ICON PARA BUCMI

¿Láser, fotodepilación o cera?

Analizamos las ventajas de los tres sistemas de depilación para hombre con la ayuda de los expertos de Bucmi, el servicio de reservas de citas de belleza y bienestar

En 1932, con el estreno de 'Tarzan', Jonnhy Weismuller se convertía en la primera estrella de Hollywood sin pelo en pecho. Un pionero.
En 1932, con el estreno de 'Tarzan', Jonnhy Weismuller se convertía en la primera estrella de Hollywood sin pelo en pecho. Un pionero.

Hace tiempo que la depilación masculina dejó de ser una rareza para consolidarse como un hábito muy frecuente entre hombres de todas las edades. Depilarse el pecho, la espalda, el entrecejo o las piernas es un gesto cada vez más habitual y, una vez superados los tabús, la dificultad no reside en encontrar un lugar parahacerlo, sino en elegir entre las técnicas disponibles. Bucmi, el servicio de reserva online de tratamientos estéticos, ofrece opciones para todos los bolsillos y objetivos, así que hemos contactado con algunos de sus especialistas para solucionar las dudas.

Cera

En qué consiste: La depilación con cera para hombre  es el método de depilación más tradicional, y sobrevive con dignidad en medio de sus competidores de alta tecnología. ¿Los motivos? Es más flexible, rápido y asequible que cualquier otro sistema de depilación. Desde el centro Apunto  nos explican las dos técnicas más habituales: con cera caliente desechable, y con cera tibia. La primera es “ideal para zonas pequeñas como nuca, perfilado de barba en cuello y pómulos, entrecejo, cejas, ingles, zona perianal, línea alba y axilas”. “Su principal ventaja es que consigue una eliminación total del vello gracias al calor, que favorece la dilatación del poro y hace que el pelo siempre salga de raíz”, explican. “Es rápido e higiénico”.

La otra técnica, la depilación con cera tibia, funciona mejor en zonas extensas como piernas, brazos, espalda y pecho. “Tras la aplicación de la cera pasamos sobre ella una banda de papel que consigue retirar el pelo de raíz”, cuentan desde este centro madrileño. En ambos casos, tras la depilación se aplica algún tipo de loción calmante: aloe vera tras la cera caliente (“ayuda a cerrar el poro para evitar que salgan granitos”) y aceite de almendras tras la depilación con cera tibia. En ambos casos, aseguran, la persona se marcha del centro con la piel totalmente suave y sin vello durante un mínimo de tres semanas.

¿Ventajas sobre otras técnicas? “Ante todo, es más económica”, explican desde Apunto, ya que, al contrario de la luz pulsada o el láser, se paga por cada sesión en función de las necesidades, y no por bonos. “Además, con el paso del tiempo la cera consigue debilitar el vello”. La depilación con cera tampoco presenta problemas para personas con alteraciones hormonales, y no estimula el recrecimiento del vello, esos “rebrotes” que en ocasiones genera la depilación láser.

Dónde encontrarlo en Madrid: busca tu centro aquí.

Fotodepilación

En qué consiste: La fotodepilación o depilación con luz pulsada es un método intermedio que hasta hace algunos años constituía una clara alternativa al láser porque podía aplicarse a cualquier tipo de piel y de vello. Se basa en aplicar luz que elimina y debilita el vello. Desde el centro de Nieves Arnaiz explican que “es una técnica muy efectiva para eliminar el vello residual cuando se encuentra muy debilitado o tiene un color muy claro”.

¿Ventajas sobre otras técnicas? La fotodepilación se puede aplicar con más frecuencia que la depilación láser, aproximadamente una vez al mes.

Dónde encontrarlo en Madrid: Busca tu centro aquí.

Depilación láser

En qué consiste: La depilación láser es el método más extendido y efectivo para obtener resultados de larga duración. “La clave es precisamente su longitud de onda, mayor que la de la depilación con luz pulsada”, explica Mónica Chamón. “La zona de disparo es muy reducida, así que es una solución concentrada y efectiva”, añade Ana Aguilera, de la clínica Goya (antes Bemeditec). Hace años, la depilación láser sólo se podía efectuar enciertos meses del año y en determinados tipos de piel, pero en la actualidad el láser de diodo permite trabajar con todos los fototipos (es decir, con piel de todos los tonos y matices) durante todo el año, con la única salvedad de los periodos en que se toma el sol con frecuencia. Eso sí, aunque la depilación con láser sea el método más duradero y efectivo, eso no implica que podamos hablar de depilación definitiva. “No se puede hablar de depilación definitiva en hombre”, explica Mónica Chamón. “A ciertas edades puede salir vello en zonas que antes no tenían, por motivos hormonales, y por eso puede ser necesario hacer sesiones de repaso una vez al año para mantenerlo a raya”. Es decir, que puede depilarse la espalda o incluso la barba, pero tenga en cuenta que en algún momento necesitará un refuerzo. Respecto a las zonas, todas son susceptibles de someterse a esta técnica, con una única excepción: las cejas. “Es una zona muy sensible porque está demasiado cerca del ojo, así que ahí no lo aplicamos”, explican desde la Clínica Goya (antes Bemeditec). Y, si está pensándoselo, no lo demore mucho, porque, según comenta Ana Aguilera, diciembre y enero son los mejores meses para comenzar el tratamiento. “Se pueden hacer dos o tres sesiones antes del verano, y llegar a las vacaciones con una reducción significativa de la cantidad de vello”.

Ventajas frente a otras técnicas: la depilación láser con diodo hoy es efectiva en prácticamente todos los tipos de piel. “Las sesiones se hacen cada dos o tres meses, así que entre medias se puede rasurar la zona sin problemas para ir siempre perfecto”.

Dónde reservar una cita en Madrid: Busca tu centro en Bucmi aquí.

Normas
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción