Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUCESOS

Un vídeo muestra la última imagen de la niña muerta junto a una vía de tren en Pizarra

Lucía se acercó a las vías del tren en la localidad malagueña solo cuatro minutos después de que sus padres le vieran por última vez

Captura de la cámara de seguridad de la estación de tren junto a la que jugaba Lucía. ATLAS

Las cámaras de seguridad de la estación de Pizarra (Málaga) grabaron las últimas imágenes de Lucía Vivar, la niña de tres años que desapareció la noche del miércoles 26 de julio cuando sus padres le perdieron de vista. El vídeo muestra cómo la niña se acerca a las vías del tren que unen esta localidad con la de Álora a las 23.34h. de la noche, solo cuatro minutos después de que sus padres la vieran por última vez. La misma cámara recoge también cómo el padre fue en su búsqueda seis minutos más tarde. Siete horas después, Lucía fue encontrada cuatro kilómetros más allá de esa zona. Los padres de la pequeña, extrañados porque nadie le viese en ese lapso de tiempo, han pedido que se reabra la investigación sobre su fallecimiento y han solicitado colaboración ciudadana a cualquier vecino que pueda aportar nueva información.

Lucía jugaba con sus primos a última hora del miércoles junto al bar La Estación, situado en el apeadero de Pizarra (9.000 habitantes). Todo parecía en orden hasta que, poco antes de las once y media de la noche, los padres se percataron de que la pequeña no estaba junto a los otros niños y que no respondía a sus llamadas. Minutos después, daban la voz de alarma a la Guardia Civil y se iniciaba las labores de rastreo.

El cuerpo de la menor presentaba un único golpe en la cabeza. No se sabe si el ruido del tren la despertó y, al levantar la cabeza asustada, fue golpeada por los bajos del convoy o si su cabeza sobresalía. Desde el hallazgo del cadáver, las hipótesis policiales apuntaron casi en exclusiva a una muerte accidental tanto por el aspecto del cadáver como por la inspección ocular del lugar de los hechos. Los expertos en criminalística no hallaron en el lugar ni rastro de rodadas ni pisadas en las cercanías. La autopsia que se practicó al cadáver confirmó que la niña había fallecido como consecuencia de un golpe seco en la cabeza compatible con el impacto de un tren.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >