Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instantáneas desde Corea del Norte

La fotógrafa de AP Wong Maye-E se acerca a los norcoreanos con una Polaroid para descubrir qué es lo más importante para ellos

  • En esta foto de octubre de 2014, hecha con una cámara instantánea, Ri Ok-ran, de 28 años, y su novio Kang Sung-jin, de 32, posan para un retrato en Moranbong (Pyongyang), donde hicieron sus fotos de boda. Cuando se les pregunta a los norcoreanos qué es importante para ellos, suelen hablar de trabajar duro, practicar deporte o tener muchos hijos. Kim Jong-un siempre está en la conversación: "Lo más importante para nosotros es tener muchos hijos, para que puedan servir en el ejército y defender a nuestro líder y a nuestro país en el futuro".
    1En esta foto de octubre de 2014, hecha con una cámara instantánea, Ri Ok-ran, de 28 años, y su novio Kang Sung-jin, de 32, posan para un retrato en Moranbong (Pyongyang), donde hicieron sus fotos de boda. Cuando se les pregunta a los norcoreanos qué es importante para ellos, suelen hablar de trabajar duro, practicar deporte o tener muchos hijos. Kim Jong-un siempre está en la conversación: "Lo más importante para nosotros es tener muchos hijos, para que puedan servir en el ejército y defender a nuestro líder y a nuestro país en el futuro". AP
  • La capitán Ri Ok-gyong posa en el Museo de la liberación de la Patria en Pyongyang, en abril de 2017. Ri ha trabajado como guía en el museo durante dos años. Estudió en la Universidad de Lenguas Extranjeras en Pyongyang, donde aprendió inglés y chino. Disfruta de su trabajo ya que quiere ayudar a los extranjeros a entender la "historia real de la Guerra de Corea y la falsa propaganda de EE UU sobre Corea del Norte". "Quiero servir a la armada para siempre, ayudando a sustentar la idea del Songun (priorizar los asuntos militares) de Kim Il-sung", afirma.
    2La capitán Ri Ok-gyong posa en el Museo de la liberación de la Patria en Pyongyang, en abril de 2017. Ri ha trabajado como guía en el museo durante dos años. Estudió en la Universidad de Lenguas Extranjeras en Pyongyang, donde aprendió inglés y chino. Disfruta de su trabajo ya que quiere ayudar a los extranjeros a entender la "historia real de la Guerra de Corea y la falsa propaganda de EE UU sobre Corea del Norte". "Quiero servir a la armada para siempre, ayudando a sustentar la idea del Songun (priorizar los asuntos militares) de Kim Il-sung", afirma. AP
  • En esta imagen de mayo de 2016, Pak Su-won, un médico retirado, posa en la calle Mirae Scientists, una nueva zona en Pyongyang que alberga instituciones científicas. "Lo más importante para mi es dedicar lo que me queda de vida al líder, Kim Jong-un. Por él y por nuestra patria".
    3En esta imagen de mayo de 2016, Pak Su-won, un médico retirado, posa en la calle Mirae Scientists, una nueva zona en Pyongyang que alberga instituciones científicas. "Lo más importante para mi es dedicar lo que me queda de vida al líder, Kim Jong-un. Por él y por nuestra patria". AP
  • Ri Nam-hae, a la izquierda, y Kil Myong-kyong, ambas de 16 años, posan en un muelle en la ciudad de Wonsan, en junio de 2016. Ri quiere ser periodista y "difundir la propaganda de Corea del Norte al mundo". "Quiero apoyar al líder Kim Jong-un y a mi país con mi rifle", añade Kil.
    4Ri Nam-hae, a la izquierda, y Kil Myong-kyong, ambas de 16 años, posan en un muelle en la ciudad de Wonsan, en junio de 2016. Ri quiere ser periodista y "difundir la propaganda de Corea del Norte al mundo". "Quiero apoyar al líder Kim Jong-un y a mi país con mi rifle", añade Kil. AP
  • En esta instantánea de mayo de 2015, Pak Sin-hyok, un estudiante de la Universidad de Bellas Artes de Pyongyang, posa con una acuarela sin terminar de árboles en Moranbong. Pak ha estado estudiando durante tres años y espera convertirse en un artista profesional después de graduarse en este curso, que dura nueve años. "Quiero dar apoyo haciendo arte orientado al pensamiento Juche, para aportar gloria a Esta idea, que es la idea de la autosuficiencia", afirma.
    5En esta instantánea de mayo de 2015, Pak Sin-hyok, un estudiante de la Universidad de Bellas Artes de Pyongyang, posa con una acuarela sin terminar de árboles en Moranbong. Pak ha estado estudiando durante tres años y espera convertirse en un artista profesional después de graduarse en este curso, que dura nueve años. "Quiero dar apoyo haciendo arte orientado al pensamiento Juche, para aportar gloria a Esta idea, que es la idea de la autosuficiencia", afirma. AP
