Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grace Kelly, una dura infancia y muchos amantes

Un nuevo libro revela la niñez de la actriz con un padre antisemita, una madre maltratadora y una hermana violenta, y su paso por Hollywood

Grace Kelly, en una imagen de 1955.
Grace Kelly, en una imagen de 1955. Cordon Press

Grace Kelly fue y será un verdadero icono de elegancia. Representó el glamour en Hollywood, fue una de las actrices fetiche de Alfred Hitchcock. Tuvo una carrera corta, solo 11 largometrajes, pero lo suficientemente intensa como para que le diera tiempo a ganar un Oscar y a trabajar con maestros como John Ford. Y sin embargo, detrás de toda esa sofisticación se escondió una dura niñez. Una madre maltratadora, un padre antisemita y una hermana violenta. Todos estos detalles salen a la luz en un nuevo libro: Grace Kelly: Hollywood Dream Girl, de Jay Jorgensen y Manoah Bowman.

La actriz que nació en Filadelfia en 1929 conquistó Hollywood con su carisma y talento, aunque decidió abandonarlo todo y convertirse en realeza cuando se casó con el príncipe Rainiero de Mónaco. Aunque antes de dejarlo todo y según cuenta el libro, Kelly mantuvo intimidad con varios de sus compañeros de reparto e incluso se enamoró de más de uno, incluyendo al “rey de Hollywoood”, Clark Gable.

La publicación aborda distintas épocas de la vida de la actriz que nació en el seno de una familia adinerada. Según los autores, su padre John B. Kelly creó su fortuna gracias a un negocio de albañilería y más tarde ganó una medalla de oro en la disciplina de remo en los Juegos Olímpicos de 1920 celebrados en Bélgica. El libro lo pinta como un padre ausente, que rara vez se encontraba en casa, siempre absorbido por su negocio, el golf y la política. "Nunca alcanzó el estatus de una de las familias más ricas de Filadelfia por una fortuna heredada, porque había trabajado como obrero”, explican los autores.

Grace Kelly, en 1956.
Grace Kelly, en 1956. cordon press

Grace Kelly idolatraba a su padre, sin embargo, ganarse la aprobación de él le resultó casi imposible. El padre de la actriz le prestaba mucha más atención a Peggy, la hermana mayor de Grace. La falta de interés de su padre hizo que la intérprete se volviera más cercana a su madre, aun cuando ella era una mujer violenta.

Margaret Kelly, su madre, era excesivamente exigente con sus hijos. Ella creía en una educación basada en castigos y golpe. “Hoy ella sería arrestada por abuso infantil porque no supo medir la vara. Ella exigía obediencia”, confesó en alguna ocasión Lizanne, la hermana menor de Grace Kelly.

Lizanne, también ha admitido en el pasado, que de pequeña se comportaba muy mal con su hermana mayor. “Le quité su lugar y me convertí en la hija consentida”, señalaba. Además, confesó: “Solía golpearla, sí, ¡realmente lo hice! Yo era la hermana malcriada que le hacía la vida imposible, especialmente si estaba con sus novios”.