Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Philips Sonicare DiamondClean Smart: el cepillo de dientes que se controla desde el móvil

Con tecnología sónica, distintos modos de uso y sensores inteligentes, se controla con una ‘app’ para conseguir una limpieza adaptada a cada necesidad

¿Te imaginas decirle a tu cepillo de dientes qué quieres conseguir y que te ayude a lograr ese objetivo? Esa es la premisa con la que se ha creado el Philips Sonicare DiamondClean Smart, un modelo eléctrico que permite elegir entre lograr una limpieza extrema, blanquear los dientes o cuidar las encías para, a continuación, adaptar su funcionamiento y alcanzar esa meta en el menor tiempo posible.

Análisis y valoración

Philips Sonicare DiamondClean Smart: el cepillo de dientes que se controla desde el móvil
Philips Sonicare DiamondClean Smart: el cepillo de dientes que se controla desde el móvil

En concreto, cuenta con cinco modos de uso diferentes —a los anteriormente mencionados hay que añadir también uno de limpieza “normal” y otro para eliminar las bacterias de la lengua que causan el mal aliento—, que se configuran automáticamente en función del cabezal que se utilice. Y es que cada uno de los cuatro que vienen de serie incorpora un microchip para que el mango lo identifique de forma automática y active el modo y el nivel de intensidad adecuados en cada caso. Además, permite saber cuántas veces se ha usado y, por lo tanto, cuándo será necesario cambiarlo. Utilizándolo dos veces al día, su duración aproximada es de tres meses (180 usos).

Un inciso: esto no significa que no se puedan utilizar cabezales estándar ni sea posible personalizar los parámetros, solo que habrá que recurrir al mango para seleccionar el programa adecuado y la intensidad favorita de entre los tres niveles posibles.

Ficha técnica

Modos: Limpieza, White+, Deep Clean+, salud de las encías, TongueCare+; 3 intensidades

Conectividad: Bluetooth

Compatibilidad: Android, a partir del 4.0, e iOS7 o superior

Limpieza: Tecnología sónica. Hasta 31.000 movimientos por minuto

Sensores: Presión, ubicación, fricción; mapa de la boca en 3D

App: Sonicare

Batería: 14 días de autonomía; cargador en forma de vaso

Otros: Temporizador, estuche de viaje, spray antibacteriano

Tecnología sónica

Nos ha parecido muy interesante su sistema de limpieza basado en la tecnología sónica. No es nueva, ya que se había incorporado en otros cepillos de la firma, pero sí destaca por ser una alternativa a otros modelos y marcas del mercado. En lugar de que el cabezal gire, emplea vibraciones sónicas de alta frecuencia que se generan mediante pulsos electromagnéticos. Combinadas con la pasta de dientes, forman micro burbujas que se introducen entre los dientes y por la línea de las encías. De esta manera, acaba con las bacterias “escondidas”.

El modo de uso difiere un poco del convencional debido a que no hay que cepillar con movimientos circulares o arriba y abajo, sino más bien deslizar el cabezal por los dientes sin apretar demasiado. De hecho, el Sonicare Diamond Clean Smart posee un sensor que te informa si te pasas de presión en un momento dado.

Los resultados nos han sorprendido muy positivamente ya que, con independencia del cabezal utilizado, la sensación de limpieza es extrema. La diferencia con respecto a un cepillo manual es abismal, pero también se nota con respecto a otros modelos eléctricos, sobre todo si son de gama más baja.

Desde el móvil

Todavía es posible mejorar aún más la limpieza cuando conectamos el cepillo con el teléfono móvil mediante Bluetooth y hacemos uso de la aplicación Sonicare, que hace las veces de un completo entrenador de salud bucal: esta app va guiando sección a sección de la boca para que sepamos dónde tenemos que limpiar en cada momento, monitoriza nuestros movimientos en tiempo real para que seamos conscientes cuando nos hemos dejado alguna zona sin cepillar y muestra dónde tenemos que hacer mayor hincapié.

El Philips Sonicare DiamondClean Smart se conecta a una 'app' que orienta la manera de cepillarse.
El Philips Sonicare DiamondClean Smart se conecta a una 'app' que orienta la manera de cepillarse.

El uso de la app no es obligatorio, aunque sí recomendable para sacarle el máximo partido a un modelo de estas características. En el día a día es necesario mantener la aplicación abierta durante el cepillado para que realice el seguimiento; de la otra manera, sabrá que has usado el cepillo, aunque no te dirá si lo has hecho de forma óptima.

La competencia

Oral-B Genius 9000n. Con un cabezal redondeado y tecnología de detección de posición, cuenta con una tecnología de control de presión que reduce la velocidad del cepillado y alerta para que se use de forma más suave. También se conecta al móvil con una app.

Philips Sonicare DiamondClean. Comparte con el protagonista de este análisis muchas características, aunque no se conecta a través de la app.

Pese a todas estas funciones, la autonomía del dispositivo no es un problema: aguanta fácilmente dos semanas. Lo más común será dejarlo siempre en su vaso de carga, por lo que no hay que preocuparse de que se quede sin batería; aunque, en caso contrario, un indicador luminoso avisa de que solo quedan 12 usos antes de que se agote. Un pequeño inconveniente: el cable del vaso es demasiado corto para nuestro gusto (un metro), así que echamos de menos unos centímetros adicionales para poder colocarlo con total comodidad. Por lo demás, tampoco hay problema durante los desplazamientos, ya que se comercializa con un estuche de viaje —quizá un poco grande— con cargador USB integrado.

Cepillo de gama alta

El Philips Sonicare DiamondClean Smart es el cepillo de dientes más avanzado de la firma holandesa y, desde el primer vistazo, nos damos cuenta de que se trata de un dispositivo de gama alta. Y no solo por su diseño, elegante y con una forma muy ergonómica, sino por todas las características que hemos comentado. Todas ellas también nos animan a afirmar que es uno de los mejores modelos eléctricos del mercado. Solo hemos encontrado un aspecto negativo: su precio, cercano a los 300 euros.

Conclusión

Lo mejor: La limpieza exhaustiva, la elección automática del programa y la facilidad de uso.

Lo peor: Un precio elevado.

Veredicto: Pocos cepillos eléctricos pueden competir con este en características y diseño, y ofrece una limpieza extrema. La consecuencia de todas estas características es un elevado precio.

COMPRA ONLINE

Philips Sonicare DiamondClean Smart. Cinco modos de limpieza - Cuatro cabezales - Tecnología sónica - Aplicación móvil - Mapa de la boca en 3D.

Compra por 288,43€ en Amazon

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Más información