Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meghan Markle pasó una Navidad “fantástica” junto a la familia real británica

El príncipe Enrique habla en la radio sobre cómo han sido sus primeras fiestas junto a su prometida y asegura que aún no saben si van a invitar a los Obama a su boda

Kate Middleton, Guillermo de Inglaterra, Meghan Markle, y Enrique de Inglaterra, en el servicio religioso de Navidad.
Kate Middleton, Guillermo de Inglaterra, Meghan Markle, y Enrique de Inglaterra, en el servicio religioso de Navidad. AFP

Desde que Enrique de Inglaterra anunció su compromiso con Meghan Markle ya no es tan celoso de su intimidad. Es más, en una entrevista emitida este miércoles el príncipe se ha animado a hablar de la primera Navidad que ha pasado junto a su prometida, unas fechas que ha descrito como "fantásticas" y que pasaron en compañía de la reina Isabel II y el resto de integrantes de la familia real británica.

Durante su comparecencia en la emisora británica BBC Radio 4, donde ha participado este miércoles como editor invitado, no solo ha entrevistado, también él ha tenido que contestar a preguntas. Y es que su próximo matrimonio ha despertado mucho interés tanto en la sociedad británica como en los medios de todo el mundo, donde la pareja es noticia prácticamente todos los días. Así que no es de extrañar que las primeras fiestas navideñas de Markle, que ha acudido tanto al palacio de Buckingham como a la residencia de la soberana británica en Sandringham, sea uno de los temas que más curiosidad desata en estas fechas.

Preguntado, en tono distendido, cómo le había resultado a su novia la experiencia de conocer a la "familia política", Enrique respondió que había sido "fantástico" y añadió que Markle se lo había pasado "realmente bien". Preguntado por la presentadora Sarah Montague sobre cómo es una Navidad real, comentó que él y su pareja se habían alojado esos días junto con su hermano, Guillermo, y su cuñada, Kate, en la residencia de Anmer Hall, en Norfolk, cercana a la propiedad de Sandringham de Isabel II. "Hemos disfrutado mucho quedándonos con mi hermano y con mi cuñada y jugando con los niños [el príncipe Jorge y la princesa Carlota, hijos de los duques de Cambridge]. Ha sido una Navidad fantástica", contó.

Enrique de Inglaterra en el programa de la BBC Radio 4.
Enrique de Inglaterra en el programa de la BBC Radio 4. REUTERS

También ha tenido que enseñarle algunas de sus tradiciones a la actriz estadounidense: "Piensa que tenemos una de las familias más grandes que conozco y cada familia es compleja. Pero ella ha estado absolutamente maravillosa. Supongo que es la familia que ella nunca tuvo", observó sobre su prometida. Los novios fueron fotografiados en actitud relajada y sonriente de camino a la iglesia de Santa Magdalena, donde asistieron el pasado día 25 al tradicional servicio religioso navideño capitaneado por la reina Isabel y el duque de Edimburgo.

Además de la entrevista, quien es el quinto en la línea de sucesión al trono británico ha ejercido como periodista ha y entrevistado, entre otros, al expresidente estadounidense Barack Obama, con quien habló de diversos asuntos de interés social como la salud mental o las Fuerzas Armadas. Así que este miércoles ha habido bromas sobre si Barack Obama, amigo desde hace años del príncipe, ha sido invitado al enlace real, a lo que Enrique de Inglaterra contestó: "No lo sé, ni siquiera hemos enviado invitaciones o la lista de invitados, quién sabe si estará invitado o no, no voy a estropear la sorpresa".

Barack Obama y Enrique de Inglaterra en el programa de la BBC Radio 4.
Barack Obama y Enrique de Inglaterra en el programa de la BBC Radio 4. AP

El periódico The Sun no ha tardado en asegurar que si la pareja invita a los Obama, antes que Donald Trump, actual presidente de EE UU, conozca a la reina Isabel II, seguramente "reaccionará muy mal". Tanto así, que son varios los medios de comunicación británicos que informan de que muchos consejeros del Gobierno de Theresa May le han recomendado que no invite a los Obama, por miedo a la posible reacción del mandatario estadounidense.

El matrimonio de Markle y Enrique, que se celebrará el 19 de mayo en el castillo de Windsor, no es una fiesta de Estado, lo que significa que no habrá demasiados dignatarios extranjeros o jefes de Estado, como sí los hubo en la boda de Guillermo y Kate, en 2011 —aunque en aquella ocasión Obama, que era presidente de EE UU en aquel entonces, no fue invitado—. Así que si Enrique se abstiene de invitar a Trump, tampoco se estaría saltando el protocolo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >