El extraño caso del saltador que ganó la medalla pero borraron de las portadas

Daniel Goodfellow consiguió junto con Tom Daley la medalla de bronce en salto de plataforma de 10 metros sincronizado pero los medios británicos le eliminan de sus portadas

Goodfellow, de frente, se abraza a su compañero Tom Daley, tras lograr la medalla de bronce.
Goodfellow, de frente, se abraza a su compañero Tom Daley, tras lograr la medalla de bronce.Cordon

Daniel Goodfellow (19 años, Reino Unido) es sólo el compañero de Tom Daley (22 años, Reino Unido). O al menos así lo ven la mayoría de los medios británicos. El dúo logró, en la madrugada del lunes, la medalla de bronce en saltos de plataforma de 10 metros sincronizado y el más mediático de ellos, Daley, compartía una foto de ambos luciendo su triunfo y felicitando a su compañero. Pero parece que fue el único que quiso compartir el reconocimiento con Goodfellow; la mayoría de los medios británicos obviaban que allí, en esa plataforma había dos nadadores. La foto de portada era inequívocamente para un Daley exultante, luciendo bíceps tatuado con, como no, los aros olímpicos, sonrisa impecable y con el pulgar en alto. Solo él, sin nada ni nadie más a su lado.

El 'Daily Express' dedica su portada a un Daley triunfal y olvida sacar a su compañero de salto sincronizado Daniel Goodfellow.
El 'Daily Express' dedica su portada a un Daley triunfal y olvida sacar a su compañero de salto sincronizado Daniel Goodfellow.

Es indiscutible que Daley es un icono mediático, especialmente en su país natal. Su historia personal está llena de momentos de superación y coraje mientras sus logros deportivos en el trampolín le hacen sin duda merecedor de las primeras páginas. Es prácticamente la encarnación del espíritu olímpico y el espinoso trayecto que ha sufrido para llegar a lo más alto lo convierte en el sueño de todo periodista que quiera llenar de épica y corazón sus crónicas de los Juegos. Además, su físico prodigioso le convierte en un reclamo publicitario indiscutible y el haber salido del armario y estar prometido con un oscarizado guionista de Hollywood -Dustin Lance Black- no hacen más que sumarle puntos a un caché de popularidad que sobrepasa la altura de su trampolín.

Con ese tiburón mediático a su lado, estaba claro que Goodfellow iba a tener que cargar con el sambenito de “compañero de Daley” pero probablemente no se esperaba tal campaña por parte de los medios del que, no olvidemos, también es su país. Él, cuyo camino a Río no estuvo exento de arrojo tras superar dos lesiones, en codo y hombro, no ha querido entrar en la polémica ni siquiera teniendo en cuenta que en esta categoría es en la única en la que participa en estos Juegos. Pero quien sí lo ha hecho ha sido su madre a través de Twitter. Sharon Goodfellow aseguraba haberse puesto en contacto con periodistas de diversos medios pero sin obtener, por el momento, respuesta alguna. Asimismo, The Media Blog, con más de 74.000 seguidores en Twitter, se hacía eco del vacío en las portadas, en este caso del Daily Mail y del The Daily Telegraph.

"Enhorabuena a Tom Daley (y a su compañero Dan Goodfellow, quien parece haber sido sacado fuera de la historia)". Tuiteó The Media Blog junto a una foto de dos periódicos que habían ignorado el triunfo del saltador olímpico.
"Enhorabuena a Tom Daley (y a su compañero Dan Goodfellow, quien parece haber sido sacado fuera de la historia)". Tuiteó The Media Blog junto a una foto de dos periódicos que habían ignorado el triunfo del saltador olímpico.

Aunque no han sido los únicos que han menospreciado a Goodfellow, Daily Express también usaba la misma foto de Daley en solitario y The Times, que sí utilizaba dos fotografías de ambos nadadores, ni siquiera menciona el nombre de Goodfellow en el subtítulo y se refiere a él como el “compañero” de Daley. Algo que, según Alex Kay-Jelski, editor de deportes del Times, fue cambiado en la segunda edición del periódico. Kay-Jelski también aprovechaba para usar el viejo método de disculpa de acusar también a otros y añadía un pantallazo de la web de la BBC en la que tampoco se hacía ni la más mínima mención a Goodfellow. Mal de muchos…

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS