Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jonathan Rhys-Meyers recae en el alcohol tras perder a su segundo hijo

Los agentes de seguridad de un aeropuerto de Dublin prohíben al protagonista de 'Los Tudor' subirse a un avión por su embriaguez

Jonathan Rhys-Meyers, en Londres.
Jonathan Rhys-Meyers, en Londres. Cordon press

“Pido perdón por tener una pequeña recaída y espero que la gente no piense demasiado mal de mí”, dijo el actor Jonathan Rhys-Meyers en mayo de 2015 tras haber sido captado deambulando en estado de embriaguez por las calles de Londres. Dos años y cuatro meses después el protagonista de Los Tudor ha vuelto a ser noticia. Esta vez al ser interceptado, el pasado viernes, por los guardias de seguridad de un aeropuerto en Dublín. Los agentes no permitieron que el intérprete se subiera al vuelo que lo llevaría a Vancouver, Canadá, debido a su evidente intoxicación.

Las imágenes de Rhys-Meyers sentado en la sala de espera y custodiado por agentes rápidamente llegaron a los tabloides británicos y su pareja, la también actriz Mara Lane, decidió salir en su defensa y de paso aclarar por qué su esposo ha vuelto a recaer en el alcoholismo, enfermedad que arrastra desde hace décadas y de la que aún no ha podido recuperarse.

En un mensaje en Instagram –la red social se ha convertido en el medio preferido por los famosos para comunicarse con sus seguidores- Lane declaró que su pareja está atravesando un proceso de recuperación del alcoholismo y que ha sido muy difícil para él mantenerse sobrio desde que perdieran por un aborto natural a su segundo hijo.

“Era un niño muy esperado (especialmente por J, por eso ha tomado muy mal la noticia) y aún seguimos intentando afrontar esta situación…”, comienza la publicación que la actriz ha compartido con sus 16.000 seguidores.

En el largo texto ella explica que la depresión y el alcoholismo de su marido han sido enfermedades con las ha tenido que lidiar desde pequeño. “Ha sido capaz de convertir todo el dolor y malos ratos en arte y fortaleza. No conozco a nadie que haya tenido que pasar por lo que ha pasado él y que haya alcanzado su nivel de éxito (…) A veces se dan dos pasos adelante y otro hacia atrás”, reconoce.

“Para muchos mi esposo es solo un irlandés que batalla con el alcoholismo y la depresión y que bebe entre sus trabajos con tal de poder afrontar la tristeza (…) Pienso que quien quiera que haya tomado las fotos de mi esposo hizo algo incorrecto, pero está bien. Quizá esa persona necesita el dinero para alimentar a su familia. ¿Qué sé yo? , pero te disculpo (…) La vida es vida”, añade antes de finalizar la carta con un mensaje de apoyo a Texas, Florida, India, México por todos los desastres naturales.

Jonathan Rhys-Meyers y su esposa Mara Lane.
Jonathan Rhys-Meyers y su esposa Mara Lane. Cordon Press

En 2002 el actor de 40 años, habló públicamente de su batalla con el alcohol. Desde entonces el público ha sido testigo de sus recaídas. Él siempre ha recapacitado y pedido perdón a su público. La última vez fue en 2015. En sus declaraciones de arrepentimiento justificó su deteriorado aspecto y también aseguró que estaba en rehabilitación. “Estoy en el camino, y agradezco todos los buenos deseos y me disculpo por mi aspecto desaliñado, estaba de camino a casa tras salir de la de unos amigos sin tener ropa para cambiarme. Creo que he cometido un error y me siento avergonzado, pero esto fue solo un incidente leve en mi recuperación, además estoy llevando una vida saludable”, dijo en aquella ocasión.

Esta no ha sido la primera vez que la seguridad de un aeropuerto le prohíbe la entrada a un avión.

Ya en el pasado fue vetado en un vuelo del aeropuerto JFK de Nueva York por aparecer borracho e incluso arrestado en 2007 en el de Dublín por los mismos motivos, escena que se repetiría dos años después por agredir a un camarero en el aeropuerto Charles de Gaulle (París).