ha sido aficionado a las fiestas en clubes de 'striptease', en mansiones o en yates de lujo. También se aireó su romance con la cantante Camilla Henemark, del grupo Army of Lovers, por quien estuvo a punto de abdicar. Lejos de defenderse de las acusaciones, el rey emitió un comunicado que decía: “Estas cosas ocurrieron hace mucho, he hablado del asunto con mi familia y hemos decidido pasar página”. La pareja sigue casada.   En la imagen, Silvia Sommerlath y Carlos Gustavo de Suecia el día de su boda, el 19 de junio de 1976 en Estocolmo.
    15Carlos Gustavo de Suecia: fiestas y romances El protagonista. Pese a que en Suecia el poder del rey es puramente simbólico, Carlos XVI Gustavo de Suecia (1946) desempeñó un papel intachable desde que fue coronado en 1973. Tres años después se casó con la alemana sin sangre azul Silvia Renate Sommerlath (1943), con quien tuvo tres hijos.

    Los hechos. En el año 2010, el libro 'Carlos Gustavo: monarca a su pesar', escrito por tres prestigiosos periodistas suecos, destapó la doble vida del rey, que durante décadas ha sido aficionado a las fiestas en clubes de 'striptease', en mansiones o en yates de lujo. También se aireó su romance con la cantante Camilla Henemark, del grupo Army of Lovers, por quien estuvo a punto de abdicar. Lejos de defenderse de las acusaciones, el rey emitió un comunicado que decía: “Estas cosas ocurrieron hace mucho, he hablado del asunto con mi familia y hemos decidido pasar página”. La pareja sigue casada.

    En la imagen, Silvia Sommerlath y Carlos Gustavo de Suecia el día de su boda, el 19 de junio de 1976 en Estocolmo.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Séptima hija de Enrique II de Francia y Catalina de Médici, Margarita de Valois (1553 – 1615), más conocida como “la Reina Margot”, fue una princesa de la rama Valois-Angulema de la Dinastía de los Capetos. Su madre la obligó a desposarse con Enrique, rey de Navarra y de Francia.     Los hechos.   Según Juana de Albret, su suegra, Margarita era “hermosa y graciosa, pero educada en la más maldita y corrompida compañía”. Corría el rumor de que había sido iniciada en el amor por sus hermanos. Lo cierto es que Margarita tuvo muchos amantes. Entre ellos el más trágico fue la relación que mantuvo con el conde Joseph de Boniface de la Môle, al que acabaron cortando la cabeza (por mantener relaciones con la reina), que Margarita conservó en cloroformo. No era la primera vez: romántica empedernida, la reina guardaba los corazones y otras partes de sus amantes muertos.   En la imagen, cuadro de Francois Clouet de Margarita de Valois.
    16El trágico destino de los amantes de la Reina Margot  Los protagonistas. Séptima hija de Enrique II de Francia y Catalina de Médici, Margarita de Valois (1553 – 1615), más conocida como “la Reina Margot”, fue una princesa de la rama Valois-Angulema de la Dinastía de los Capetos. Su madre la obligó a desposarse con Enrique, rey de Navarra y de Francia.

    Los hechos. Según Juana de Albret, su suegra, Margarita era “hermosa y graciosa, pero educada en la más maldita y corrompida compañía”. Corría el rumor de que había sido iniciada en el amor por sus hermanos. Lo cierto es que Margarita tuvo muchos amantes. Entre ellos el más trágico fue la relación que mantuvo con el conde Joseph de Boniface de la Môle, al que acabaron cortando la cabeza (por mantener relaciones con la reina), que Margarita conservó en cloroformo. No era la primera vez: romántica empedernida, la reina guardaba los corazones y otras partes de sus amantes muertos.

