Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mar Flores posa por primera vez con su nueva pareja

La modelo y el empresario mexicano acudieron en Nueva York a la gala presidida por los príncipes de Mónaco

Mar Flores, con su nueva pareja Elías Sacal.
Mar Flores, con su nueva pareja Elías Sacal. GTRES

Mar Flores y su nueva pareja Elías Sacal han posado juntos por primera vez en un photocall. Ha sido en Nueva York durante la entrega de los premios Princesa Grace, presidida por Alberto y Charlene de Mónaco. De esta manera la modelo y el empresario dan un paso más en su relación que comenzó a principios del mes de septiembre aunque no fueron descubiertos hasta semanas más tarde en París. La exmodelo —que trabaja como diseñadora de bolsos para su propia marca, Mar Flores Madrid— acudió a la capital de Francia donde se celebraba la Semana de la Moda de París, para asistir a la fiesta que organizó la marca italiana Aquazzura.

Elías Sacal, de 51 años, se dedica al mundo empresarial. De nacionalidad mexicana, Sacal es heredero de una saga de constructores, presidente de la empresa inmobiliaria Gicsa y de la Femam (Federación Mexicana de Asociaciones de Amigos de los Museos) y director de la inmobiliaria Bay View Grand (BVG).

Ha pasado medio año desde que Mar Flores y Javier Merino anunciaran su separación —aunque como contó Flores en la Madrid Fashion Week de septiembre, la decisión estaba tomada desde agosto de 2015—. El empresario y la modelo estuvieron juntos durante 18 años, relación que dio como fruto cuatro hijos.Para Flores, este era su segundo matrimonio. Para Merino, el primero. La modelo ha dicho en repetidas ocasiones que no tiene prisa en enamorarse pero al parecer lo ha hecho poco tiempo después de oficializarse su separación.

Una de las últimas fotos de Mar Flores y Javier Merino.
Una de las últimas fotos de Mar Flores y Javier Merino. GTRES

A primeros de mes se supo que Flores y Merido habían llegado a un acuerdo para su divorcio. La custodia de sus hijos —Álvaro (12 años), Beltrán (10) y los mellizos Bruno y Darío (5)— será compartida, y también han acordado que el domicilio conyugal seguirá siendo el hogar habitual de los niños. En cuanto al acuerdo económico, ambos han establecido que ninguna de las partes tendrá compensación ya que los dos tienen sus propios ingresos.