Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Regalos que acaban en perreras

Como cada año, muchos cachorros son usados como regalos; regalos que acaban meses después en protectoras por la inconsciencia de personas sin ninguna responsabilidad, personas que se piensan que son un juguete y los abandonan después de usarlos. Tenemos que aprender que los animales no son como unos zapatos, y que no deben ser considerados como objetos; pueden ser muy bonitos, pero requieren mucho trabajo y dedicación.— Nuria Ramos Vinazza. Alcorcón (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.