Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Literatura juvenil

La nueva edición de 'Heidi' o el Premio Anaya 2016, las mejores lecturas juveniles

  • Cinco chicos se disponen a recorrer en tren de mercancías 2.500 kilómetros para entrar como inmigrantes ilegales a Estados Unidos desde México. Saben que de 100 personas que cruzan el río, apenas tres llegan al norte y uno logra cruzar. Con estos mimbres de historia real, el periodista alemán Dirk Reinhardt reunió varios testimonios y construyó un relato ágil y conmovedor que le valió ser incluido en la prestigiosa lista White Ravens de los mejores títulos infantiles y juveniles de 2015 de la International Youth Library. El libro, una lección de compañerismo, se ha editado también en catalán.
    1Train Kids, de Dirk Reinhardt Cinco chicos se disponen a recorrer en tren de mercancías 2.500 kilómetros para entrar como inmigrantes ilegales a Estados Unidos desde México. Saben que de 100 personas que cruzan el río, apenas tres llegan al norte y uno logra cruzar. Con estos mimbres de historia real, el periodista alemán Dirk Reinhardt reunió varios testimonios y construyó un relato ágil y conmovedor que le valió ser incluido en la prestigiosa lista White Ravens de los mejores títulos infantiles y juveniles de 2015 de la International Youth Library. El libro, una lección de compañerismo, se ha editado también en catalán.
  • Los protagonistas de esta historia, ganadora del Premio Anaya 2016, son Alma, que sale del mar, y Otto, que se siente desplazado ante la presencia de la pequeña en su casa. La International Youth Library ha elegido este título entre los 200 mejores de 60 países y explica así su decisión: “Este libro, narrado desde la perspectiva de un niño, familiariza a los lectores con un tema tan actual como el de los refugiados, sin resultar opresivo ni abrumador. Rodríguez sabe cómo transmitir los sentimientos del niño”.
    2Alma y la isla Mónica Rodríguez Los protagonistas de esta historia, ganadora del Premio Anaya 2016, son Alma, que sale del mar, y Otto, que se siente desplazado ante la presencia de la pequeña en su casa. La International Youth Library ha elegido este título entre los 200 mejores de 60 países y explica así su decisión: “Este libro, narrado desde la perspectiva de un niño, familiariza a los lectores con un tema tan actual como el de los refugiados, sin resultar opresivo ni abrumador. Rodríguez sabe cómo transmitir los sentimientos del niño”.
  • Con la llegada de la democracia se estiló en España editar libros sobre sexo para niños. La tradición se perdió y se recuperaron títulos como este en el que una sexóloga contesta a 101 preguntas de alemanes de ocho años (más curiosos que los españoles a esa edad, según sus profesores). La autora va al grano y de forma amena, sin aspavientos, contesta a sus inquietudes e incluso puede descubrir cosas a los adultos (un óvulo tiene el tamaño del punto de la i). Se acompaña de ilustraciones desternillantes.
    3Cuéntamelo todo, de Katharina von der Gathen Con la llegada de la democracia se estiló en España editar libros sobre sexo para niños. La tradición se perdió y se recuperaron títulos como este en el que una sexóloga contesta a 101 preguntas de alemanes de ocho años (más curiosos que los españoles a esa edad, según sus profesores). La autora va al grano y de forma amena, sin aspavientos, contesta a sus inquietudes e incluso puede descubrir cosas a los adultos (un óvulo tiene el tamaño del punto de la i). Se acompaña de ilustraciones desternillantes.
  • Con Heidi viene a la cabeza de cualquier adulto la imagen de la serie animada japonesa de los años setenta. Pero la historia de esta niña huérfana de cinco años criada por su abuelo en los Alpes es mucho más profunda y compleja. Nórdica recopila en un solo volumen los dos libros (Los años de formación y andanzas de Heidi y Heidi pone en práctica todo lo que ha aprendido) que escribió hacia 1880 Johanna Spyri, una maestra rural perfecta conocedora del mundo infantil y la vida en las montañas perdidas.
    4Heidi, de Johanna Spyri Con Heidi viene a la cabeza de cualquier adulto la imagen de la serie animada japonesa de los años setenta. Pero la historia de esta niña huérfana de cinco años criada por su abuelo en los Alpes es mucho más profunda y compleja. Nórdica recopila en un solo volumen los dos libros (Los años de formación y andanzas de Heidi y Heidi pone en práctica todo lo que ha aprendido) que escribió hacia 1880 Johanna Spyri, una maestra rural perfecta conocedora del mundo infantil y la vida en las montañas perdidas.
  • La narración gráfica no está solo para relatar historias divertidas, sino también otras más dramáticas. Es el caso de Jane, el zorro y yo, un título lleno de emoción que bucea con dibujos abocetados a lápiz y con manchas de color en el acoso escolar y la soledad adolescente, pero también en la esperanza. La tabla de salvación de Hélène, una chica de 12 años a quien sus amigas han dejado de lado, es leer la novela Jane Eyre, de Charlotte Brontë, pues se identifica con su desdichada protagonista.
    5Jane, el zorro y yo, de Isabelle Arsenault y Fanny Britt La narración gráfica no está solo para relatar historias divertidas, sino también otras más dramáticas. Es el caso de Jane, el zorro y yo, un título lleno de emoción que bucea con dibujos abocetados a lápiz y con manchas de color en el acoso escolar y la soledad adolescente, pero también en la esperanza. La tabla de salvación de Hélène, una chica de 12 años a quien sus amigas han dejado de lado, es leer la novela Jane Eyre, de Charlotte Brontë, pues se identifica con su desdichada protagonista.
  • 6LO MEJOR DE 2016: PRIMEROS LECTORES  Ir a noticia
  • 7LO MEJOR DE 2016: ÁLBUM ILUSTRADO  Ir a noticia