    En la imagen, cuadro de Francois Clouet de Margarita de Valois.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Virginia Oldoini, Condesa de Castiglione (1837 – 1889) fue una aristócrata, modelo y espía italiana, que pasó a la historia como amante del emperador Napoleón III de Francia (1808 – 1873). Gracias a su influencia sobre el emperador, se logró la unificación italiana.     Los hechos.   Virginia fue apodada “la perla de Italia” por su extrema belleza. También fueron legendarias sus artes amatorias. Aprovechando su hermosura, su simpatía y su cultura, su primo Cavour, primer ministro de Víctor Manuel II, le encargó que sedujera a Napoleón III y consiguiera su apoyo. Así, la condesa se instaló en París junto a su marido, que estaba al tanto de todo, y logró con creces su objetivo: Napoleón III se enamoró perdidamente de ella y la obedeció. Tras su peripecia como espía, pasó el resto de su vida con diferentes parejas, hasta que envejeció y se resignó a la soledad…   En la imagen, fotografía de Pierre-Louis Pierson de la condesa, tomada en 1860.
    17La espía que sedujo a Napoleón y le empujó a la unificación  Los protagonistas. Virginia Oldoini, Condesa de Castiglione (1837 – 1889) fue una aristócrata, modelo y espía italiana, que pasó a la historia como amante del emperador Napoleón III de Francia (1808 – 1873). Gracias a su influencia sobre el emperador, se logró la unificación italiana.

    Los hechos. Virginia fue apodada “la perla de Italia” por su extrema belleza. También fueron legendarias sus artes amatorias. Aprovechando su hermosura, su simpatía y su cultura, su primo Cavour, primer ministro de Víctor Manuel II, le encargó que sedujera a Napoleón III y consiguiera su apoyo. Así, la condesa se instaló en París junto a su marido, que estaba al tanto de todo, y logró con creces su objetivo: Napoleón III se enamoró perdidamente de ella y la obedeció. Tras su peripecia como espía, pasó el resto de su vida con diferentes parejas, hasta que envejeció y se resignó a la soledad…

    En la imagen, fotografía de Pierre-Louis Pierson de la condesa, tomada en 1860.
    Cordon
  •   Los protagonistas.   La princesa Margarita, condesa de Snowdon (1930 – 2002), era hermana de Isabel II, actual monarca británica. Se casó en 1960 con el fotógrafo Antony Armstrong-Jones, primer conde de Snowdon. Tuvo un relación con John Bindon (1943 – 1993), gánster, actor y vividor.     Los hechos.   Margarita vivió sin prejuicios los desinhibidos años setenta. Casi siempre tuvo relaciones con estrellas del rock o del cine. Se dice que estuvo con Mick Jagger, Peter Sellers o David Niven. Y en 2008, un explosivo documental del Channel 4 titulado 'El gánster y la princesa' puso al descubierto la relación que Margarita tuvo con el gánster, actor y responsable de seguridad de bandas como Led Zeppelin, John Bindon.   En la imagen, John Bindon y la princesa Margarita fotografiados en la isla de Mustique en 1974.
    18El gánster y la princesa  Los protagonistas. La princesa Margarita, condesa de Snowdon (1930 – 2002), era hermana de Isabel II, actual monarca británica. Se casó en 1960 con el fotógrafo Antony Armstrong-Jones, primer conde de Snowdon. Tuvo un relación con John Bindon (1943 – 1993), gánster, actor y vividor.

    Los hechos. Margarita vivió sin prejuicios los desinhibidos años setenta. Casi siempre tuvo relaciones con estrellas del rock o del cine. Se dice que estuvo con Mick Jagger, Peter Sellers o David Niven. Y en 2008, un explosivo documental del Channel 4 titulado 'El gánster y la princesa' puso al descubierto la relación que Margarita tuvo con el gánster, actor y responsable de seguridad de bandas como Led Zeppelin, John Bindon.

    En la imagen, John Bindon y la princesa Margarita fotografiados en la isla de Mustique en 1974.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Felipe 'Augusto' II de Francia (1165 – 1223), séptimo rey de la monarquía de los Capetos, heredero de Luis VII de Francia y de Adela de Champaña. Isambur de Dinamarca (1175 – 1236) fue su segunda esposa.     Los hechos.   Poco después de enviudar, Felipe Augusto decidió que tenía que volver a casarse, puesto que su enfermizo primogénito no garantizaba la sucesión dinástica. Se desconocen los motivos por los que eligió a Isambur de Dinamarca, pero lo tenía tan claro que se casaron 'ipso facto', en 1193. Tras la noche de bodas, Felipe Augusto aplazó la coronación de la reina y exigió la anulación del matrimonio. A Isambur la encerró en un monasterio, donde permanecería siete años. El rey alegó un problema de consanguineidad para justificar su conducta, pero pocos le creyeron. Cada historiador tiene su teoría al respecto: unos dicen que Isambur era hermafrodita, otros que era adicta al sexo, algunos que Felipe era asexual… El caso es que el rey vio una amenaza en Isambur y utilizó su tiranía real para silenciarla.   En la imagen, Felipe 'Augusto' II de Francia (1165 – 1223).
    19El misterio de alcoba de Felipe Augusto  Los protagonistas. Felipe 'Augusto' II de Francia (1165 – 1223), séptimo rey de la monarquía de los Capetos, heredero de Luis VII de Francia y de Adela de Champaña. Isambur de Dinamarca (1175 – 1236) fue su segunda esposa.

