Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camisetas y chapas machistas en San Fermín: ‘Chupa y calla’ y ‘Tu culo será mío’

La Policía Municipal de Pamplona requisó objetos sexistas en un puesto que la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres denunció ante la Fiscalía, que ha archivado la denuncia

Chapas y camisetas con mensajes sexistas estos sanfermines.
Chapas y camisetas con mensajes sexistas estos sanfermines.

"Es solo una chapita", dicen. "Venga, hombre... es un chiste en una camiseta", arguyen. "Cómo estáis las tías ahora", alegan. "Feminazis y hembristas", califican. La Policía Municipal de Pamplona decomisó la tarde del pasado martes 219 chapas con mensajes ofensivos contra las mujeres: "Chupa y calla", "para ser tonta no eres muy guapa" o "ser virgen no te hace una santa".

Desde el pasado sábado, varias usuarias de Twitter, entre ellas el colectivo LilithFeminista, han estado publicando fotos de chapas con estos mensajes, y camisetas en las que un hombre sentado en una silla tiene la cabeza hacia atrás mientras que una mujer, de rodillas, le hace una felación. Y no, no es cuestión de estar en contra de las felaciones, sino de la violencia sexual que desprende esa imagen en concreto. Esos tuits comenzaron a hacerse virales y muchos otros perfiles respondían con imágenes similares. El martes por la tarde, en la calle Bosquecillo, la Policía Municipal identificaba a un vendedor al que incautó todo el género, y abrió una investigación para conocer la procedencia del material y revisar si otros puestos venden este tipo de objetos.

En la nota de prensa, la policía explica que agentes de paisano fueron hasta la zona y comprobaron que no solo había mensajes que resultaban ofensivos, sino que incluso podrían incurrir en un supuesto delito de odio. "Una vez finalizada la investigación, se procederá a remitir el Juzgado de Guardia y a la Fiscalía la información correspondiente", reza el comunicado. Con ese mismo objetivo, la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres presentó este miércoles una denuncia a la Fiscalía de Navarra: "Pudieran constituir un delito de odio previsto y penado en el artículo 510.1 a y b del Código Penal por dirigirse contra un grupo social, las mujeres y alentar a otro grupo social a ejercer actuaciones de violencia sexual contra las mismas".

Balance de agresiones en San Fermín

Estos son los datos, acumulados a 14 de julio, de la Junta Local de Protección civil, que especifica que, "más allá de las definiciones contenidas en el Código Penal, el Ayuntamiento de Pamplona considera que cualquier comportamiento que coarte la libertad sexual de las personas o que suponga un ataque de carácter sexista es igualmente denunciable y merecedor de la repudia más contundente de esta institución y de la ciudadanía a la que representa".

Denuncias totales recibidas por agresión sexual: 1. Son aquellas conductas delictivas de contenido sexual en las que media intimidación o uso de violencia.

Denuncia totales recibidas por abusos sexuales: 12. Son aquellas conductas delictivas de contenido sexual en las que no media la intimidación o el uso de la violencia.

Detenciones: 11.

Sara Vicente, en representación de la comisión, fue quien puso la denuncia: "No tiene ninguna gracia. Nos dicen que no tenemos sentido del humor. Pero si esto se hiciese sobre otros colectivos sociales, como los inmigrantes o los gays, todos tendríamos clarísimo que es xenofobia u homofobia. Pero si somos las mujeres las que denunciamos es que no tenemos sentido del humor. Pues no, para esto no". La denuncia se focaliza en el "alto contenido vejatorio y humillante para las mujeres, así como sexista".

Y, mirando un poco más allá de la venta de esos artículos, están los comentarios que levantan, convertidos en reacciones inverosímiles frente a la defensa de la integridad de las mujeres. Más polvo al polvo. "Eso es lo grave. Todavía hoy esas chapas y esas camisetas se venden, y se compran. Nosotros lo hemos puesto encima de la mesa; estamos trabajando mucho en Navarra por unas fiestas libres de agresiones sexistas y esto es un despropósito", explica Sara Vicente. Objetos que alientan actitudes humillantes y vejatorias y relaciones sexuales violentas y con los que hemos convivido desde siempre. "No toleramos más este tipo de relaciones que llevan a modelos sexistas, en fiestas y fuera de las fiestas". Son ellas, desde la comisión (que pertenece a la La plataforma contra las agresiones sexistas de Pamplona), quienes trabajan durante todo el año, junto a Gora Iruñea, "para lograr unas fiestas libres de violencia sexista desde hace muchos años". Y son esos dos los colectivos convocantes de la manifestación contra las agresiones sexuales que tendrá lugar la tarde de este jueves 13 de julio. 

