Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Regalos que acaban en perreras

Como cada año, muchos cachorros son usados como regalos; regalos que acaban meses después en protectoras por la inconsciencia de personas sin ninguna responsabilidad, personas que se piensan que son un juguete y los abandonan después de usarlos. Tenemos que aprender que los animales no son como unos zapatos, y que no deben ser considerados como objetos; pueden ser muy bonitos, pero requieren mucho trabajo y dedicación.— Nuria Ramos Vinazza. Alcorcón (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.