    Los hechos. Poco después de enviudar, Felipe Augusto decidió que tenía que volver a casarse, puesto que su enfermizo primogénito no garantizaba la sucesión dinástica. Se desconocen los motivos por los que eligió a Isambur de Dinamarca, pero lo tenía tan claro que se casaron 'ipso facto', en 1193. Tras la noche de bodas, Felipe Augusto aplazó la coronación de la reina y exigió la anulación del matrimonio. A Isambur la encerró en un monasterio, donde permanecería siete años. El rey alegó un problema de consanguineidad para justificar su conducta, pero pocos le creyeron. Cada historiador tiene su teoría al respecto: unos dicen que Isambur era hermafrodita, otros que era adicta al sexo, algunos que Felipe era asexual… El caso es que el rey vio una amenaza en Isambur y utilizó su tiranía real para silenciarla.

    En la imagen, Felipe 'Augusto' II de Francia (1165 – 1223).
  •   Los protagonistas.   Estefanía (1965) es la hija más pequeña de los príncipes Rainero III y Grace de Mónaco. Ha llevado siempre una vida muy peculiar dentro de una familia real poco ortodoxa. Y Daniel Ducruet (1964) es el guardaespaldas que el príncipe le puso a Estefanía en 1991, cuando ella sacó un disco y decidió salir de gira. Y princesa y guardaespaldas se enamoraron.     Los hechos.   Cuando se hizo pública su relación con la princesa, el guardaespaldas tenía una novia formal embarazada de seis meses. Escandalizado, Rainiero amenazó con sancionar a la pareja si se casaban; ellos siguieron juntos y tuvieron dos hijos fuera del matrimonio. Ducruet nunca le fue fiel, pero Estefanía peleó por la relación y en 1995 Rainiero dio su brazo a torcer y dejó que se casaran. Un año después, Estefanía pidió el divorcio, al publicarse unas fotografías de Daniel manteniendo relaciones sexuales con la joven belga Fili Houteman.   En la imagen, Estefanía y Daniel Ducruet en su boda en Mónaco en junio de 1995.
    20Estefanía de Mónaco, su guardaespaldas, la infidelidad y el enfado de Rainiero  Los protagonistas. Estefanía (1965) es la hija más pequeña de los príncipes Rainero III y Grace de Mónaco. Ha llevado siempre una vida muy peculiar dentro de una familia real poco ortodoxa. Y Daniel Ducruet (1964) es el guardaespaldas que el príncipe le puso a Estefanía en 1991, cuando ella sacó un disco y decidió salir de gira. Y princesa y guardaespaldas se enamoraron.

    Los hechos. Cuando se hizo pública su relación con la princesa, el guardaespaldas tenía una novia formal embarazada de seis meses. Escandalizado, Rainiero amenazó con sancionar a la pareja si se casaban; ellos siguieron juntos y tuvieron dos hijos fuera del matrimonio. Ducruet nunca le fue fiel, pero Estefanía peleó por la relación y en 1995 Rainiero dio su brazo a torcer y dejó que se casaran. Un año después, Estefanía pidió el divorcio, al publicarse unas fotografías de Daniel manteniendo relaciones sexuales con la joven belga Fili Houteman.

