Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cápsulas de café con marihuana (que colocan): hablamos con su creador

En California es posible obtener los efectos de un porro tomando una taza calentita en el sofá desde que Jeffrey Paul, Vicepresidente y Director de Ventas de Brewbudz, comercializa café con THC, el principal psicoactivo del cannabis

El sabor de la marihuana se ha ido incluyendo cada vez más en alimentos que podemos encontrar en cualquier hipermercado, como la cerveza que sustituye el lúpulo por cáñamo y produce la sensación de estar bebiéndote un canuto sin miedo a viajes interestelares no deseados. Pero en países donde el consumo recreativo de cannabis es completamente legal, encontramos productos de lo más variopintos. El último hype: las cápsulas de café con cannabis.

El pasado 8 de noviembre, el estado de California (junto con Massachusetts y Nevada) declaró oficialmente legal el consumo de marihuana con fines recreativos, para ciudadanos mayores de 21 años y con un consumo de hasta 30 gramos. Apenas unos días después, la empresa Brewbudz, especializada en productos tratados con cannabis, inventa una nueva forma de tomar café con cannabis para gourmets: en cápsulas monodosis.

En su elaboración emplea la flor del cannabis mezclada con café 100% arábica. El contenido en THC (tetrahidrocannabinol, el principal psicoactivo del cannabis) varía según el uso, siendo de 10mg para las cápsulas empleadas con fines recreativos y 50mg para las cápsulas empleadas con fines medicinales. Según la propia marca, el café con cannabis ayuda a despejarse un poquito más que el café al uso. Y no sólo café, también vienen en el pack sus variantes de descafeinado, té e incluso chocolate caliente, con el objetivo de conseguir cierta relajación por la noche antes de irse a la cama

“Cada dosis cuesta aproximadamente siete dólares y existen también cápsulas de descafeinado, té y chocolate que producen los mismos efectos que un porro”

El resultado es que, en California, ya te puedes pegar un viaje de la manera más discreta. Además de no dañar los pulmones, el producto augura terminar con el olor de esas nebulosas densas de los fumaderos de salón, para sustituirlo por una taza y un sofá. El estimulante de la cafeína fusionado con el analgésico y depresor del THC, como cuando se inventaron el melón con jamón, el chorizo vegano o la paella con guisantes. Y su precio, alrededor de 7 dólares por taza. Echen ustedes mismos la cuenta.

Pero, ojo, el formato de estos pequeños porros bebibles no es apto para cualquier máquina. De hecho, ya hubo polémica porque el soporte elegido fue el de las máquinas Keurig, unas cápsulas de plástico nada biodegradables, que tenían el mismo poder contaminante que la explosión de Chernobyl. Esta polémica, casi lleva a la quiebra a la empresa, a pesar de intentar en mil ocasiones subsanar el error. Brewbudz, salió en defensa propia, alegando que las cápsulas empleadas en la fabricación de su café-cannabis monodosis, son 100% reciclables,y su descomposición total tan sólo lleva 90 días y sin dejar ningún rastro de resíduos tóxicos. De hecho, en la propia página web deja claro su manifiesto en defensa de la preservación del medio ambiente, un claro sí a la sostenibilidad.

Hablamos con Jeffrey Paul, Vicepresidente y Director de Ventas de Brewbudz, para que nos hable de este invento que genera adeptos y detractores a partes iguales:

¿Estáis contentos con vuestra fusión de café y cannabis?

Estamos orgullosos de lo que hemos hecho hasta ahora y consideramos que es un producto único que mezcla dos rituales personales, nuestro consumo de café o té y de cannabis, que puede ser para fines medicinales o recreativos. Con este producto estamos introduciendo varias innovaciones: un producto saludable para el consumidor y ecológicamente bueno, el uso de la flor en lugar de aceites o extractos que contienen el THC extraído de la planta y cápsulas 100% reciclables.

Aquí el invento.

¿Cómo surgió esta idea de crear cápsulas con marihuana?

Fue el resultado de buscar una opción innovadora en la industria del cannabis para hacerla más atractiva y para un público más amplio. Este producto se une a dos rituales de estilo de vida. La mayoría de nosotros tiene muy interiorizado el hábito de beber café o té, que es muy similar con el consumo de cannabis, especialmente para uso médico. Más del 61% de los adultos en los EE.UU. beben café y el promedio es de casi tres tazas al día. Este producto permite una forma discreta de consumir cannabis, apenas se aprecia el sabor a cannabis y no tiene olor, por lo que la gente alrededor no sabe que está bebiendo café/té con cannabis. Esto es atractivo para muchas personas que no quieren fumar o que no consumen cannabis.

¿Habéis encontrado algún problema desde el lanzamiento?

No han habido impedimentos diferentes a los que ya existían desde el lanzamiento. El problema más grande es que la marihuana todavía se clasifica como un narcótico de tipo 1 por el gobierno federal. Lo más complicado es que no se puede transportar productos entre estados, hay que cultivar la marihuana, fabricar los productos y venderlos al consumidor en cada uno de los estados que han aprobado el uso médico o recreativo. Además, las regulaciones en cada estado son diferentes, lo que afecta los tamaños de dosis del producto, el etiquetado, la distribución, entre otros. Así que es un negocio muy complicado.

¿Hay varios tipos de cannabis en las cápsulas?

Hay dos tipos básicos de marihuana: sativa e indica. Sativa ayuda a las personas a concentrarse. Un café con cafeína o un té de la mañana con marihuana sativa da a la persona un impulso. Indica relaja y reduce el estrés. Un café descafeinado y manzanilla o té con indica ayuda a la gente a relajarse por la noche y dormir mejor. Las cápsulas ofrecen ambas combinaciones, dormir bien y despertar bien.

Café, té, chocolate... ¿desarrollaréis nuevas bebidas o alimentos?

Sí, tenemos más productos planeados. El té helado y el café son algunos que estamos desarrollando.

¿Crees que esta invención podría llegar a Europa?

Nosotros queremos. Todavía estamos lanzando el producto en los EE.UU, pero a Europa le tenemos que echar aún un vistazo. Personalmente, me encantaría viajar a España y lanzar el producto en Europa, pero no es una prioridad de la compañía en este momento.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información