Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Bassat, el Donald Trump de la versión española de ‘El Aprendiz’

El publicista español estuvo al frente de la versión española del programa que encumbró al republicano al estrellato televisivo con un estilo muy distinto

Existe un Donald Trump español, aunque en realidad no se parezca en nada a Donald Trump. Durante 14 temporadas, el candidato republicano estuvo al frente del programa El Aprendiz, un show en el que un grupo de concursantes competían por un contrato millonario en una empresa del magnate. Cada capítulo, Trump prescindía de uno de los participantes, que se enfrentaban a su demoledora y determinante frase: "Estás despedido".

En España, la versión española del programa se estrenó en 2009 en la Sexta con el publicitario Luis Bassat, presidente honorífico del grupo Bassat Ogilvy España, y uno de las personas más influyentes de la publicidad española, en el papel de Trump, aunque con unos valores muy diferentes. "Me mostraron como ejemplo lo que él hacía en EE. UU., y la verdad es que no seguí ese ejemplo en absoluto", cuenta Bassat, reconocido también por su participación en la organización de las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. "Yo no aceptaba decir las cosas que decía Donald Trump en EE. UU.", explica Bassat, para desmarcarse totalmente de los valores que proyectaba el magnate en la versión norteamericana. "No creo que él llegara a ser candidato a la presidencia por El Aprendiz, pero seguro que fue algo que sumó en su carrera", añade.

"Dudo que una agencia de publicidad decente aguante la manera de hacer de Trump. Así que estoy seguro de que él se hace su propio marketing. Si se lo hiciera un profesional seguro que le habría dicho que no se puede ir por ese camino", abunda el publicista. "Los populistas consiguen rápidamente notoriedad, le dicen a la gente que van a solucionar sus problemas, pero no le dicen cómo. ¿Cómo resolverá EE. UU. el problema si Trump es presidente? Espero que no lo tengamos que ver nunca", cierra.