Respuesta colectiva

La Plataforma 7N contra las Violencias Machistas, junto a Andrea-Lunes Lilas, Gafas Moradas, Amilips, Comfin, Foro Miran, Juntas y Revueltas, y Mujeres Progresistas de Navarra, se han unido a la protesta instando a las autoridades a investigar e imponer las sanciones pertinentes "a las personas y establecimientos que elaboran en origen estos productos diversos que incitan y promuevan las violencias machistas". Teresa Sáez, de la Plataforma 7N, asegura que no se puede negar el sexismo existente ni la mirada que coloca a la mujer como un mero objeto sexual. "Estamos viviendo un momento muy contradictorio. Por un lado, somos mucho más conscientes, y a la vez los machirulos siguen siendo una realidad".

En Pamplona, el protocolo contra las agresiones sexuales crece y se interioriza más cada año, la lucha es constante por parte de instituciones, vecinos y colectivos y aún así sigue siendo imprescindible reincidir una y otra vez en el mensaje del "no es no", levantar esa mano roja que el Ayuntamiento navarro ha elegido como símbolo de libertad. Para Teresa Sáez, el balance (a horas de acabar los sanfermines) es bueno: "Pamplona ha hecho una campaña en la que se ha enseñado a toda una ciudadanía a detectar la violencia contra las mujeres, y a denunciarlo. Es una ciudad acogedora en la que en todo momento se está al lado de las mujeres, pase lo que pase".

Lo viven como positivo porque por fin se ha dado luz a un tema que en muchos otros lugares sigue en penumbra, porque la ciudad se ha volcado y "porque el Ayuntamiento se atreve cada mañana a tratarlo en su Junta Local". "Lo que no se nombra no existe. Ponerlo sobre la mesa es hacerlo conocido y el primer paso para cambiarlo", concluye Sáez.

Un primer paso, lento, en el que una chapa, todavía, no es solo una chapa, ni una camiseta solo una camiseta. Son el reflejo, uno de tantos, de la abrumadora normalidad con la que el machismo convive con el día a día. Lleva tanto tiempo colándose por cada uno de los resquicios que encuentra —todavía lo hace— que lo ha ensuciado todo; ahora, cuando empieza a haber muchas más manos para una limpieza a fondo, nos damos cuenta del desastre, de lo terriblemente difícil que es quitar algunas de las manchas que ha dejado. En algunos casos tan enquistadas que parecen parte del paisaje.

La Fiscalía de Navarra archiva la denuncia

La Fiscalía de Navarra ha decretado el archivo de la denuncia que la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres presentó este pasado miércoles.

Sara Vicente, que en representación de la comisión interpuso la denuncia, asegura no entender la respuesta dada por la Fiscalía: "Ni siquiera nos identifica como sujeto que pueda sufrir esta forma de violencia, y tampoco identifica como vejatorios mensajes como 'chupa y calla' o 'aquí manda mi polla'". Vicente cree que no se pueden equiparar estos mensajes con otros como 'soy formador' o 'tengo ganas de vivir', y que esta confusión denota "la falta de formación en género que demuestra tener la Fiscalía en este supuesto".

La respuesta de la Fiscalía argumenta, entre otras razones, que los mensajes de las chapas no son unívocos: "...lo cierto es que esa frase –y otras similares— impresa en una chapa o en una camiseta, sin más aditamentos, puede tener ese significado sexual que se denuncia, pero también uno completamente distinto..."; añade que esas frases "no se refieren específicamente ni a mujeres ni a hombres" y tampoco, en ninguno de esos mensajes, "se hace apología o se describen comportamientos sexuales violentos, impuestos o coactivos, sino que se trata de meras referencias a actos sexuales genéricos".

Lo más sorprendente, según Sara Vicente, es "el poco tiempo que se han tomado". "Pusimos la denuncia y al día siguiente ya habían contestado". Explica que uno de sus objetivos era que se investigase la procedencia de esto tipo de objetos, dónde se fabrican y por qué se imprimen esos mensajes "humillantes". "No se han tomado el tiempo ni de investigar ni de valorar lo que reclamamos. Estos mensajes son ofensivos para la mitad de la población mundial. Está claro que la sociedad navarra está muy por encima y más a la altura de las circunstancias que lo que lo está la Fiscalía de Navarra".

Puedes descargar aquí la respuesta íntegra de la Fiscalía de Navarra.