Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especie amenazada

Flavio Fernando Oliveira, brasileño de 18 años, ha sustraído 384 libros de las cinco bibliotecas de su pueblo y los ha ordenado, cuidado con cariño y ¡los ha leído! ¿Es un ladrón ilustrado o tiene —como sugiere la policía— un trastorno psicológico? Pues no, ni tiene bibliomanía (adición al libro más por manía que por anhelo de instrucción) ni bibliocleptomanía. Es un sorprendente y precoz bibliófilo, por su pasión y amor a los libros desde la niñez. No es adicto a las pantallas de tabletas, móviles ni ordenadores: es una especie amenazada por la guadaña del progreso. ¡Cuidado! Para evitar su extinción la sociedad necesita unidades de protección al adolescente bibliófilo.— Francisco Javier Barbado Hernández. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.