    En la imagen, Estefanía y Daniel Ducruet en su boda en Mónaco en junio de 1995.
    Getty
  •   Los protagonistas.   Apodado 'El Justiciero', Alfonso XI (1311 – 1350) fue rey de Castilla. Y Leonor de Guzman (1310 – 1351), una noble castellana que poco después de enviudar se convirtió en la amante de Alfonso.     Los hechos.   Cuando conoció a Leonor, Alfonso se enamoró de ella en el acto, describiéndola como “la mujer más hermosa del reino”. Sin embargo, en 1328 se tuvo que casar con su prima María de Portugal. Como no tuvieron hijos hasta un lustro después, el monarca arrinconó a su esposa y se centró en su amante, de la que ya no se separaría hasta la tumba. Su relación fue tan sonada que desató las iras de su suegro, el rey Alfonso de Portugal. Alfonso y su amante tuvieron diez hijos ilegítimos. Al final, Leonor se convirtió en la mayor consejera del rey y una de las mujeres más poderosas de Europa; y también una de las más ricas, pues a su fortuna familiar se sumaron los territorios que el rey le regalaba cada vez que daba a luz un hijo suyo.   En la imagen, retrato del rey Alfonso XI, de Francisco Cerdá de Villarestan.
    21Los diez hijos bastardos de Alfonso XI  Los protagonistas. Apodado 'El Justiciero', Alfonso XI (1311 – 1350) fue rey de Castilla. Y Leonor de Guzman (1310 – 1351), una noble castellana que poco después de enviudar se convirtió en la amante de Alfonso.

    Los hechos. Cuando conoció a Leonor, Alfonso se enamoró de ella en el acto, describiéndola como “la mujer más hermosa del reino”. Sin embargo, en 1328 se tuvo que casar con su prima María de Portugal. Como no tuvieron hijos hasta un lustro después, el monarca arrinconó a su esposa y se centró en su amante, de la que ya no se separaría hasta la tumba. Su relación fue tan sonada que desató las iras de su suegro, el rey Alfonso de Portugal. Alfonso y su amante tuvieron diez hijos ilegítimos. Al final, Leonor se convirtió en la mayor consejera del rey y una de las mujeres más poderosas de Europa; y también una de las más ricas, pues a su fortuna familiar se sumaron los territorios que el rey le regalaba cada vez que daba a luz un hijo suyo.

    En la imagen, retrato del rey Alfonso XI, de Francisco Cerdá de Villarestan.
  •  El protagonista.  Ernesto de Hannover (Hannover, 1954) lleva desafiando las normas impuestas por su posición social desde que tiene uso de razón.    Los hechos.   El representante de la dinastía alemana de los Hannover ha aparecido en los medios de comunicación peleándose con periodistas, en evidente estado de embriaguez y miccionando en lugares públicos sin pudor. Su afición a la juerga o la caza y el desenfreno de sus constantes viajes a Ibiza precipitaron su destitución de la presidencia Duque de Cumberland (de la que ahora está al frente su hijo Ernesto Augusto Jr.). Oficialmente, Ernesto de Hannover está casado con la princesa Carolina de Mónaco (hermana del príncipe Alberto de Mónaco) desde 1999, aunque en 2008 cada uno empezó a hacer su vida por separado. A Ernesto se le han adjudicado varias novias mucho más jóvenes que él desde entonces. El último escándalo lo protagonizó hace unas semanas, tras el enlace de su segundo hijo en Lima. Ernesto fue ingresado, por motivos que se desconocen, en una clínica de la capital peruana y saltaron las alarmas. Su deteriorada salud pende de un hilo debido a un estilo de vida al que no parece que tenga intención de renunciar.  En la imagen, Alberto de Mónaco (a la izquierda), Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover durante una fiesta en Mónaco en 1998.
    22Ernesto de Hannover, vida de rockero rebelde El protagonista. Ernesto de Hannover (Hannover, 1954) lleva desafiando las normas impuestas por su posición social desde que tiene uso de razón.

    Los hechos. El representante de la dinastía alemana de los Hannover ha aparecido en los medios de comunicación peleándose con periodistas, en evidente estado de embriaguez y miccionando en lugares públicos sin pudor. Su afición a la juerga o la caza y el desenfreno de sus constantes viajes a Ibiza precipitaron su destitución de la presidencia Duque de Cumberland (de la que ahora está al frente su hijo Ernesto Augusto Jr.). Oficialmente, Ernesto de Hannover está casado con la princesa Carolina de Mónaco (hermana del príncipe Alberto de Mónaco) desde 1999, aunque en 2008 cada uno empezó a hacer su vida por separado. A Ernesto se le han adjudicado varias novias mucho más jóvenes que él desde entonces. El último escándalo lo protagonizó hace unas semanas, tras el enlace de su segundo hijo en Lima. Ernesto fue ingresado, por motivos que se desconocen, en una clínica de la capital peruana y saltaron las alarmas. Su deteriorada salud pende de un hilo debido a un estilo de vida al que no parece que tenga intención de renunciar.

    En la imagen, Alberto de Mónaco (a la izquierda), Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover durante una fiesta en Mónaco en 1998.

Más información