  • Kim Jin-ok, de 25 años, posa en la granja de peces gato, en Pyongyang. "Quiero trabajar duro para complacer a nuestro líder Kim Jong-un", explica Kim.
    6Kim Jin-ok, de 25 años, posa en la granja de peces gato, en Pyongyang. "Quiero trabajar duro para complacer a nuestro líder Kim Jong-un", explica Kim. AP
  • Kang Jong-jin, un antiguo soldado que pega suelas de zapatos en una fábrica de calzado en Wonsan, posa para un retrato en su puesto de trabajo, el 22 de junio de 2016. Kang ha estado trabajando largas horas durante la 'campaña de los 200 días' para cumplir la promesa de Kim Jong-un de elevar el nivel de vida de la nación y energizar su plan quinquenal para desarrollar la economía. Este norcoreano afirma que quiere contribuir al plan del líder tomando cursos para mejorar sus habilidades científicas y tecnológicas.
    7Kang Jong-jin, un antiguo soldado que pega suelas de zapatos en una fábrica de calzado en Wonsan, posa para un retrato en su puesto de trabajo, el 22 de junio de 2016. Kang ha estado trabajando largas horas durante la 'campaña de los 200 días' para cumplir la promesa de Kim Jong-un de elevar el nivel de vida de la nación y energizar su plan quinquenal para desarrollar la economía. Este norcoreano afirma que quiere contribuir al plan del líder tomando cursos para mejorar sus habilidades científicas y tecnológicas. AP
  • Kim Una, que estudia para convertirse en obstetra, posa en el Hospital de Maternidad de Pyongyang, el 7 de mayo de 2016. Kim disfruta de su trabajo ya que siginifica "traer una nueva vida al mundo". Espera "conocer a un buen hombre y tener cinco hijos".
    8Kim Una, que estudia para convertirse en obstetra, posa en el Hospital de Maternidad de Pyongyang, el 7 de mayo de 2016. Kim disfruta de su trabajo ya que siginifica "traer una nueva vida al mundo". Espera "conocer a un buen hombre y tener cinco hijos". AP
  • Ri Chim-im baila con otros ancianos en un parque en Moran Hill, en Pyongyang, el 10 de mayo de 2015. Ri ha practicado danza a diario durante los últimos cinco años. Le encanta bailar ya que dice que la mantiene feliz y sana. "Lo más importante para mí es tener una vida sana, apoyando al partido que gobierna el país".
    9Ri Chim-im baila con otros ancianos en un parque en Moran Hill, en Pyongyang, el 10 de mayo de 2015. Ri ha practicado danza a diario durante los últimos cinco años. Le encanta bailar ya que dice que la mantiene feliz y sana. "Lo más importante para mí es tener una vida sana, apoyando al partido que gobierna el país". AP
  • En esta foto del 17 de abril de 2017, Won Dae-chol posa para un retrato en el palacio de Taekwando en Pyongyang. "Quiero ganar medallas para poder complacer a nuestro líder, Kim Jomg-un", exclama.
    10En esta foto del 17 de abril de 2017, Won Dae-chol posa para un retrato en el palacio de Taekwando en Pyongyang. "Quiero ganar medallas para poder complacer a nuestro líder, Kim Jomg-un", exclama. AP
  • Jo Myong-sim, granjera que ha trabajado durante 15 años en la granja de vegetales Chilgol, a las afueras de Pyongyang, posa para un retrato, el 24 de octubre de 2014, en el cultivo de coles que será cosechado y utilizado para hacer Kimchi en Pyongyang. Lo más importante para ella es "la unidad familiar".
    11Jo Myong-sim, granjera que ha trabajado durante 15 años en la granja de vegetales Chilgol, a las afueras de Pyongyang, posa para un retrato, el 24 de octubre de 2014, en el cultivo de coles que será cosechado y utilizado para hacer Kimchi en Pyongyang. Lo más importante para ella es "la unidad familiar". AP
  • Jang Sol-hyang, una estudiante de Matemáticas de la Universidad Kim Il-sung, posa el 13 de abril de 2017 en la recientemente abierta calle Ryomyong, en Pyongyang. "Ser mujer no me detiene para apoyar el liderazgo del mariscal Kim Jomg-un, y eso me impulsa a ser incluso mejor".
    12Jang Sol-hyang, una estudiante de Matemáticas de la Universidad Kim Il-sung, posa el 13 de abril de 2017 en la recientemente abierta calle Ryomyong, en Pyongyang. "Ser mujer no me detiene para apoyar el liderazgo del mariscal Kim Jomg-un, y eso me impulsa a ser incluso mejor". AP

Más información