Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clint Eastwood vende su mansión en Pebble Beach por nueve millones

El cineasta posee un gran patrimonio inmobiliario. Esta propiedad es una de las que más se ha revalorizado: la compró por 3,5 millones

Clint Eastwood, en Nueva York en 2016.
Clint Eastwood, en Nueva York en 2016. Cordon Press

El octogenario de Clint Eastwood (San Francisco, 1930) ha decidido minimizar sus intereses comenzando con la venta de una de sus mansiones más conocidas, la hacienda estilo español que tiene junto al campo de golf de Pebble Beach, en California (EEUU). El actor, realizador, productor y músico compró esta mansión en 1994 por 3,65 millones de euros. Una inversión millonaria que casi ha triplicado su valor si se confirman los más de nueve millones de euros que el ganador de cuatro premios Oscar pide.

Construida en la década de los 20 es una de las mansiones mejor mantenidas de la zona, que no ha perdido nada de su estilo colonial (descrito como español por este actor que tanto rodó en Almería). La casa tienen un total de cinco dormitorios considerados como suites con un total de seis cuartos de baño completos. También cuenta con un medio baño y un dormitorio suite independiente para los que se encargan de la casa. En total más de 650 metros cuadrados de vivienda que se alzan en cerca de dos hectáreas de terreno.

La casa refleja muchas de las cualidades del intérprete de El bueno, el feo y el malo que en la actualidad dirige una nueva versión de Ha nacido una estrella con Bradley Cooper y Lady Gaga. La mansión tiene ese aspecto recio y de otra época sin perder nada de su atractivo y su estilo además de las comodidades modernas. Una residencia construida entorno a un gran roble que da sombra a un patio sereno y con una fuente de azulejos donde también hay una chimenea al aire libre.

Dentro de la mansión destacan la madera vista trabajada de sus puertas y en su techo así como los suelos de terracota. Una casa junto al campo de Pebble Beach, el preferido de este deportista que todavía juega al golf , que además cuenta con unas impresionantes vistas a la bahía de Carmel, localidad del norte de California de la que fue alcalde y que Eastwood lleva en su corazón. La mansión también está llena de historia y la venta así lo recuerda, descrita como un lugar donde “se celebraron cenas icónicas para estrellas de Hollywood, artistas, escritores, músicos y dignatarios”. Eso sí, siguiendo la discreción habitual de este reconocido republicano la inmobiliaria no da nombres de los posibles huéspedes que en algún momento se alojaron entre estas paredes.

Con esta venta Eastwood está muy lejos de quedarse sin techo. El cineasta forma parte de un consorcio que en la década de los 90 compró el legendario campo de golf de Pebble Beach por 766 millones de euros. De ahí las numerosas propiedades que tiene en la zona con una mansión aún mayor y de moderna construcción en lo alto de una colina a la que solo se accede por invitación. O el Club de Golf Tehama del que también es dueño.

El legendario Eastwood, en la actualidad divorciado de su última esposa, la periodista Dina Ruiz, también cuenta con dos casas colindantes en los alrededores del Club de Campo de Bel-Air, en Los Ángeles, así como con otra amplia residencia en Sun Valley, en Idaho (EEUU).