Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brote xenófobo en Sevilla por un accidente de tráfico

Tras una discusión de tráfico en la que tres varones de nacionalidad rumana agredieron a otro vecino de Pedrera se produjeron concentraciones de protesta que acabaron con desórdenes públicos

ATLAS

La Guardia Civil ha detenido a tres varones de nacionalidad rumana por agredir a un vecino de la localidad de Pedrera (Sevilla) tras una discusión por un accidente leve de tráfico registrado el pasado sábado. En respuesta por la agresión, grupos de vecinos del pueblo participaron en actos vandálicos contra la comunidad rumana asentada en la localidad durante el fin de semana. Otras tres personas han sido detenidas por esos desórdenes públicos, a cuyos promotores buscan ahora los agentes.

Según ha informado el Instituto Armado, el pasado sábado, 6 enero, se produjo un accidente de circulación en el casco urbano de Pedrera en el que se registraron daños materiales leves. Tras el percance comenzó una discusión entre los usuarios de los vehículos que terminó con la agresión de los ocupantes de uno de los vehículos implicados, tres ciudadanos rumanos residentes en la localidad, al conductor del otro vehículo, a quien le produjeron unas contusiones en el cuello de carácter leve.

La Policía Local de Pedrera instruyó el atestado por el accidente y la Guardia Civil procedió a la identificación y detención de los agresores por un delito leve de lesiones. Los tres, nacidos entre 1970 y 1990, fueron puestos a disposición judicial.

En la noche del accidente se produjo una concentración espontánea de personas en las dependencias de la Policía Local en la que se encontraban detenidos los responsables de la agresión. Cuando estos fueron trasladados por la Guardia Civil al puesto de La Roda de Andalucía para la instrucción de las diligencias, algunas personas que se habían reunido allí en protesta por la agresión se dirigieron a diferentes calles de la localidad y volcaron tres vehículos de ciudadanos rumanos.

En la mañana del domingo, y a través de redes sociales, se convocó sin la pertinente autorización de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla una concentración a las puertas del Ayuntamiento de Pedrera para protestar por lo sucedido con los ciudadanos rumanos. Así, a las 13.00 se reunieron unas 200 personas que profieren gritos contra la presencia de ciudadanos rumanos en el municipio. El alcalde, Antonio Nogales, se dirigió a ellos para calmar los ánimos y aseguró que se trataba de un hecho puntual sin graves consecuencias y que la Guardia Civil ya había actuado contra los responsables, por lo que no se podía generalizar la protesta contra toda la comunidad rumana.

No obstante, y pese a las llamadas a la buena convivencia, sobre las siete de la tarde del domingo se empezaron a producir nuevas concentraciones espontáneas. Diversos grupos, sorteando la presencia de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil, trasladada al municipio para controlar la situación, volcaron seis vehículos propiedad de ciudadanos rumanos en diversas calles. Las fuerzas del orden actuaron para dispersaron esas concentraciones.

La Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil inició entonces una investigación para identificar a los autores de los actos vandálicos que se saldó con la apertura de diligencias penales contra tres personas detenidas por los supuestos delitos de daños y alteración del orden público, así como las denuncias correspondientes a las infracciones graves recogidas en la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. Además, la investigación continúa para tratar de identificar a los promotores de las concentraciones xenófobas.