Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo anuncia la llegada de la Navidad vestido de Mazinger Z

En esta ocasión no se rodea de los miembros de su familia, prefiere aparecer como un superhéroe

La Navidad ya está aquí, la anuncia Cristiano Ronaldo. El mejor futbolista del mundo es el protagonista de la publicidad de Meo, la operadora portuguesa de telecomunicaciones con la que tiene un millonario contrato desde hace años.

En esta ocasión, en el anuncio titulado Esta Navidad tenga todo lo que quiera, Ronaldo aparece empaquetado en regalos gigantes disfrazado como un superhéroe, un Mazinger Z, un madelman de dos metros y un jugador de baloncesto que se hace de carne y hueso. A diferencia de anuncios anteriores, en éste Cristiano se lo ha currado más. Aparece en varias escenas, como un muñeco gigante, giña un ojo y al final de los 20 segundos juega al baloncesto en la cancha de un patio de barrio.

El deportista mejor pagado del mundo suele realizar varios anuncios al año para la teleoperadora, coincidiendo con las campañas publicitarias de primavera, septiembre y navidad. En uno anterior, el de la campaña de vuelta al cole de septiembre, titulado, El universo en casa, Ronaldo solo ponía cara de sorprendido al entrar en un avión lleno de personajes de teleseries, dibujos animados y músicos, símbolos de los canales que la operadora quiere vender entre sus abonados. La pasada primavera, en alguna de las escenas salía parte de la familia del futbolista, principalmente su madre y su hijo primogénito, a quien ya ha puesto a trabajar con la colección de ropa infantil CR7 Junior.

Meo, propiedad de la francesa Altice, rivaliza con Nós, mitad portuguesa mitad de la angoleña Isabel Dos Santos, por el liderazgo de abonados en Internet y en los paquetes de televisión. Las dos operadoras se reparten también los derechos televisivos de los principales clubes de fútbol. Cristiano Ronaldo es quien, sin embargo, sustenta la imagen de Meo desde hace tres años, momento en el que firmó el que es uno de sus más jugosos contratos.

El anuncio navideño de Cristiano Ronaldo comienza a ser un clásico en Portugal, casi como el encendido de la iluminación de sus calles. En el del pasado año, Meo en casa, tenía mayor protagonista su madre, Doña Dolores. Su hijo Cristiano representaba a un niño, que de forma similar al argumento de la película Solo en casa, ahuyentaba a un falso repartidor de pizzas gracias a una película de tiros que estaba viendo en uno de los canales de su operadora preferida.