Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stephen Belafonte le pide una pensión a Mel B.

El exesposo de la cantante, a quien ella acusa de malos tratos, también quiere la custodia legal y física de la hija que tienen en común

Stephen Belafonte y Mel B. en Nueva York, en 2014.
Stephen Belafonte y Mel B. en Nueva York, en 2014.

La guerra tras la separación de Stephen Belafonte y Melanie Brown —Mel B.— tiene una nueva batalla: el productor quiere que la excantante de las Spice Girls le pase una pensión, según unos documentos de la demanda de divorcio que ha obtenido el portal estadounidense de noticias People. Además, Belafonte, a quien la artista acusa de malos tratos, también ha pedido la custodia legal y física de la hija que ambos tienen en común, Madison Brown Belafonte, de 6 años. 

Según dichos documentos, la artista —nacida en Andújar (Jaén) en 1975, pero de nacionalidad británica— interpuso la demanda de divorcio el 28 de diciembre de 2016, pero Belafonte asegura en su respuesta judicial que la fecha de separación fue el 1 de marzo. 

El pasado lunes, la británica presentó una orden de alejamiento contra Belafonte para ella y para sus tres hijos, aunque solo Madison sea fruto de su matrimonio. Mel B afirma en la documentación presentada en los juzgados que el productor la ha sometido durante sus 10 años de matrimonio a malos tratos, abusos y la chantajeaba con hacer públicos vídeos sexuales. El productor siempre ha negado las acusaciones de violencia machista. 

"Cuando la Corte determine la verdad, quedará claro que toda esta farsa no es más que una campaña de difamación para tratar de cubrir la propia conducta de la señora Brown durante su matrimonio", ha contado el abogado de Belafonte a Los Angeles Times. "Y un esfuerzo para conseguir injustamente financiación y la custodia de los niños", continuó el letrado. 

"Hace tres años, a dos días de la final de X Factor [del que Mel B es jurado], ella no grabó el primer día porque estaba hospitalizada", contó el pasado miércoles Sharon Osbourne en el programa de televisión The Talk. "Volvió el día de la final con un ojo negro y maquillada por todas partes", afirma la presentadora y esposa de Ozzy Osbourne, coincidiendo con las informaciones surgidas los últimos días que afirman que Mel B. ingresó en esas fechas en el hospital supuestamente por una paliza de su exesposo. 

🙏

Una publicación compartida de Mel B (@officialmelb) el

Según fragmentos de la demanda a la que ha tenido acceso TMZ, Mel B asegura que su exmarido seguía un patrón, y cada vez que ella conseguía algún éxito —como llegar a la final de Dancing with the Stars [una especie de ¡Mira quién baila!]— le rodeaba el cuello con sus manos y la llegaba a golpear hasta caer al suelo “para hacerme saber que él era quién mandaba”. Según cuenta, los abusos empezaron el primer año de su matrimonio, ya en 2007.

Por ahora, la cantante tan solo ha publicado una frase en su cuenta de Instagram, donde tiene 834.000 seguidores y en la que aún aparece en fotos junto a su expareja: “Tienes que ser lo más fuerte cuando sientes tu máxima debilidad”.